Aragón

investigación

"Necesitamos convocatorias para que la gente retorne a Aragón y demuestre el talento que tiene"

Pilar Martín Duque, investigadora senior del Gobierno de Aragón, desarrolla su proyecto con una 'Ayuda Semilla AECC' que le dieron hace 2 años. Se incorporó en la Comunidad gracias a Araid, una iniciativa para atraer o retornar talento.

Pilar Martín Duque, investigadora senior del Gobierno de Aragón.
Pilar Martín Duque, investigadora senior del Gobierno de Aragón.
Juan Antonio Pérez Vela

A Pilar Martín Duque, investigadora senior del Gobierno de Aragón, investigar en el extranjero le ha servido -dice- para quitarse los complejos. "Cuando te vas fuera lo que haces es abrir la mente y te das cuenta de que ni ellos son tan buenos como te venden, ni tú eres tan malo como te crees. Con dinero y medios se solucionaría el problema. No tenemos por qué tener complejo de inferioridad porque somos muy buenos, pero nos faltan los recursos para poder demostrarlo", asegura esta investigadora madrileña que pudo incorporarse a Aragón, gracias a una de las primeras convocatorias de Araid, la apuesta del Gobierno de Aragón por la ciencia y la incorporación de talento a la Comunidad.

Pilar es madrileña y lleva más de 20 años trabajando en la lucha contra el cáncer. Ha estado tres veces en Estados Unidos (en Houston, Nueva York y Carolina del Norte); también en Inglaterra y en Francia. Gracias a un programa del Gobierno de Aragón pudo incorporarse al sistema de ciencia aragonesa. Cuenta que fue de las primeras en beneficiarse de este proyecto, que ya lleva 11 convocatorias en marcha. "Hemos llegado mucha gente de fuera, y también aragoneses que investigaban en el extranjero han vuelto a casa. Yo lo hice con una de las primeras convocatorias de Araid y estoy muy contenta", presume orgullosa.

Hace dos años le concedieron una prestigiosa ayuda estatal (Ideas Semilla), que le ha permitido poner en marcha un ambicioso proyecto de investigación oncológica. "Hacen mucha falta estas ayudas. Hay comunidades que tuvieron estos programas antes que Aragón, como fueron Cataluña y el País Vasco. Lo que echo en falta es que las convocatorias muchas veces no te acompañan. Necesitamos más, para que la gente que retorne y se forme en condiciones muy buenas puedan demostrar todo el talento que tienen al volver", defiende esta investigadora, que colabora también activamente con la Asociación Española contra el Cáncer (AECC). A su juicio, la labor que realiza la Fundación científica de esta entidad es encomiable, aunque hace falta concienciar a la sociedad de la importancia que tiene donar a la investigación para hacer ciencia en España. "Durante toda mi vida me he presentado a las convocatorias de la AECC, a todos los niveles. Cuando salió esta ayuda semilla me presenté y a partir de ahí la asociación me empezó a ayudar en diferentes cosas. Conocí a AECC Aragón y su proyecto 'Voluntarios por la Ciencia'. Empecé hace un año y creo que es algo tremendamente necesario: acercar a la gente tanto la necesidad de hacer ciencia para curar el cáncer como que sepan adónde va el dinero que ellos ponen en la hucha cuando hay cuestaciones o hay carreras", añade. 

Su proyecto de investigación oncológica: usar virus antitumorales

Pilar Martín Duque, investigadora senior del Gobierno de Aragón.
Pilar Martín Duque, investigadora senior del Gobierno de Aragón.
Juan Antonio Pérez Vela

En la actualidad, Pilar es investigadora del Gobierno de Aragón y trabaja con su grupo en el Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud (IACS), donde está al frente de un ambicioso proyecto. "Lo que hemos hecho durante mucho tiempo es buscar transportadores o vehículos que lleven terapias específicamente hacia el tumor, sin tener efectos secundarios. Y hemos encontrado una serie de vesículas que sirven de comunicación entre diferentes órganos -incluyendo los tumores-. Lo que intentamos es ver si algunos virus antitumorales que son terapéuticos, como vacunas, podrían ir incorporados dentro de esas vesículas y ser transportados específicamente a estos tumores. Para ello, usamos unas vesículas que hemos aislado y son bastante selectivas en su migración hacia el tumor", explica la doctora.

En este sentido, la ayuda semilla ha contribuido a que su proyecto siga en marcha después de años de investigación. "Esta ayuda no es suficiente para contratar a nadie, pero sí para tener el material necesario para realizar el proyecto. No puedo derivar gastos, ya que está justo para comprar los reactivos, pero también ha servido para la formación de nuevos estudiantes que gracias a estas ayudas han podido realizar su Trabajo de Fin de Máster", precisa esta investigadora, para quien muchas veces también resulta difícil conciliar trabajo y familia. "La ventaja de la investigación es que tú te organizas los tiempos. Hijos no tengo, pero los padres que empiezan a ser ya mayores a veces tienes que ayudar en casa. Lo bueno de este trabajo es que te puedes organizar en el laboratorio. Aunque es verdad que horario fijo no hay y haces lo que necesites para sacarlo adelante", añade.

El mejor reconocimiento a su trabajo diario es la respuesta que da la gente. El año pasado tuvo la oportunidad de participar como voluntaria científica en el Congreso de Pacientes con Cáncer y este año estará en la Marcha contra el cáncer, en la que el año pasado participaron miles de aragoneses. "Desde voluntarios AECC, se puso una caseta en la cual estábamos científicos reales que trabajamos en investigación contra el cáncer presentándonos en sociedad y realizando experimentos sencillos con quien se acercara. Para nosotros también es difícil saber qué piensa toda esta gente", confiesa Pilar, quien se compromete a seguir activamente en esta lucha. "A todos nos da muchísima fuerza saber que toda la gente está ahí apoyándote. Y al mismo tiempo ellos tienen derecho y deben saber que ese dinero es real y que lo vamos a dedicar con todo nuestro cariño a la investigación", concluye.

- Apúntate a la VI Marcha contra el Cáncer en Zaragoza y Teruel

Etiquetas
Comentarios