Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

"Los 'me gusta' en Facebook no curan el cáncer"

El aragonés Alberto Jiménez Schuhmacher (Zaragoza, 1980) se convirtió en 2014 en el primer investigador español en lograr la financiación de un proyecto científico por medio de la plataforma de 'crowdfunding' Precipita.

El investigador Alberto Jiménez Schuhmacher, en el entorno del Parque del Agua, donde correrá este mes de junio la V Marcha contra el cáncer.
El investigador Alberto Jiménez Schuhmacher, en el entorno del Parque del Agua, donde correrá este mes de junio la V Marcha contra el cáncer.
Juan Antonio Pérez Vela

El investigador aragonés Alberto Jiménez Schuhmacher (Zaragoza, 1980) ha dejado de sentirse solo en el laboratorio gracias al 'crowdfunding'.

Su esperanzador proyecto de investigación oncológica contra el tumor cerebral más letal (el glioblastoma multiforme) se convirtió en 2014 en el primer trabajo científico que logró financiación por medio de la plataforma Precipita en España, y desde entonces -señala- no hay nada más "gratificante" para él que ese compromiso social que le respalda cada vez que se pone una bata.

"A mí me gusta decir que los 'me gusta' en Facebook no curan el cáncer. Del mismo modo, no hace falta una casilla en la renta para la investigación en cáncer; existen deducciones fiscales cuando donamos, podemos, al donar, redirigir nuestros impuestos. Poner 'nuestra' casilla", manifiesta.

A su juicio, el perfil del donante coincide con el de personas solidarias por naturaleza que dan dinero a la lucha contra el cáncer -o a otras causas benéficas con las que conectan- y se sienten felices por el mero hecho de hacerlo. "Cuando he hecho 'crowdfunding' me he llevado sorpresas muy grandes. La gente que dona, dona buenas cantidades. No sabían que podían ayudar a investigar y ahora son parte del equipo. Con esas personas tienes una relación diferente. Sientes una responsabilidad con ese dinero que recibes muy especial... Es como si no estuvieras ya solo en el laboratorio; te involucras más, porque tiene un componente social muy fuerte", confiesa.

Al hablar de la complicada situación que enfrenta la investigación en España, Jiménez Schuhmacher muestra su lado más crítico; el de aquel que ha visto cómo se disolvían proyectos y grupos prometedores por falta de inversión pública, conciencia e iniciativa privada a la hora de donar.

"Creemos que todo lo debería hacer el Estado, y debemos saber que nosotros también podemos hacer cosas. Lo que hay que impulsar son medidas que favorezcan que la gente y las empresas puedan donar, porque en investigación pública vamos muy mal, pero dinero privado para investigar hay poquísimo", añade.

En este sentido, Jiménez se muestra partidario de impulsar una 'Ley de Ciencia' que, en su ejecución presupuestaria, refleje realmente el compromiso de todos los partidos políticos con la investigación, y no solo promesas. "Una buena ley de ciencia significa un acuerdo real. Si luego no la dotas y la ejecutas, pasa como con la ley de dependencia", compara.

Para fomentar la conciencia social y las donaciones privadas a la investigación oncológica, Alberto también da razones. "Donar en investigación te hace partícipe de los proyectos. Además, si ayudamos entre todos a que haya investigación conseguiremos que los primeras personas que se beneficien de ellas sean pacientes de nuestros hospitales", alienta.

"Oxígeno" en tiempos difíciles

Si hay una entidad que en momentos difíciles ha dado "oxígeno" a la investigación oncológica en España, esa ha sido, a juicio de este investigador aragonés, la Asociación Española contra el Cáncer (AECC). "Si no fuera por la AECC, la investigación oncológica estaría en fase terminal. Mucha gente ha podido permanecer en investigación gracias a las ayudas de la fundación y yo me salvé también por los pelos, pero es que en mi situación había mucha gente... Hemos vivido unos años de crisis que han sido horribles y la AECC nos ha dado oxígeno para poder investigar, igual que se lo da a sus pacientes con la asistencia", opina Jiménez, quien gracias a una beca predoctoral de esta fundación cuenta actualmente con la ayuda de otra persona en el laboratorio, el zaragozano Eduardo Ruiz.

Ambos han querido ponerle cara a la investigación a través de este especial de la V Marcha contra el cáncer, que se celebrará en Zaragoza el próximo 17 de junio con el objetivo de seguir sumando fondos para la investigación oncológica. Alberto, quien colabora siempre que puede con la AECC, tiene muy claras sus razones para participar en esta jornada. "Corro para apoyar a la asociación. Tengo casos directos de cáncer, y la he corrido otras veces en Madrid -cuando estaba allí-. Para mí no es un acto deportivo, es un acto de solidaridad. La gente corre con una sonrisa, hay un ambiente muy especial, único... No es una carrera triste porque sea del cáncer, es una carrera feliz que te devuelve al laboratorio hipermotivado", cuenta con una sonrisa, la misma que ese día acompaña a todos aquellos que participan en la marcha.

Etiquetas
Comentarios