Aragón

Aragón

La Universidad de Zaragoza hará los análisis nutricionales de los menús escolares

Educación y las familias acuerdan el protocolo que evaluará la calidad de este servicio.

La plataforma por unos comedores de calidad invitó hace unos días a los políticos a compartir menú con los niños del colegio María Moliner.
La plataforma por unos comedores de calidad invitó hace unos días a los políticos a compartir menú con los niños del colegio María Moliner.
P. F.

La Universidad de Zaragoza será finalmente la encargada de hacer los análisis nutricionales específicos –y seleccionados periódicamente al azar– de los menús escolares de los colegios públicos aragoneses. Así lo ha confirmado Educación, que el pasado 30 de abril concluyó el protocolo de seguimiento y evaluación de la calidad de estos servicios, un texto acordado con las familias, en el que se recogen estos controles.

Esta vigilancia era una de las principales exigencias que la Plataforma por unos Comedores Escolares Públicos de Calidad llevaba tiempo demandando. Por lo que, de momento, los responsables de esta asociación están satisfechos con que el protocolo recoja estos análisis periódicos que certificarán la "autenticidad" de los alimentos y garantizarán que lo que pone en las etiquetas de los menús es lo que se sirve a los niños.

Pablo Alconchel, portavoz de la plataforma, ha recordado que, en opinión de las familias, los controles nutricionales que hace Sanidad –que se fija en cuántas veces a la semana se sirven verduras, carne, fruta o pescado en los menús–, están bien, pero no los consideran suficientes. Los padres quieren tener la certeza de que en los platos elaborados –como las albóndigas, las croquetas, las hamburguesa, las cremas etcétera–, los porcentajes de producto que se consigna en las etiquetas son ciertos. "Queremos que se analice la autenticidad de estos platos para comprobar que la hamburguesa que está etiquetada como de vacuno tenga realmente el porcentaje de carne que marca el etiquetado. O que la albóndiga de merluza lleve realmente merluza y no otro pescado o fécula", explicó.

Controles trimestrales

Desde la plataforma confían en que estos análisis nutricionales puedan empezar a hacerse este mismo mes de mayo. En el protocolo queda expresamente recogido que los primeros controles se harán con carácter inmediato tras la entrada en vigor del acuerdo y se avanza que a partir del próximo curso se harán con carácter trimestral. Ricardo Almalé, director de planificación de Educación, recordó, por su parte, que la intención del protocolo es facilitar que las familias participen más "en la garantía y la revisión de la calidad de este servicio". Almalé señaló que para Educación, el comedor escolar "desempeña también una función educativa".

Además de estos análisis nutricionales específicos, el protocolo incluye, como novedad, la obligatoriedad de que todos los colegios públicos de Aragón tengan una comisión de comedor escolar. Esto también ha sido muy bien acogido por las familias, ya que si bien algunos centros escolares ya la habían creado de forma voluntaria, ahora deben constituirla todos obligatoriamente. Según el texto, estará formada por docentes y familias y entre sus funciones cita la aprobación de la organización y funcionamiento del comedor y la supervisión del menú de las comidas.

Etiquetas
Comentarios