Despliega el menú
Aragón

educación

Críticas a los menús escolares, con poca verdura fresca y muchos procesados

La Plataforma de comedores escolares invitó este miércoles a siete políticos a comer en el colegio María Moliner y expuso las reivindicaciones pendientes.

Siete representantes de PP, PSOE, Podemos, PAR, Ciudadanos, CHA e IU comen en el colegio María Moliner, invitados por la Plataforma por unos comedores escolares públicos de calidad.

"Lo que comen un día en el colegio los niños cuesta menos de un euro. Creemos que la calidad de la comida puede mejorar más. Los políticos han podido comprobarlo en el colegio María Moliner", afirma Pablo Alconchel, portavoz de la Plataforma por unos comedores escolares públicos de calidad, que este miércoles invitó a comer a siete representantes políticos al comedor de este colegio zaragozano, en el barrio de San José. Acudieron candidatos de PP, PP, PSOE, Podemos, PAR, Ciudadanos, CHA e IU (VOX no fue invitado).

Niños y políticos comieron puré de zanahoria, albóndigas y fruta. Este menú, como el de la mayoría de los colegios de Zaragoza, fue cocinado y conservado por el procedimiento de línea fría. La comida se elabora en la cocina central de la empresa de catering (en este caso, Aramark, en la Cartuja), se conserva en frío y se lleva a los colegios, donde se almacena varios días antes de calentarla y servirla. El menú de este miércoles en el colegio María Moliner caducaba al día siguiente, según figuraba en las etiquetas de los recipientes de almacenamiento.

"El menú de este día es un ejemplo de la comida que reciben nuestros hijos todas los meses: poca verdura fresca y muchos alimentos procesados. La verdura la suelen servir en cremas. Este mes solo hay dos días de verdura fresca. Creemos que no se están cumpliendo los estándares de calidad. Pedimos a la DGA más control sobre los menús", afirma Pilar Álvarez, de la asociación de padres y madres del colegio y nutricionista.

Puré y albóndigas, menú de este miércoles en el colegio María Moliner.
Puré y albóndigas, menú de este miércoles en el colegio María Moliner.
P. F.

Según la información de las bandejas de almacenamiento de línea fría, este puré tenía un 22% de zanahorias y el resto de ingredientes eran agua, patata, sulfitos, aceite de girasol y sal. Las albóndigas tenían un 48% de carne y el resto, agua, cereales, fibra, azúcar y antioxidantes.

"En nuestro colegio y en otros centros hay muchos niños becados. En muchos casos su comida más saludable del día es la que hacen en el colegio. Debería cuidarse aún más por parte de la Administración. Nosotros hemos pedido cambiar el sistema de línea fría a cocina in situ, pero no sabemos si podrá hacerse", señala la presidenta de la APA, Patricia Prol.

El gobierno del PSOE ha comenzado con el cambio del sistema de línea fría a las cocinas in situ en los colegios. Nueve centros han cambiado este año y otro se ha quedado en espera (el de Valdespartera). Sin embargo, muchos más lo habían solicitado pero no ha habido presupuesto suficiente para todos. El colegio María Moliner es uno de los que lo habían reclamado. Los nuevos colegios ya se están construyendo con cocinas in situ.

La Plataforma por unos comedores escolares públicos de calidad aprovechó la comida con políticos en el colegio María Moliner para exponer sus reivindicaciones pendientes: eliminación del plástico en todo el proceso de línea fría (para calentar la comida se ha sustituido por acero inoxidable), fijar un plan de reconversión de cocinas, primar los criterios de calidad y medioambientales en próximas adjudicaciones y permitir que los colegios puedan elegir a las empresas de catering, entre otros.

Siete candidatos políticos comieron este miércoles en el colegio María Moliner.
Siete candidatos políticos comieron este miércoles en el colegio María Moliner.
P. F.
Etiquetas
Comentarios