Aragón

aragón

Guía para seguir el juicio entre los obispos de Barbastro y Lérida

Comienzan los preparativos en Barbastro para la celebración de la vista oral por la propiedad de los bienes, en la que la diócesis aragonesa pedirá que se condene a la catalana "a entregarlos de forma inmediata". 

Preparativos en el juzgado de Barbastro para la vista oral.
Preparativos en el juzgado de Barbastro para la vista oral.
José Luis Pano

Casi 25 años después del decreto vaticano ‘Ilerdensis-Barbastrensis de finium mutatione’, de modificación de los límites diocesanos, los obispos de Barbastro-Monzón y Lérida se enfrentarán este jueves en un juicio civil, por la demanda del primero contra el segundo, para resolver el capítulo pendiente de esa segregación: la posesión de 111 obras de arte retenidas en el Museo Diocesano de Lérida pese a ser propiedad de las parroquias orientales. Unas piezas de valor histórico, artístico y sentimental, pero también material. El valor de mercado supera los 8 millones de euros. 

En el edificio de los juzgados de Barbastro han comenzado este miércoles los preparativos para la vista oral. La expectación mediática es máxima, como demuestra el hecho de que se hayan acreditado 30 medios de comunicación y más de 40 profesionales. No ha sido fácil acoger a todos los periodistas, ya que la sala de vistas apenas tiene espacio para 20 personas y ha sido necesario adecuar como sala de prensa otra dependencia. 

El juicio arrancará a las 10.00 en el juzgado de instrucción número 1 con el interrogatorio de las partes, el obispo de Lérida, Salvador Giménez, y el de Barbastro-Monzón, Ángel Pérez. Le seguirá el de los testigos, el obispo emérito de Barbastro, Alfonso Millán, antecesor de Pérez; el secretario-canciller de esta diócesis, Pedro Escartín; y el delegado de Patrimonio, Enrique Calvera.      

Luego comenzará el interrogatorio a los tres trabajadores del Museo de Lérida: la conservadora-restauradora Nuria Gilart, el conservador Albert Velasco y el auditor de cuentas, Pedro Ruiz. Por último están los peritos, que deberán declarar sobre sus dictámenes: el profesor de Historia del Arte Antonio Naval; el presidente de la Real Academia de Bellas Artes de San Luis, Domingo Buesa; la conservadora del Museo de Lérida Carmen Belarbe; y el historiador y conservador del Museo Episcopal de Vic, Marc Sureda. La vista acabará con las conclusiones de las partes. Está previsto que se alargue el jueves en sesiones de mañana y tarde y finalice el viernes. 

Loading...

1. La demanda. Es una acción reivindicatoria para declarar las 111 piezas propiedad de las parroquias y sean devueltas "de forma inmediata a las mismas por mediación del Obispado de Barbastro-Monzón en su sede social". La interpuso este el 6 de febrero de 2018, en nombre propio y de las 44 parroquias, que le han otorgado poderes. El abogado de la diócesis es Joaquín Guerrero.

2. Demandas cruzadas. A la demanda principal se le suman otras, que deberá resolver el juez: Lérida pide el reconocimiento de la propiedad de 83 y el Museo, que le abonen los gastos de conservación.

3. El juez. Carlos Lobón Lacueva, del Juzgado de Primera Instancia de Barbastro número 1, será quien dicte sentencia.

4. El juicio. Comienza a las 10.00 el jueves, día 16, y se prolongará hasta el viernes, 17. La sala de vistas apenas tiene capacidad para 20 personas.

5. Partes en litigio. Como demandante figura el Obispado Barbastro-Monzón, y como parte coadyuvante o colaboradora, el Gobierno de Aragón. Los demandados son el Obispado de Lérida y el Consorcio del Museo Diocesano de Lérida, donde están depositadas las piezas. La Generalitat ha solicitado a última hora estar también como colaborador.

6. Los primeros en declarar. El juicio se abrirá con los interrogatorios de los dos obispos: el de Barbastro-Monzón, Ángel Pérez, como demandante; y el de Lérida, Salvador Giménez, como demandado.

7. Los testigos. Barbastro-Monzón ha propuesto a Alfonso Milián (obispo emérito de la diócesis), quien en 2008 y 2010, en la Nunciatura, firmó con el de Lérida sendos acuerdos para devolver las obras en 30 días; Pedro Escartín, en esa época vicario general; y Enrique Calvera, delegado de Patrimonio Cultural. Por Cataluña, el contable del Consorcio del Museo, Pedro Ruiz Espinós; y los conservadores de ese centro, Nuria Gilart y Alberto Velasco.

8. Los peritos. El Obispado de Barbastro llevará a Antonio Naval, experto en arte emigrado; y Domingo Buesa, presidente de la Real Academia Bellas Artes de San Luis. Los demandados, a Carmen Berlabé, conservadora del Museo de Lérida, y Marc Surera, director del Museo Episcopal de Vic.

9. Pruebas documentales. Aragón aportará las sentencias vaticanas, los dos acuerdos de la Nunciatura y cartas enviadas por Lérida reconociendo la propiedad. Cataluña presentará las cartas enviadas hace un siglo por el obispo Messeguer de Lérida a los párrocos aragoneses de su diócesis ofreciéndoles dinero, reparaciones o imágenes nuevas a cambio de las obras de arte.

10. La sentencia. Es posible que no se resuelva hasta el verano, pero nadie duda de que alguna de la partes la recurrirá ante la Audiencia Provincial de Huesca y posteriormente el Tribunal Supremo.

Etiquetas
Comentarios