Aragón

muere paloma tortajeda, a los 49 años

La 'maestra' de Paloma Tortajada en Cope Zaragoza: "Se ha ido demasiado joven, pero viviendo intensamente su gran pasión"

María José Cabrera, ya jubilada, recuerda emocionada a su compañera y amiga Paloma Tortajada, "una excelente persona, que estaba siempre dispuesta a ayudar, a aprender y a echarte una mano". 

María José Cabrera junto a Paloma Tortajada y otros compañeros de Cope Zaragoza, cuando trabajó en la emisora.
María José Cabrera junto a Paloma Tortajada y otros compañeros de Cope Zaragoza, cuando trabajó en la emisora.
M. J. C.

La periodista aragonesa María José Cabrera se emociona al hablar de Paloma Tortajada, su amiga y compañera de juventud en la radio. Dicen que fue su "maestra" en los primeros años, durante su paso por la cadena Cope Zaragoza, y tiene bien grabado el recuerdo de aquella etapa que hoy viene a su memoria. “Fue el origen de su profesión. Ella comenzó aquí y estuvo en la redacción. Había entrado para otros aspectos de la emisora, presentando música y demás, pero enseguida pasó a informativos", señala Cabrera, quien se jubiló hace una década y contó, en su despedida, con la presencia de su buena amiga Paloma. "Vino especialmente a la fiesta que me hicieron desde Madrid. Fue en 2007", recuerda. 

La periodista zaragozana Paloma Tortajada ha muerto a los 49 años, víctima de un cáncer. A juicio de María José, se ha ido demasiado pronto, dejando un vacío "muy grande" en el periodismo y en la radio, su medio. "A Paloma la recuerdo como una periodista que amaba tanto su profesión como la vida misma. Se ha ido demasiado joven, pero ha cumplido su sueño. No tenía otro que ejercer el periodismo, y creo que lo ha ejercido como debe hacerse: con rigor, apasionadamente y con una gran dosis de sentido común", subraya esta profesional de la Cadena Cope.

Ambas coincidieron en la fiesta sorpresa que los compañeros de la radio le prepararon a María José Cabrera. Fue en 2007, al poco de jubilarse esta. Hoy recupera esas fotografías para recordar a una amiga que siempre ha ejercido el periodismo con gran vocación y profesionalidad. "Era una persona con una capacidad de trabajo extraordinaria, con una curiosidad insaciable por todo y con una virtud que no todos los que trabajábamos en esta profesion tenemos o tienen, que era la humildad. Siempre preguntaba 'cómo lo he hecho', 'en qué he fallado', 'cómo puedo mejorar'. Esa faceta de su profesionalidad, sin duda alguna, unida a una muy buena formación la ha llevado a los puestos que ha ocupado", puntualiza María José, quien destaca por encima de todo la "bondad" de su amiga. 

"Más allá de la periodista y sobre la periodista estaba la persona. Paloma Tortajada fue una excelente persona. Estaba siempre dispuesta a ayudar, a echarte una mano; y sobre todo siempre dispuesta a aprender".

Con su muerte, a los 49 años, una de las voces aragonesas más conocidas de la radio ha dejado un "gran vacío" en el oficio de contar historias. Pero se ha ido -dicen quienes la conocen- viviendo intensamente su gran pasión, que eran el periodismo y la radio: "el medio de comunicación que mas amaba", subraya Cabrera. 

"Deja un gran vacío en las dos grandes cadenas en las que trabajó, en la Cope y en la Ser. Era esa voz que te contaba las cosas y conseguía que las personas se lo creyeran, y eso en la radio tiene un valor extraordinario porque durante mucho tiempo, antes de que el periodismo se extendiera a otros medios, hizo un gran servicio; un gran valor era la credibilidad, y Paloma lo tenía. Quienes tuvimos el privilegio de trabajar y de gozar de su amistad, la vamos a echar muchísimo en falta", confiesa esta periodista jubilada. 

Paloma Tortajada con Javier Romero, con quien coincidió en Cadena Cope, en la fiesta de despedida de María José Cabera (se jubiló en 2007).
Paloma Tortajada con Javier Romero, con quien coincidió en Cadena Cope, en la fiesta de despedida de María José Cabera (se jubiló en 2007).
M. J. C.
Etiquetas
Comentarios