Aragón

Muere paloma tortajada, a los 49 años

Compañeros de Paloma Tortajada: "La radio ha sido su vida. Era una enamorada de Aragón y lo expresaba con entusiasmo"

Manolo Estarreado, María José Cabrera, Juanjo Hernández y Paco Giménez hablan con cariño de una compañera que deja un "gran vacío" en las mañanas de la radio. 

Manolo Estarreado, María José Cabrera y Paco Giménez hablan con cariño de una compañera que deja un "gran vacío" en las mañanas de la radio.

La muerte de Paloma Tortajada deja un gran vacío en la radio. Lo dicen sus compañeros y amigos, también los oyentes que cada mañana se despertaban con ella y otras grandes voces del panorama nacional. El periodista Manolo Estarreado, quien coincidió con ella en Zaragoza en sus primeros años, la define en dos palabras: vocacional y sacrificio. "Ese ha sido el resumen de su vida. Lo que sentía por la radio, que ha sido su gran pasión", asegura el locutor de Cope Zaragoza. Ambos coincidieron a finales de la década de los 80. "Empezamos en Popular FM poniendo discos y luego en la evolución a informativos la tuteló María José Cabrera", añade este profesional de la radio. 

Aragón siempre fue un motivo recurrente en sus conversaciones, dentro y fuera de onda. "Amaba Aragón, defendía la radio y también su tierra", aseguran quienes coincidieron con ella. Cada 12 de octubre, Paloma bajaba a Zaragoza, donde tenía a su familia, y era también una más en la Ofrenda. "Hasta que se fue a Madrid, y lo hizo siempre que pudo hasta los últimos años, venía para el Pilar, se vestía de baturra y salía. Al tener la familia aquí, todos los meses venía a Zaragoza e intentaba defender esto", comenta Manolo Estarreado, quien confiesa que su fallecimiento, a los 49 años de edad, deja un "gran vacío" en el oficio de contar historias. "Paloma defendía la radio. Era totalmente vocacional; un referente por la mañana. Desde que estuvo con Iñaki Gabilondo, Ángel Expósito o Carlos Herrera... todas las mañanas era ella la primera que abría el programa", recuerda.

También el periodista y locutor de Cadena Ser, Juanjo Hernández, la recuerda con cariño y admiración, aunque no llegaran nunca a coincidir en Radio Zaragoza. "Su paso profesional en radio es Cope Zaragoza. María José Cabrera fue su maestra, la persona con la que primero trabajó", indica Hernández, quien solo tiene buenas palabras para referirse a ella. Conocía su enfermedad, pero evidentemente -confiesa- no sabía que podríamos llegar a este final. "49 años... En una mujer con una enorme capacidad de salir adelante, con muchísimas ganas de vivir. No solamente por la edad, sino por la situación profesional en la que estaba. La colaboración plena con Carlos Herrera, y desde luego su carácter. Un carácter absolutamente vital", destaca este locutor aragonés. Para Juanjo, la muerte de Paloma deja también un "vacío" en la radio, "porque es una mujer que expresaba su amor a este medio y su amor a Zaragoza" fuera de la ciudad. "Esta capacidad la tenía Paloma. Era una enamorada de su tierra y lo expresaba con muchísimo entusiasmo", confiesa.

Con su muerte, Aragón pierde a una gran voz. La que hablaba de su tierra fuera de ella, defendiendo sus tradiciones y costumbres, su valor y la de sus gentes. "Paloma es una mujer que hizo radio en Zaragoza y que habló de Zaragoza haciendo radio desde Madrid. Eso es muy importante. Era una mujer tremendamente profesional, con una gran capacidad de sacrificio y permanentemente sonriente, que ha estado al lado de las grandes voces y junto a ellas ha dicho con absoluta naturalidad y mucho entusiasmo que era de donde era y que tenía esa profesión", subraya Hernández, quien a pesar de no llegar a coincidir profesionalmente con ella, guarda un muy buen recuerdo de su compañera por diferentes motivos. "La conocíamos, la queríamos. Nos hemos cruzado profesionalmente. Yo estuve en Antena3 y cuando volví a Radio Zaragoza ella ocupó el sitio que yo dejé. Dígamos que se convirtió en la Cadena Ser y es lo que le sirvió para dar el salto", asegura este profesional de la radio, quien recordará siempre a Paloma por su "encanto natural" y su pertenencia a esta tierra. "Era una mujer especialmente zaragozana y aragonesa, y lo defendía fuera de aquí", sentencia.

El periodista de HERALDO DE ARAGÓN Paco Giménez coincidió también con ella en Antena3 Radio a principios de los 90 durante dos años. "Tuvimos mucho 'feeling' desde el principio porque los dos veníamos de la facultad de la Universidad del País Vasco", cuenta. A su juicio, Paloma fue siempre una "chica a la que se le notaba que le apasionaba el periodismo y sobre todo la radio. Disfrutaba en el micrófono y se le veía. Eso para alguien que está empezando es algo muy impactante", confiesa el periodista, quien destaca la "oportunidad" que tuvo Paloma de "dar el salto" a las cadenas nacionales y no dejar de venir a saludar y recordar los viejos tiempos con los compañeros con los que empezó. "Eso define su personalidad. Nunca fue quemando su pasado, sino que presumía de él", asegura este redactor.

Etiquetas
Comentarios