Aragón

Elecciones

Podemos concurrirá con Equo tras descartar el "inaceptable" acuerdo con ZEC

Escartín anuncia la ruptura tras llevar ocho meses conversando con Santisteve e Izquierda Unida en una negociación que no avanza.

MITIN DE PODEMOS / PABLO IGLESIAS Y PEDRO SANTISTEVE / SALA MULTIUSOS DEL AUDITORIO DE ZARAGOZA / 09/04/2019 / FOTO : OLIVER DUCH [[[FOTOGRAFOS]]]
Pablo Iglesias y el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, en el mitin de Podemos.
Oliver Duch

El secretario general de Podemos Aragón, Nacho Escartín, ha anunciado este miércoles que la formación morada concurrirá a las elecciones autonómicas y municipales del 26 de mayo en coalición con Equo y ha descartado el "inaceptable" acuerdo propuesto para Zaragoza por ZEC. Tras ocho meses de conversaciones, la negociación no avanza y ha sido imposible cerrar un pacto en un espacio en el IU está "sobrerrepresentado".

Escartín, en una rueda de prensa, ha afirmado este miércoles que nueve de cada 10 aragoneses podrán votar a esta coalición el 26M y ha recalcado que "no somos rivales ni adversarios" de ZEC. "Si no ha habido acuerdo, que cada uno afronte sus sentimientos", ha resaltado.

Asimismo, ha negado que la presentación de varias listas a la izquierda del PSOE pueda favorecer que ganen los partidos del "retroceso", en alusión a PP, Cs y Vox. 

La dirección de Podemos Aragón ya había decidido este martes empezar a registrar coaliciones con Equo para las elecciones autonómicas y municipales del próximo 26 de mayo sin esperar a que el viernes expirase el plazo legal para ratificarlas. Aún así, a última hora del martes se mantenía una mínima puerta abierta a un acuerdo casi imposible con ZEC para concurrir unidos al Ayuntamiento de Zaragoza. Puerta que ya ha sido cerrada este miércoles con las declaraciones de Escartín.

La fragmentación de la izquierda tendrá un efecto aún incierto en los resultados electorales. A última hora de la tarde de ayer, Podemos Aragón anunció su coalición con Equo para el 26 de mayo y parecía que, con ello, daba un portazo a la oferta de diálogo de Santisteve y ZEC. 

Santisteve intentó sumar a su causa al líder de los podemistas, Pablo Iglesias, de mitin en Zaragoza. Ratificado como cabeza de lista en las primarias de ZEC, el alcalde se sintió muy reforzado al comprobar cómo clamaba por la unidad buena parte del millar de asistentes al mitin de Unidas Podemos. Afines al ‘alcalde del cambio’ celebraron un forzado abrazo entre Santisteve y el ‘todopoderoso’ Iglesias, al que el líder de ZEC le encargó la misión casi imposible de reflotar in extremis la confluencia. La última propuesta que Santisteve hizo llegar el martes a la formación les ofrecía una integración de las listas elegidas en primarias con Podemos ocupando los puestos cuatro y siete. "Por la mañana ya les dijimos que no. No era un acuerdo equilibrado, justo y razonable", ha explicado el secretario general de Podemos en Aragón.

A pesar de ello, al finalizar el mitin, Santisteve quiso dejar clara su intención de seguir "dejándose la piel" para conseguir cerrar un acuerdo. "Más por nuestra parte no se puede hacer. Ha habido generosidad. Estamos poniendo en cuestión todo para dar a Podemos un espacio", aseguraba, para lamentar, acto seguido, que Escartín no diera "un paso valiente por la unidad". Lo que en realidad sentía el alcalde es que el líder de Podemos Aragón no quiera pasar por el aro aceptando los puestos que el de ZEC, unilateralmente, estaba dispuesto a ceder, y que no colman los objetivos de la formación morada.

Escuchando a Iglesias en la Sala Multiusos, Santisteve estaba en su salsa, arropado por Erika Sanz, Itxaso Cabrera y Héctor Vicente, valedores en Aragón de Pablo Echenique. Bien pudieron surgir del sector crítico con la dirección autonómica los gritos de unidad que muchos de los asistentes entonaron sin conocer la batalla soterrada que se escondía detrás de ellos.

"Si estamos defendiendo lo mismo: el plan de saneamiento y la reforma del Impuesto de Contaminación de las Aguas (ICA)", insistía Santisteve. Sentía como propia la intervención de la candidata podemista a presidir el Gobierno de Aragón, Maru Díaz, que detalló la denuncia que la formación presentó en Madrid contra el plan de depuración y la tortuosa lucha, que quedó en nada, para reformar el injusto cobro del ICA.

El alcalde de Zaragoza llegó a asegurar, incluso, que Iglesias estaba intentando acercar posturas, si bien el líder podemista dejó claro que la decisión final corresponderá a las "organizaciones aragonesas".

Fuentes cercanas a la negociación señalaron las múltiples dificultades que existen para que ZEC y Podemos reediten la confluencia. Las primeras tensiones llegaron cuando Escartín cuestionó que Santisteve tuviera que ser el número uno de la confluencia, y fueron en aumento con el holgado triunfo que logró Violeta Barba en las primarias municipales. Como candidata, la presidenta de las Cortes de Aragón anunció que no se iba a arrugar. Y no lo hizo.

La euforia tras la victoria terminó con un contundente revés: el plenario de ZEC rechazó las enmiendas con las que Podemos buscaba modificar el sistema de elección de la candidatura e intentaba que su censo de inscritos pudiera votar desde su propia plataforma en las primarias de ZEC.

A inicios de marzo, Podemos anunció su decisión de no concurrir a las primarias de ZEC y se abrió una nueva brecha con los críticos, pues algunos sí se presentaron al proceso. Con listas separadas y definidas en procesos de primarias, los protagonistas están más preocupados por salvar la cara y que no les señalen por el fracaso de la confluencia que por concurrir juntos a las municipales. Más que el programa, les separa el reparto de los puestos de salida en la lista y el peso específico de cada formación dentro de la confluencia.

Etiquetas
Comentarios