Aragón

Heraldo Saludable

La contratación de personal permite la reapertura de 35 camas del hospital Militar

El Salud incorpora a una veintena de profesionales y Defensa ha renovado a 19 sanitarios.

Instalaciones del hospital Militar.
Oliver Duch

El hospital General de la Defensa (Militar) reabrirá las 35 camas que tuvieron que cerrar a finales del año pasado por la falta de personal. La contratación de sanitarios por parte del Ministerio de Defensa y de una veintena de profesionales de diferentes categorías por parte del Salud ha permitido la puesta en marcha de nuevo de estos recursos. Con estas habitaciones disponibles, se intenta hacer frente a la presión asistencial en las Urgencias del Militar y del Miguel Servet, que ha aumentado significativamente en los últimos días con gripe.

La no renovación de 23 contratos de personal civil eventual ha complicado el funcionamiento diario del centro sanitario en los últimos meses. Para paliar esta situación, Defensa ha contratado 19 sanitarios (nueve médicos -tres de ellos internistas- y diez enfermeros para diferentes servicios), mientras que el Salud incorporará veinte profesionales de diferentes categorías (7 enfermeros, 4 auxiliares, 4 celadores y aux administrativos)

Fuentes internas del centro Militar consultadas por este periódico garantizaron que tras la incorporación de todos estos profesionales, el hospital está funcionando en estos momentos con normalidad. Con la reapertura de esta habitaciones, el Militar tendrá operativas tres plantas, de 35 camas cada una, y la unidad de cuidados intensivos (uci), que también estuvo a medio gas por la falta de efectivos. Todavía quedaría una cuarta planta disponible para necesidades futuras.

La colaboración entre el Ministerio de Defensa y el Salud es posible gracias la formalizaron el año pasado de un convenio que ha permitido la integración del centro militar en la red sanitaria pública aragonesa. Así, el Militar es centro de referencia para unos 70.000 ciudadanos de las zonas de Valdespartera-Montecanal, Romareda-Seminario, Casablanca y Torrero. La segunda fase plantea incluso un incremento de población.

La titularidad del hospital y el mantenimiento del edificio continúan siendo de Defensa, pero el Salud asume la gestión sanitaria y cuenta con representantes de todos los órganos de dirección y decisión. El Gobierno de Aragón, además, se hace cargo de la mayoría de gastos corrientes de las instalaciones, como los que se generan por la dispensación de fármacos o del material sanitario.

Aspectos por resolverse

Sin embargo, aunque las líneas generales del acuerdo están claras, según fuentes consultadas por este periódico, hay algunos aspectos del mismo que todavía tienen que concretarse y resolverse en las comisiones de seguimiento. Especialmente, el tema de personal que aporta cada uno. De momento, ambas partes se han mostrado partidarias de llegar a un acuerdo, dada la importancia del hospital en la capital aragonesa.

El Servicio Aragonés de Salud considera vital el uso de este centro para paliar la falta de camas de la capital aragonesa, sobre todo, en periodos de epidemia de gripe como el actual cuando las atenciones y las necesidades de ingresode los pacientes se multiplican.

Es habitual que el hospital Miguel Servet traslade a pacientes a otros centros sanitarios ante la falta de habitaciones libres. De hecho, ante la falta de recursos, el Departamento de Sanidad también busca un acuerdo con otros hospitales, como la MAZ, para aliviar la presión asistencial en el Royo Villanova. Es el hospital de la capital aragonesa con más problemas de espacio. Los usos se han multiplicado en los últimos años. Si 2005 cerró con 51.613 urgencias atendidas, 2016 lo hizo con cerca 80.000, unas 218 cada día.

Etiquetas
Comentarios