Despliega el menú
Aragón

Aragón, un país de montañas

Planes por Aragón para el 1 de enero

No hay que pensar que el uno de enero tenemos que quedarnos en casa; son varios los lugares en los que estrenar el año disfrutando de la naturaleza, del relax o de la riqueza patrimonial aragonesa.

Jacuzzi exterior del balneario de Ariño, uno de las propuestas para el día de Año Nuevo.
Jacuzzi exterior del balneario de Ariño, uno de las propuestas para el día de Año Nuevo.
Balneario de Ariño

El primer día del año es un buen momento para conocer la comunidad aragonesa. Aunque son muchos los establecimientos que permanecen cerrados durante este festivo, otras entidades y empresas no han querido hacer ningún parón y tienen puesto el cartel de abierto, también en estas fechas, atendiendo a todos aquellos que quieran disfrutar de una jornada de ocio, de relajación o de contacto con la naturaleza. Os presentamos tres planes para ese día:

Aguas termales, menú especial y senderos en el Balneario de Ariño

Por primera vez desde su apertura, el balneario de Ariño abre sus puertas en Nochevieja y Año Nuevo. Para el primer día del 2019, su restaurante La Alcuza ha preparado un menú especial en el que no faltan dos platos tradicionales de la zona: el ternasco y el bacalao. La ubicación del balneario, en medio de la Sierra de Arcos y en contacto directo con la naturaleza, nos permitirá, con algo de suerte, ver a través de las cristaleras de la sala del comedor a los grupos de cabras y otra fauna silvestre que baja desde las montañas a comer en los olivos cultivados alrededor del centro termal.

Serán los niños los que más disfruten de esos momentos, porque este balneario es un establecimiento en el que no hay problema para acudir con los más pequeños de la casa, no solo al restaurante sino también a los circuitos termales. Sin necesidad de estar alojado, en el centro Balnea se ofrecen tratamientos de hidroterapia, con los beneficios de sus aguas sulfatadas-cálcico-magnésicas, apropiadas para controlar los niveles de triglicéridos, colesterol y glucosa, tan amenazados en estas fechas, y con efecto antioxidante. Un jacuzzi exterior permite disfrutar de vistas directas sobre las montañas de la sierra.

Desde el balneario de Ariño, en 10 minutos se llega paseando al manantial de Los Baños. También a la salida del establecimiento se encuentra señalizado un camino cardiosaludable.

Recorrido guiado por Albarracín y visita a una casa museo del s. XVII

Los guías oficiales de El Andador no quieren dejar a ningún visitante sin la ayuda de un experto para recorrer Albarracín y el 1 de enero ofrecen una visita por esta hermosa villa medieval. «Comenzamos con una introducción a la historia de Albarracín para que puedan entender el porqué de la arquitectura urbana de la localidad», dice Pilar Vicente, una de las guías. El recorrido por los edificios civiles, religiosos y militares no es solo una panorámica del rico patrimonio local sino un viaje por su historia. «Salimos extramuros y explicamos las murallas aunque no llegamos hasta ellas, eso son ‘deberes’ que les mando para después: subir para ver la panorámica de Albarracín, y realizar el paseo fluvial para comprender la fortificación natural que tiene la ciudad», dice Vicente.

«En el recorrido también se visita la casa museo de la familia Pérez y Toyuela, un edificio del siglo XVII que conserva muebles y enseres del XVIII y XIX», dice la guía. Está permitido participar con mascotas, aunque el paso al museo no está permitido a los perros grandes, solo a los que se puedan llevar en brazos.

La visita sale a las 12.30, dura 90 minutos y cuesta 4 euros (menores de 9 años, gratis). Vicente afirma que «lo que más llama la atención a los visitantes es el color rojizo de las casas y la ‘desplomada’, es decir, la proximidad que tienen los aleros, pero todo tiene una explicación». Para conocerla, hay que participar en la visita.

La visita puede reservarse aquí  o en los teléfonos 978 700 381/667 260 601. El precio del recorrido es de 4 euros (niños gratis hasta los 10 años). El punto de encuentro para el recorrido es la plaza Mayor.

Paseos por los bosques del Parque Natural del Moncayo

El Moncayo muestra en invierno una cara poco habitual, al ser la única época del año «en la que se puede ver sus hayedos y abedulares desnudos, caídas ya todas las hojas», afirma Andrés Omeñaca, educador ambiental y guía de las visitas interpretativas por el entorno del Moncayo que se organizan desde el Ayuntamiento de Tarazona.

Estas salidas invernales, que se llevan a cabo por las mañanas, -también la del 1 de enero si se solicita-, permiten disfrutar «del único momento en el que el sol entra dentro de los hayedos», explica el experto. Las salidas se realizan en todoterrenos, desde donde los participantes recorren a pie el entorno, por lo que se trata de una actividad descansada que no exige ninguna forma física especial.  Las salidas pueden reservarse en el teléfono 638 984 572.

Tras una mañana entre hayedos y abedulares, por la tarde un recorrido por el casco histórico de Tarazona completará una jornada de asueto y convivencia.

Etiquetas
Comentarios