Branded
Suscríbete por 1€
Ariño: entre las huellas de los dinosaurios y de la tradición minera

Ariño: entre las huellas de los dinosaurios y de la tradición minera

Las rutas por el entorno de este municipio turolense descubren yacimientos de arte rupestre.

Zona recreativa en las afueras de Ariño.
Zona recreativa en las afueras de Ariño.

Un buen punto de partida para recorrer el término municipal de Ariño y admirar su entorno natural podría ser su área recreativa, situada en la sierra de Arcos. En este enclave, junto al merendero y a una antigua central eléctrica, se halla uno de los escasos puentes colgantes que existen en Aragón, y próximo a él otro lugar de interés: el santuario de la Virgen de Arcos. Además, desde esta zona de recreo, es posible internarse por las rutas de la ribera del río Martín.

Se recomienda no dejar de visitar el patrimonio urbano de esta localidad turolense, donde destaca la iglesia de San Salvador, que data del siglo XVIII, cuya torre, de una época anterior, llama la atención por su pronunciada inclinación.

Ariño es una de las poblaciones que conforma el parque cultural del Río Martín, que combina a la perfección la riqueza natural con el legado histórico. Así, se caracteriza por albergar yacimientos de arte rupestre levantino, con pinturas prehistóricas que se localizan en abrigos rocosos. Para comprender de un modo sencillo y ameno las formas de vida, creencias y concepciones artísticas de entonces, se recomienda la vista al centro de interpretación de Arte Rupestre ‘Antonio Beltrán’, en el mismo municipio.

También en Ariño existen huellas de varias especies de dinosaurios en una zona señalizada junto a la carretera de entrada a la localidad. No hay que olvidar el interés que despierta Valcaria para las visitas en familia, pues este centro que forma parte de Territorio Dinópolis permite conocer la vegetación y la fauna de hace 111 millones de años a través de reconstrucciones paleobiológicas a distintas escalas.

Por otra parte, la historia del municipio va ligada a la minería, pudiendo visitarse en su casco histórico algunos referentes a esta profesión, como el castillete del Pozo Corral Negro, que se encuentra junto al museo minero.

El apunte

De ruta por el Parque Cultural del Río Martín: en el entorno de Ariño, se han aliado los elementos de la naturaleza y la mano del hombre, creando cañones y barrancos espectaculares e interesantes huellas de la historia en forma de pinturas rupestres que han conformado el actual parque cultural, en el que existe una amplia red de senderos. Disfrutar de los manantiales de los baños: a dos kilómetros de Ariño, se encuentran estas aguas que fueron declaradas mineromedicinales y termales hace una década, estando indicadas para tratamientos del dolor, problemas respiratorios y afecciones de la piel, entre otras dolencias. En este enclave, de gran valor paisajístico y natural, se ha levantado un balneario donde los turistas podrán disfrutar del relax.No dejes de ver...

La riqueza del patrimonio paleontológico: en el yacimiento arqueológico de Los Baños se encontraron varios útiles prehistóricos. Igualmente, en Ariño existen huellas de varias especies de dinosaurios que se pueden visitar y que, además, han dado lugar a que el municipio forme parte del Territorio Dinópolis. El museo minero a cielo abierto: un conservado e interesante barrio minero levantado en torno al castillete, monumento central de la plaza.Apunta en el calendario

Semana Santa en Ariño: las cofradías de Ariño están compuestas por centenares de tambores y bombos que hacen de esta festividad una fecha muy especial. Así, destacan las procesiones del Miércoles y Viernes Santo y, sobre todo, la ‘Rompida de la hora’, en la madrugada del Jueves Santo. La celebración de Santa Bárbara: cada 4 de diciembre la población turolense se vuelca en festejar el día de Santa Bárbara, la patrona de los mineros, con una misa y una comida popular, que sirven de homenaje a la tradición del municipio.Ir al especial 'Impulsa Aragón'

Etiquetas