Despliega el menú
Aragón

Ribera asegura que no autorizará el cierre de la térmica sin un plan que garantice "que nadie se queda atrás"

La ministra visitará Andorra en enero para profundizar en las propuestas de Endesa y los agentes sociales

La ministra Ribera, junto a representantes del Gobierno de Aragón y agentes sociales
La ministra Ribera, junto a representantes del Gobierno de Aragón y agentes sociales
Oliver Duch

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha avisado a Endesa en Zaragoza de que no autorizará el cierre de la central térmica de Andorra en 2020 si la eléctrica no presenta un plan de acompañamiento suficiente. "Una empresa como Endesa que cuenta con seguir siendo importante en el panorama energético español sabe que una autorización de cierre solo es planteable en un contexto que venga acompañado por un plan de inversión que garantice que las personas de las comarcas de las que ha estado obteniendo beneficios durante mucho no se van a quedar atrás", ha dicho.

Ribera ha anunciado que visitará las comarcas mineras en enero de 2019 para analizar alternativas al cierre y que el Gobierno central trabajará junto al resto de los actores implicados por alargar la vida de la térmica más allá de junio de 2020, aunque siempre "dentro de los márgenes del derecho comunitario". "No vamos a salir de la Unión Europea por esto", ha recalcado.

En la reunión, a la que han asistido la alcaldesa de Andorra, el de Ariño, representantes de UGT, CC. OO., la empresa Samca y los empresarios, se ha vuelto a exigir "rotundidad" al Gobierno central. Lo importante, de acuerdo con Ribera, es recuperar el tiempo "lamentablemente perdido" en los últimos años. "Que Andorra se incorpore a la plataforma de regiones carboníferas y se pueda cerrar un buen programa que cuente con financiación de la Comisión Europea es clave. Nuestro objetivo es que nadie se tenga que irse de allí porque no resulte una opción que le resulte convincente", ha expuesto.

La ministra ha asegurado que Endesa tiene que tener un papel protagónico en la recuperación de la zona y ha recordado que el cierre no afectará únicamente a los trabajadores de la planta, sino a toda la actividad asociada, de la que dependen 4.000 empleos directos e indirectos. Para el presidente del Gobierno, Javier Lambán la ministra ha tenido la "desgracia" de heredar la desconfianza "sustancial" de Aragón al Gobierno de España provocada por la "desidia" del PP. Cree, no obstante, que "está en sus manos" revertir esa desconfianza en confianza. "Es lo que nos ha dicho que va a hacer y yo la creo", ha aseverado.

Etiquetas
Comentarios