Despliega el menú
Aragón

Endesa confirma ya a sus inversores el cierre "irreversible" de la central térmica de Andorra en 2020

La eléctrica presentará antes del 31 de diciembre la solicitud al Gobierno central y tardará entre cuatro y seis años en desmantelar la planta

La sede central de Endesa, en Madrid
Endesa confirma ya a sus inversores el cierre "irreversible" de la central térmica de Andorra en 2020
Enrique Cidoncha

Endesa ha confirmado este miércoles a sus inversores el cierre "irreversible" de la central térmica de Andorra en 2020. Lo ha hecho durante la presentación de su plan estratégico 2019-2021. A la eléctrica le han bastado dos líneas en una presentación de 55 páginas para dar carpetazo al carbón. Nada ha dicho, sin embargo, del plan de acompañamiento que deberá aprobar para obtener luz verde por parte del Ministerio de Transición Ecológica.

El siguiente paso será presentar la solicitud de cierre al Gobierno central, para lo que tendrá hasta el 31 de diciembre de este año. Fuentes de Endesa han recalcado que la central, que este año cerrará con alrededor de 3.200 operativas, trabajará "con normalidad" hasta el 30 de junio. A partir de esta fecha comenzarán los trabajos de desmantelamiento, que podrían prolongarse entre cuatro y seis años.

Endesa no invertirá los 190 millones de euros que necesitaba la térmica para adaptarse a la nueva normativa europea de emisiones contaminantes. Tendrá que invertir, no obstante, 170 millones para cerrar las plantas de Andorra y de Compostilla, en León.

El consejero delegado de Endesa, José Bogas, ha asegurado que el futuro "está marcado por la transición y la descarbonización". "El mix tiene que evolucionar hacia las renovables", ha dicho. La prioridad ahora, ha recalcado, es "incrementar la electrificación".

La compañía sí invertirá 1,3 billones de euros hasta 2021 en digitalización para captar "futuras oportunidades". Se compromete, asimismo, a alcanzar los objetivos de la ONU para 2050, que buscan reducir al 100% la presencia del carbón en el mix energético nacional.

Su objetivo para los próximos ejercicios es "invertir en nueva generación renovable manteniendo al mismo tiempo un parque de generación térmica suficiente para propiciar un respaldo competitivo y con bajas ediciones".

Endesa rebajará la potencia instalada de sus centrales térmicas en España y Portugal de los 5,1 gigavatios actuales a cerca de 3 de cara a 2021. Esta corresponde a la potencia conjunta de las plantas de As Pontes, en La Coruña, y Carboneras, en Almería, tras invertir en ellas para cumplir la normativa europea.

El consejero delegado de Enel, empresa propietaria de Endesa, ya adelantó ayer en Milán que las centrales de Andorra y Compostilla solo operaban "porque tenían subvenciones" y que sin ellas ya no había razón para que siguieran haciéndolo.

A nivel internacional, Enel rebajará en 7 gigavatios su capacidad térmica instalada. La renovable, en cambio, aumentará 11,6.

Etiquetas
Comentarios