Aragón
Suscríbete

Un horizonte complicado para los toreros aragoneses

La escasez de contratos, sumada a la incertidumbre que sobrevuela el futuro de La Misericordia, nubla el horizonte.

Alberto Álvarez, Imanol Sánchez, Miguel Cuartero y Serranito, en un tentadero.
Alberto Álvarez, Imanol Sánchez, Miguel Cuartero y Serranito, en un tentadero.
J. C.

Tras un inicio de temporada frustrado por la suspensión de San Jorge -la nueva empresa había preparado una corrida de seis toros para seis aragoneses- y el rechazo de las grandes ferias, los toreros de la tierra se preparan para vivir el verano más complicado de los últimos tiempos. La escasez de contratos, sumada a la incertidumbre que sobrevuela el futuro de La Misericordia, nubla el horizonte de quienes esperan con impaciencia la llegada de más oportunidades.

En lo que va de año, tan solo Antonio Gaspar ‘Paulita' se ha vestido de luces. El torero de Alagón actuó en la Feria de San Blas de Valdemorillo pero en los próximos meses no estará anunciado en plazas como las de Azpeitia o Ceret, que en anteriores campañas habían confiado en él.

Más esperanzador es el panorama de Alberto Álvarez. El ejeano espera hacer “cinco o seis" paseíllos de aquí a octubre. “Teniendo en cuenta cómo está todo, puedo sentirme afortunado. Hay varias plazas de la Comunidad que me han transmitido su confianza y después habrá que esperar a que se resuelva la situación de Zaragoza, ya que para nosotros es la llave hacia el resto de escenarios”, valora Álvarez, coincidiendo con las palabras de su compañero Daniel Cuevas.

"Los aragoneses estamos expectantes porque tenemos fe en que se nos haga un hueco en el Pilar. Antes, espero torear varios festivales y dos corridad de toros", señala Cuevas, que estrena el apoderamiento de José Antonio Canales Rivera.

Con la primera plaza de la Comunidad pendiente de que el Tribunal Administrativo de Contratos Públicos decida si los nuevos adjudicatarios pueden firmar el contrato y ponerse a trabajar, las otras dos capitales de provincia ofrecen los puestos de mayor peso. En Teruel, David Gracia -nuevo empresario a falta de la confirmación oficial- ya ha comunicado al Ayuntamiento su voluntad de que el torero local Sergio Cerezos haga el paseíllo en la Feria del Ángel. En Huesca, Alberto García ha apostado por la reaparición de Paúl Abadía ‘Serranito’ en la corrida de Adolfo Martín.

El torero zaragozano asegura estar viviendo una segunda juventud de la mano de Raúl Aranda. Otros como Carlos Gállego o Imanol Sánchez no tienen firmado ni un solo compromiso. "A día de hoy, lo único que tengo es confianza en mí mismo. Estoy seguro de que va a llegar el día en el que pueda demostrar que el torero de Aragón soy yo", indica Sánchez.

Ricardo Torres, quien tuvo que abortar su debut en la Feria de San Isidro por una rotura en el dedo, espera torear próximamente en la primera plaza del mundo. Sería el tercer año consecutivo que se anuncia en Las Ventas fuera del abono isidril.

Isiegas, al frente de los novilleros

Entre los novilleros, como ya sucedió la pasada temporada, Jorge Isiegas es quien más contratos tiene cerrados. El zaragozano, que ya ha toreado cuatro tardes en 2018, espera lidiar “alrededor de 15 festejos” en agosto y septiembre. Plazas como las de Cella, Azuqueca de Henares o Colmenar Viejo volverán a apostar por él, al tiempo que otros como Miguel Cuartero o Javier Espallargas, que en marzo actuó en el festival de Ricla, esperan que el teléfono vuelva a sonar.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión