Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Heraldo del Campo

"Cuando sabes lo que quieres en la vida, es más fácil conseguirlo"

Laurel&Tomillo es una empresa familiar de escabechados, de reciente apertura, que tiene su sede en la localidad turolense de Lagueruela.

Susana, Ángel y Andrea, en el obrador de su empresa.
Susana, Ángel y Andrea, en el obrador de su empresa.
Laurel&Tomillo

Hace dos años, Susana Lahuerta, su hermano Ángel, y su cuñada Andrea Lorga decidieron que ya era hora de materializar un sueño que llevaba mucho tiempo rondándoles por la cabeza: convertir las recetas centenarias de escabechados que habían visto hacer a sus madres y sus abuelas, en un producto gourmet, elaborado con los mejores ingredientes.

El fruto de este sueño es la empresa Laurel&Tomillo, que acaba de abrir sus puertas en la localidad turolense de Lagueruela, donde elaboran sus escabechados de conejo, perdiz y codorniz de forma artesanal. "Es un proceso que llevamos a cabo con el mayor mimo, cuidando todos los detalles y respetando los tiempos de la elaboración tradicional. El resultado final es un producto totalmente natural, sin conservantes ni colorantes", apunta Susana.

De la calidad de la carne sabe mucho esta familia que durante muchos años se ha dedicado a la cunicultura. Hace un tiempo, con las granjas de conejos ya cerradas, decidieron crear su propia empresa agroalimentaria. Y una de las razones que les impulsaron a ponerla en marcha fue su apego por el territorio en el que han nacido. "Queríamos demostrarnos a nosotros mismos que cuándo sabes lo que quieres en la vida es más fácil conseguirlo. Estamos muy sensibilizados con la despoblación que sufre la zona, algo que nos afecta directamente. Emprender en el medio rural es aportar nuestro grano de arena en esta lucha", insiste.

Y ellos tenían muchas ganas y mucha formación en este tema, ya que la base la traían de casa, gracias a lo que habían visto hacer en las antiguas cocinas familiares. Pero no se han conformado con seguir al pie de la letra las recetas y, gracias al buen hacer de Andrea en los fogones, y al carácter inquieto de los tres, han llevado a cabo una intensa búsqueda de las mejores materias hasta conseguir el maridaje perfecto.

"Al final, después de muchas pruebas y catas, nos hemos decantado por la excelencia en la materia prima. Es el caso del aceite de oliva virgen extra que utilizamos, procedente de una almazara familiar del Somontano, en Bierge, o la trufa negra de Teruel".

El resultado es un producto milenario adaptado a los exigentes paladares del siglo XXI. "Intentamos unir tradición e innovación, incorporando a nuestros escabechados nuevos ingredientes, como la trufa negra, para que aporten una experiencia gastronómica diferente".

Ahora ha llegado el momento de la comercialización en tiendas gourmet de toda España y a través de su web www.laurelytomillo.es, donde ofrecen recetas, cuyo ingrediente fundamental son sus sabrosos escabechados.

Más información en el suplemento Heraldo del Campo

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión