Aragón
Suscríbete por 1€

La nevada de este miércoles dejó tres muertos en Huesca

Un joven de 23 años murió en Formigal por un alud y un accidente en la A-1234 entre Binaced y Albalate de Cinca se saldó con dos fallecidos.

Dos personas murieron ayer en el choque de sus vehículos en la A-1234, entre Binaced y Albalate de Cinca.
Dos personas murieron ayer en el choque de sus vehículos en la A-1234, entre Binaced y Albalate de Cinca.
Heraldo

El temporal de nieve, lluvia y frío se dejó notar con fuerza este miércoles en Aragón y la peor parte se la llevó la provincia de Huesca, donde tres personas fallecieron en dos episodios vinculados a la borrasca.

El primer siniestro se registró poco antes de las 9.00 en una recta de la carretera A-1234 entre las localidades de Binaced y Albalate de Cinca. Un choque frontal entre dos vehículos se saldó con dos muertos: una mujer de unos 60 años, vecina de Osso de Cinca, y un hombre de 50 que ejercía de médico en Albalate de Cinca. En el momento del accidente, se dirigía a la consulta de Osso para sustituir a un compañero.

La directora general de Justicia e Interior del Gobierno de Aragón, María Ángeles Júlvez, precisó que "probablemente" el accidente se produjo debido "a las condiciones de la carretera". En el momento del accidente había nieve sobre la calzada, a pesar de que una quitanieves había limpiado la vía apenas media hora antes del choque, según precisó Júlvez.

Accidente en Formigal

Pasadas las 15.30, en la estación de esquí de Formigal-Panticosa, se registró la tercera víctima mortal del temporal en Aragón. Se trata de Martín Royo Pérez, de 23 años, que fue sorprendido por un alud cuando esquiaba fuera de pistas en la zona del pico Tres Hombres. El joven, vecino de Tramacastilla de Tena, era monitor de la Escuela de Esquí y sufrió una parada cardiorrespiratoria que sufrió tras quedar enterrado bajo la nieve. La muerte de estas tres personas fueron sin duda las peores noticia que dejó el paso del frente de nieve y frío, pero no fueron las únicas.

Según los datos facilitados por los centros de gestión de la DGT, a primera hora de la mañana se llegaron a registrar problemas de circulación en más de 1.500 kilómetros de la red de carreteras. Las quitanieves comenzaron su jornada a las 5.00, una hora antes de lo habitual, y tuvieron que emplearse a fondo para ir haciendo transitables las vías a medida que avanzaba el día. Las complicaciones aún persistían en 30 vías de Huesca pasadas las 13.30.

La DGT optó, sobre todo, por la prevención y por ello decidió retener a cientos de camioneros en Peñalba y Fraga. En esta misma línea, se decidió cerrar los pasos fronterizos del Somport, el Portalet y el túnel de Bielsa, además de los accesos al balneario de Panticosa, Llanos del Hospital y al Parque Nacional de Ordesa desde el puente de los Navarros (A-135).

Los estragos de la borrasca fueron analizados durante la mañana en la reunión que mantuvieron en el edificio Pignatelli los miembros del Centro de Coordinación Operativa del 112, organismo en el que tienen presencia, entre otras, la DGA, la DGT y la Guardia Civil.

Cortes de luz

Los vecinos de las Cinco Villas, además de circular con dificultad por las carreteras de la comarca, tuvieron que sufrir cortes de luz y teléfono durante siete horas en algunos casos porque la nieve dañó una línea eléctrica.

La intensidad de la borrasca comenzó a remitir mediada la tarde en gran parte de la Comunidad, aunque esto no significa que el peligro haya desaparecido. La gran cantidad de nieve caída en las últimas horas obliga a extremar las precauciones por aludes, sobre todo en los Pirineos, porque, según las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología, las temperaturas subirán durante la jornada de este miércoles.

Unos 2.300 alumnos sin clase y 30 centros cerrados

La nieve dejó este miércoles a unos 2.300 alumnos de todos los niveles sin clase. Los transportes escolares suspendieron prácticamente todas sus rutas en la provincia de Huesca, con especial incidencia en las comarcas de Sobrarbe, Alto Gállego y Monegros. Alrededor de 2.000 estudiantes se quedaron en casa, según los datos facilitados por el departamento de Educación del Gobierno de Aragón. El temporal también obligó a cancelar el III Congreso de Directores de Institutos de Aragón que se iba a celebrar ayer en el IES Pirámide como estaba programado.

En Zaragoza se suspendieron todas las rutas del IES Reyes Católicos de Ejea, las del IES Cariñena y las del CEIP de Belchite. La mayoría de incidencias se registraron en las Cinco Villas, aunque también hubo problemas en la comarca de Bajo Aragón-Caspe.

Plan contra el frío

En Teruel, las complicaciones fueron anecdóticas: tan solo medio centenar de alumnos no pudieron llegar a sus centros.

Por su parte, el Ejecutivo activó ayer un plan contra las bajas temperaturas en los colegios y los institutos. La consejera Mayte Pérez pidió a los centros que incrementasen las horas de calefacción, y si fuera necesario, la temperatura. También recomendó que los sistemas se mantuvieran encendidos durante el fin de semana para que las clases estén calientes el lunes.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión