Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Podemos garantiza ahora su abstención para cubrir el agujero millonario de la concertada

Tras votar en contra la semana pasada, facilitará la modificación de 31 millones en las cuentas para pagar al profesorado. Habla de "responsabilidad" y carga contra el PP por mantener su rechazo.

Podemos Aragón exige que no se den retrasos presupuestarios.
Pablo Echenique y Marta Prades, junto al logo podemista.
G. Mestre

La portavoz de Podemos en las Cortes de Aragón, Maru Díaz, garantizó ayer que su grupo parlamentario facilitará, al menos con su abstención, que el próximo lunes salgan adelante en las Cortes las dos modificaciones presupuestarias por 31 millones de euros que permitan pagar las nóminas de la escuela concertada del último trimestre del año. Once días después de que la formación morada votara en contra, junto al PP, en la comisión de Hacienda, Díaz justificó su cambio de postura por "responsabilidad" y en su intención de acabar con la "serpiente de verano" en la que, a su juicio, se ha enzarzado el "bipartidismo" a cuenta de la concertada.

Salvo sorpresas, las dos modificaciones se aprobarán el próximo lunes con los votos del PSOE, CHA, PAR y Ciudadanos, que serán mayoría al abstenerse Podemos. Mientras, el PP las seguirá rechazando porque la condición que ha impuesto al Gobierno autonómico –que el presidente aragonés, Javier Lambán, llame al líder del partido, Luis María Beamonte–, no se ha dado.

Para vestir su cambio de postura, la portavoz de Podemos dijo que había abordado con su homólogo socialista, Javier Sada, tres medidas para aumentar el control sobre las "irregularidades" en los cobros de la concertada, así como para avanzar en equidad y transparencia: la creación de una oficina pública que unifique el proceso de escolarización y gestione las quejas y denuncias sobre posibles "irregularidades", que se informe a las familias de la aportación que hace la Administración para sostener los centros concertados y que se igualen los precios del comedor (en los públicos se paga 86 euros al meses y en los concertados, hasta 50 euros más).

En su comparecencia, Maru Díaz reclamó un "compromiso público" al PSOE de asunción de estas medidas, aunque su portavoz, Javier Sada, se limitó a garantizar que se estudiarán. Eso sí, remarcó que están en la línea de la equidad y transparencia puesta en marcha por el Gobierno y sostuvo que nadie puede estar en contra de ellas.

Reparto de críticas

La diputada no tuvo reparos en cargar de nuevo contra la "chapuza" del Gobierno de Lambán por no presupuestar íntegramente los 156 millones que cuesta sostener los colegios concertados, aunque su grupo era consciente de ello cuando hace dos meses permitió con sus votos que salieran adelante las cuentas. Es más, pactó con el PSOE una enmienda para reducir la asignación a la concertada y rechazó otra del PP para cubrir el agujero. Maru Díaz alegó ayer que en la iniciativa del PP el dinero salía de la escuela pública, algo a lo que no estaban dispuestos.

En las dos modificaciones tramitadas ahora, 15,7 millones salen de la sección 30 del presupuesto, la de otros gastos, mientras que los restantes 15,3 se cubrirán con la aportación adicional del Estado.

Las críticas no solo se las llevó el Gobierno PSOE-CHA y muy especialmente su consejero de Hacienda, Fernando Gimeno, por llevar modificaciones presupuestarias a las Cortes sin contar con los apoyos necesarios. De hecho, el centro de las críticas de la portavoz de Podemos cargó contra el PP. Censuró su "cinismo" y le acusó de "secuestrar" las nóminas de los 4.000 profesores de la concertada. "Se tira un farol para jugar a hacer oposición por primera vez en dos años en un tema, la concertada, que no se cree nadie", dijo.

La respuesta socialista

El portavoz socialista no tardó en responder a sus socios de investidura, a los que agradeció que no hayan puesto "condiciones inexcusables" para apoyar el segundo intento del Gobierno por cubrir el agujero millonario de la concertada. También hizo lo propio con el PAR y Ciudadanos por sus votos y cargó contra el PP por su postura, que tildó de "chantaje irresponsable". "Está claro que al PP le preocupa la concertada solo como bandera política. Y le preocupa solo en todo caso la patronal, pero no los trabajadores, que son los que corren riesgo de no cobrar, ni la educación y las familias", subrayó.

Frente al ataque de socialistas y podemistas, la portavoz popular, Mar Vaquero, optó por guardar silencio, reafirmó que el partido mantiene su "coherencia" y se limitó a señalar que la requerida llamada del presidente aragonés a su jefe de filas sigue sin producirse.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión