Aragón

Heraldo Joven

Receta de gofres para celebrar su día internacional

Siempre es una buena excusa para disfrutar de esta delicia de origen belga sin salir de casa.

Una de las ventajas de los gofres es que se pueden combinar con cualquier ingrediente, sea dulce o salado.
Una de las ventajas de los gofres es que se pueden combinar con cualquier ingrediente, sea dulce o salado.

Aunque muchos desconocen esta fecha, cada 25 de marzo se rinde homenaje a una delicia internacional que se puede disfrutar en cualquier momento y acompañada de cualquier ingrediente, ya sea dulce o salado: el rico gofre belga. Un día muy curioso del calendario, y la excusa perfecta para preparar unos cuantos en casa y olvidarse de la operación bikini, al menos, por un día.

Disfrutar de una merienda de gofres en soledad es una pena, por eso, lo mejor es invitar a unos cuantos amigos a casa y convencerles de que sean los pinches. Las risas y el buen ambiente están asegurados, pues ya se sabe que la cocina en compañía siempre es mucho más agradable.

El siguiente paso es preparar una mesa con muchos ingredientes para que cada uno elija su combinación, no importa si son dulces o salados, solo que haya para todos los gustos. Algunas recomendaciones son la de plátano con chocolate, mermelada casera de naranja, espolvoreado con azúcar glas, de salmón y queso fresco, o de aguacate, pollo a la brasa y huevo frito.

Por último, hay que preparar los gofres caseros, para evitar que se queden fríos antes de degustarlos y haya que recalentarlos, ya que, aunque seguirán estando deliciosos, perderán parte del crujiente que los caracteriza.

Ingrediente para 6 personas:

500 g de harina 800 ml de leche 150 g de mantequilla 40 g de azúcar glas 5 huevos 1 sobre de levadura 10 g de salPreparación:

Derretir la mantequilla en el microondas y añadir a un recipiente donde estarán el resto de productos. Remover con ayuda de una cuchara de madera hasta conseguir una masa homogénea libre de grumos. Una vez lista la mezcla, hay que engrasar con mantequilla la gofrera (si no se dispone de una se puede hacer igual en la sartén o en la 'sandwichera', aunque no tendrán cuadraditos). Alcanzada la temperatura deseada, echar la masa con ayuda de un cucharón. Controlar los futuros gofres para que no se quemen, pero evitar que queden demasiado crudos. El punto perfecto lo alcanzan cuando están bien doraditos. Emplatar, cubrir con todos los ingredientes deseados y, ¡listos para degustar!-Ver otras recetas de cocina

-Ir al suplemento de gastronomía

Etiquetas
Comentarios