Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

La cabra montés continúa su expansión por Aragón

Los más de 11.700 ejemplares censados en la Comunidad han doblado su territorio desde 2006.

Varios ejemplares de cabra montés en los montes cercanos a Zaragoza
La cabra montés continúa su expansión por Aragón
Javier Abriego

Saltando de "piedra en piedra”. Así es como la cabra montés ha conseguido duplicar su territorio desde 2006 en Aragón expandiéndose por territorios como el sur de la comarca de Zaragoza.  

Esta especie herbívora, inusual en la Comunidad hasta hace dos décadas, ha ido poblando nuevos territorios. Algunos cercanos a núcleos urbanos. Según técnicos de Ordenación Cinegética del Gobierno de Aragón, se calcula una población superior a los 11.700 ejemplares de cabras montesas en Aragón en 2014.

En lugares como el sur de la comarca de Zaragoza, las sierras del Sistema Ibérico y el valle del Huerva se ha experimentado un crecimiento del 19% anual desde 2006. Los terrenos discontinuos y escarpados haposibilitado la expansión de la especie que, simplemente, ha buscado otros espacios rocosos donde poder alimentarse. 

Propagación desde Teruel

Sin embargo, la gran mayoría de estos herbívoros se concentra en la provincia de Teruel. Solo en esta zona se calculan más de 11.000 ejemplares, una cantidad lejos de la de Zaragoza donde se cree que puedan habitar unos 680 y nada que ver con Huesca donde tan solo se estiman unos 75 ejemplares.

Factores como el abandono rural, la disminución de la ganadería, la recuperación del bosque, el control del furtivismo y la progresiva urbanización de la sociedad han permitido una recuperación de este tipo de animales autóctonos en Europa. 

Y al parecer, se prevé un crecimiento todavía mayor. Emilio Escudero, jefe de sección de Ordenación Cinegética del Gobierno de Aragón asegura que la cabra montés va a continuar expandiéndose por la Comunidad en los próximos años hasta el punto de que cruzará el Ebro y colonizará miles de kilómetros en el Sistema Ibérico, el Pirineo y el Valle Medio del Ebro. "Los datos actuales nos indican cuáles son sus requerimientos de hábitat y ellos apuntan a una gran superficie de mucha calidad aún por ocupar", comenta Escudero.

Primero fue el jabalí, después el corzo y el ciervo y ahora le toca a la cabra. La reaparición de esta última tuvo su origen en los años 80 en los puertos de Tortosa y Beceite.  María Rosales, técnico de caza de la provincia de Teruel asegura que solo en esta zona, los cupos de caza de cabra montés han pasado de 1.000 a 2.300 en los últimos 8 años. Aún así sostiene que el crecimiento en número de la especie parece haberse estancado. No así su expansión. "Desde 2.000 han duplicado la superficie de hábitat", comenta. Se trata, según los expertos, de animales con una gran capacidad de adaptación.Una espectáculo natural

Javier Abriego lleva más de tres años estudiando a estos ejemplares. Este vecino de Zaragoza aficionado a la naturaleza consiguió, tras meses de perseverancia, grabar las rutinas de la especie en su expansión por nuevos territorios. "Me costó mucho ganarme su confianza porque son asustadizos. Pero cuando conseguí filmar los rebaños matriarcales de cerca fue todo un espectáculo", comenta Abriego.

Las horas de espera y la dificultad de seguir a las cabras por los montes cercanos a Zaragoza ( lo que según bromea le costó seis kilos de peso) dieron como resultado un impactante documento gráfico que el propio Abriego ha subido a la redes. “Quería enseñarles a mis paisanos la explosión de vida que se produce a las puertas, como quien dice, de sus casas", comenta este zaragozano.

La belleza de esta especie, y en especial, su vistosa cornamenta la sitúan como un blanco muy interesante para los cazadores furtivos. Según datos del Seprona, a lo largo de 2014 se produjeron 6 casos de caza furtiva de cabra montés en los que se recuperaron cuatro cabezas de cabra.  Unas 18 personas fueron denunciadas.

Etiquetas