Despliega el menú
Aragón

Comparecencia en las Cortes de Aragón

Serrat: "No somos un departamento de beneficencia"

La consejera de Educación ha dicho en las Cortes que el comedor es un servicio complementario, no "obligatorio" ni un "derecho" para todas las familias, y ha defendido los criterios fijados para el próximo curso.

La consejera de Educación Dolores Serrat
Serrat defiende un recorte del 48% en Deportes para no reducir más en Educación
JOSE MIGUEL MARCO

La consejera de Educación, Universidad, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, Dolores Serrat, ha afirmado este jueves que no dirige un departamento de "beneficencia", sino uno que vela por la Educación y que defiende la "corresponsabilidad" de las familias en las becas de comedor.

Así lo ha afirmado en su comparecencia en el pleno de las Cortes de Aragón, a petición del grupo socialista, para informar sobre los criterios fijados para la convocatoria de becas de comedor y material escolar del próximo curso.

"No somos un departamento de beneficencia, ni de servicios sociales, somos el departamento de Educación", ha apuntado Serrat, quien ha reconocido la función social que están teniendo las becas de comedor, dada la complicada situación económica de las familias.

Por ello, y tras asegurar que el comedor es un servicio complementario de la Educación, no "obligatorio" ni un "derecho" para todas las familias, ha defendido los criterios fijados para el próximo curso, ya que tienen el objetivo de llegar a los más necesitados.

De cara al próximo curso, se ha incrementado un 43% el presupuesto destinado a becas de comedor y material curricular, hasta alcanzar los 6,7 millones de euros, de los cuales cuatro son para comedor, ha explicado.

Las familias que podrán optar a estas becas serán aquellas que tengan unos ingresos anuales por unidad familiar que no superen el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), unos 6.400 euros.

"Las cantidades me pueden parecer insuficientes, me puede parecer que el nivel renta es muy bajo, puedo estar de acuerdo con usted, pero con este nivel de renta garantizamos que lo recibirán los que más lo necesitan", ha comentado en respuesta al PSOE.

Serrat ha reconocido "algunos errores" y "dificultades" en el sistema de becas de este curso, que han originado "muchas críticas", pero ha señalado que, a partir de esta experiencia previa, se han modificado algunas cuestiones de cara al próximo curso.

La primera de ellas es la eliminación de las medias becas, al comprobar las "dificultades" que han entrañado, con el objetivo de centrar las ayudas a las familias que más lo necesitan.

De esta forma, se dispondrá de una única ayuda de 90 euros al mes, para financiar el coste del comedor, que este curso ha sido de 96 euros mensuales. "Me gustaría invertir más", ha apuntado Serrat, pero con los recursos disponibles, ha afirmado tener la "obligación" de atender a aquellas familias con rentas más bajas.

Críticas de la oposición

Por su parte, la diputada socialista Mayte Pérez ha acusado a la consejera Serrat de "llevar a las familias a competir en la necesidad" y de no comprender que aquellas que solicitan la ayuda no lo hacen por gusto, sino porque realmente lo necesitan.

"Los ciudadanos hacen uso responsable del dinero público, no son culpables de la situación que atraviesan", ha manifestado.

También el diputado de CHA, Gregorio Briz, ha responsabilizado a Serrat de estar gobernando "contra las familias", favoreciendo la "segregación social".

"Estamos en las novelas de Galdós", ha resaltado Briz, quien ha recordado que hay alumnos en los centros que sólo comen una vez al día, gracias al comedor escolar.

Respecto a la corresponsabilidad de las familias en el comedor escolar, Barrena ha resaltado la situación en la que se encuentran muchas de ellas, debido a las políticas del Gobierno.

"¿De qué familias habla?, ¿De ésas que están en situación de pobreza y desahuciadas, sin subsidio, por las políticas que lleva el Gobierno? ¿De esas familias está usted hablando?, ha preguntado Barrena, quien ha lamentado que la consejera no tenga "ni caridad cristiana".

Por su parte, las diputadas del PAR y PP, María Herrero y Teresa Ferrando, han defendido la gestión del departamento de Educación y la "honestidad" de Serrat al reconocer fallos y querer cambiarlos

Etiquetas