Despliega el menú
Branded

obra nueva

Tendencias para disfrutar del tiempo en casa

La decoración rústica, inspirada en materiales y elementos de la naturaleza, es una de las más populares entre los expertos en decoración. Los espacios abiertos y la sencillez ganan cada vez más protagonismo dentro del hogar

La decoración inspirada en los elementos de la naturaleza es una de las tendencias de la temporada.
La decoración inspirada en los elementos de la naturaleza es una de las tendencias de la temporada.
Unsplash

Cuando se trata de decoración del hogar, no hay norma que sirva, pues no hay tendencia más importante que la del gusto de quienes las habitan. No obstante, los expertos en decoración comparten año tras año qué colores, formas y diseños pueden hacer a una casa digna de una revista.

Aunque Pantone, líder por excelencia del color, no ha revelado todavía cuál será el favorito del próximo año, lo cierto es que ‘Classic Blue’, el tono de este 2020, se quedará un tiempo más entre muebles y diseños para el hogar, pues se trata de un color atemporal, elegante y versátil, que se puede integrar con facilidad en sofás y dormitorios y que combina a la perfección con otra de las tendencias que sigue pisando fuerte entre los gurús de este campo: el estilo bohemio rústico.

Muebles de maderas naturales, sin barnices ni tintes y con cortes asimétricos, elementos étnicos y piezas vintage recicladas, que aportan un estilo desenfadado a la vivienda y crean espacios modernos y versátiles. Junto a esta propuesta, destaca también el estilo industrial, que combina estos mismos elementos con arquitectura vista, hormigón y hierro en los muebles y el negro como toque de color.

'Slow deco'

La pandemia también ha tenido su impacto en el mundo de la decoración, obligando a cuestionarnos cuántas cosas son necesarias para estar en calma dentro de casa. Para los seguidores de este nuevo movimiento, el ‘slow deco’, la respuesta es sencilla: quédate solo con lo esencial y disfruta de cosas sencillas y rincones especiales que hagan que todo el estrés se quede tras la puerta.

Este movimiento, a caballo entre el minimalismo y el estilo nórdico, apuesta por espacios abiertos en los que prime el blanco para una mayor sensación de amplitud, muebles con elementos naturales y textiles en tonos que inviten a la calma y el reposo.

Nada de aparatos electrónicos dentro del dormitorio para descansar de verdad, plantas que nos recuerden nuestra conexión con la naturaleza y un rincón destinado únicamente a charlar en familia... Esta filosofía va mucho más allá de elementos decorativos e invita a un ritmo más pausado para recordar que, a pesar de un confinamiento, disfrutar del tiempo en el hogar es el antídoto para muchos problemas. 

- Ir al especial 'Obra nueva'

Etiquetas
Comentarios