Despliega el menú
Branded
INFORMACIÓN ELABORADA CON TECNOCASA

¿Quién paga la plusvalía y cómo calcularla?

Desde Tecnocasa explican las principales claves que rodean a este impuesto, que es competencia de los ayuntamientos y que se aplica cuando se vende, dona o hereda una vivienda.

La plusvalía establece cuánto se ha revalorizado tu propiedad durante el tiempo que ha sido tuya.
La plusvalía establece cuánto se ha revalorizado tu propiedad durante el tiempo que ha sido tuya.
Freepik.

El Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana o plusvalía municipal es el impuesto directo que grava el aumento de valor de un inmueble durante los años de posesión y hasta su transmisión. Tal y como explican desde Tecnocasa, esto quiere decir que, si vas a vender un piso o una casa, la plusvalía establece cuánto se ha revalorizado tu propiedad durante el tiempo que ha sido tuya.

El Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales regula este tributo, determina el tipo de gravamen a aplicar en cada caso. Se trata de un impuesto que es competencia única y exclusiva de cada ayuntamiento.

Asimismo, la plusvalía municipal es la paga el vendedor del inmueble. En algunos casos también puede ser abonado por el comprador, si ambas partes así lo establecen. Pero existe una excepción. Cuando la persona que transfiere la vivienda no reside en España, será el comprador quien deberá hacer frente al pago. Además, si se trata de una donación, es la persona que recibe el bien la que debe liquidar la tasa. Y los contribuyentes que hereden un inmueble también deberán pasar por la caja del municipio para pagar este impuesto.

¿Cómo se calcula?

Para calcular el importe de la plusvalía, hay que aplicar al incremento del valor del terreno el tipo de gravamen fijado por cada ayuntamiento en concreto. Este, en ningún caso, puede exceder del 30%. El incremento del valor del terreno varía en función de dos factores. En primer lugar, del valor en el momento de la transmisión. Pero también cambia en función de los años que el transmisor ha sido propietario del terreno, con un máximo de 20. Este valor puede consultarse en el recibo del IBI.

Para determinar el importe exacto de la plusvalía, se multiplica el valor del terreno por el número de años que se ha tenido la propiedad y por el porcentaje anual que determina cada ayuntamiento dentro de los límites legales. Actualmente, si han pasado hasta cinco años de la adquisición, el porcentaje será del 3,70%. Si han pasado 10 años, el 3,50%. Si han transcurrido 15 años, el 3,20%. Y si se trata de 20 años, el 3%.

Hay que tener presente, no obstante, que en el cálculo de este impuesto no se tiene en cuenta el precio final de venta de la vivienda. Esto significa que, independientemente de si vendes por 10.000 o por 100.000 euros, el importe del impuesto será siempre el mismo.

¿Cuánto tiempo hay para pagar?

El tiempo que tienes para pagar este impuesto depende del tipo de operación que vayas a realizar. Por ejemplo, en una compraventa o donación de vivienda, el plazo es de 30 días hábiles a partir de la fecha de transmisión.

Pero, si se trata de una herencia, dispones de seis meses a partir de la fecha de defunción, prorrogables a un año si se solicita por escrito dentro de los seis primeros meses.

¿Por qué es polémica?

La plusvalía se convirtió en un impuesto polémico porque se aplicaba con independencia de si existía o no un beneficio derivado de la venta. Esto significaba que, si se vendía una casa a un precio inferior al que se compró, también había que pagar la plusvalía municipal.

Por ello, en los últimos años, su aplicación ha sido puesta en entredicho. Pero hace unos meses, el Tribunal Constitucional estableció que no era legal el cobro de la plusvalía cuando un inmueble había sido transmitido por un precio igual o inferior a su precio de adquisición. A partir de ahí, las personas que habían tenido que pagarla aunque hubieran vendido su casa a un precio inferior, tuvieron la posibilidad de reclamar la devolución de este impuesto.

Etiquetas