Despliega el menú
Branded
Suscríbete

Especial día mundial del medioambiente

Pequeños gestos diarios para lograr un mundo más sostenible

Son sencillas acciones que ayudan a cambiar el mundo. El respeto al planeta empieza en casa y se logra introduciendo en la rutina diaria una serie de hábitos, fáciles de llevar a cabo.

Gestos como estos cuidan el planeta.
Gestos como estos cuidan el planeta.
N.Auria

Cuidar el medioambiente es una responsabilidad que nos concierne a todos, de ahí la importancia de aportar cada uno nuestro grano de arena para conseguir que nuestros hábitos diarios sean lo más sostenibles posible.

Una tarea en la que los expertos aconsejan guiarse por la conocida teoría de las tres ‘R’ (reducir, reciclar y reutilizar), que nos permitirá frenar la contaminación y el impacto sobre el planeta.

El punto de partida está en las viviendas, donde acciones muy sencillas pueden provocar un giro completo en la contribución que cada uno hagamos a la sostenibilidad del planeta.

Gestos que podrían arrancar con el uso razonable del agua, un bien muy escaso, sobre todo en determinados rincones del globo terráqueo, donde el acceso al líquido elemento es una misión casi imposible. ¿Cómo podemos ahorrar agua en casa? Pues con un detalle tan sencillo como cerrar el grifo cuando nos estamos lavando los dientes o enjabonando las manos. También es importante cambiar el baño por la ducha y hacerlo lo más breve posible.

En el caso de las labores domésticas, se recomienda limpiar la vajilla con un estropajo húmedo antes de meterla en el lavavajillas y optar por electrodomésticos de clase A o A+, que son los que menos energía consumen.

Además, hay que poner la lavadora y el lavavajillas cuando estén llenos para optimizar su uso y consumir menos energía, sobre todo ahora, momento en el que los cambios de las tarifas de la luz están de plena actualidad.

Empiece a ahorrar reemplazando las bombillas de su casa por modelos de bajo consumo y apague las luces que no necesite y los electrodomésticos y cualquier aparato que no esté funcionando, como el ordenador o la televisión.

El uso de la energía que se consume debe ser lo más racional posible, por eso hay que evitar poner la calefacción muy alta en invierno y el aire acondicionado a temperaturas muy bajas en verano. ¡El planeta y su bolsillo lo agradecerán!

Kilómetro cero

Otra medida fácil de aplicar y muy sostenible consiste en comprar alimentos de kilómetro cero, cultivados cerca del lugar donde se vive. Con este medida se evita la contaminación derivada de llevar los alimentos de un sitio a otro.

Otro consejo relacionado con el mundo de la alimentación pasa por incluir en la dieta frutas y verduras orgánicas o ecológicas que, aunque incrementan un poco el valor económico de la cesta de la compra, son mucho más saludables, ya que no abusan de químicos como fertilizantes o insecticidas, que tanto daño hacen.

Y una vez hecha la comida y disfrutado de una buena sobremesa, toca hacerse cargo de los residuos. Reciclar es una de las mejores maneras de cuidar el planeta y no demanda ni demasiado tiempo ni esfuerzo. Coloque en su cocina o en la terraza cubos de cubos de basura especiales para cada residuo o haga la separación en bolsas o cajas. Y, sobre todo, clasifique los productos que sean reciclables con el fin de darles una segunda vida.

Otra medida muy ‘eco’ pasa por usar el transporte público y hacerlo de una manera razonable. Si se puede ir a un sitio caminando o usando la bicicleta, hay que elegir esta alternativa como la mejor de las opciones, ya que, además de hacer ejercicio se evita contaminar.

En el caso de tener que realizar desplazamientos más largos, deje el coche en el garaje de su casa y apueste por el autobús o el metro, porque más de la mitad de las emisiones totales de CO2 proceden del sector del transporte. Un porcentaje que, en la mayor parte de los casos, se origina en los viajes que los usuarios hacen desde casa al trabajo o al colegio.

Cuidar el planeta no es tan difícil como parece y basta pequeños gestos diarios para lograr un futuro más sostenible a corto y medio plazo. 

Vasos de plástico.
1

Menos plásticos y papel

Una de las claves del cuidado del planeta pasa por optimizar y rentabilizar correctamente los recursos que tenemos. ¿Es necesario utilizar servilletas de papel si existe la opción de tela? ¿Por qué empleamos platos y vasos de plástico en los cumpleaños infantiles si los de porcelana se lavan fácilmente? El uso indiscriminado de plásticos y material de papelería es altamente perjudicial para el medioambiente y el pequeño gesto de cambiarlos contribuye a mejorar el mundo.

Son muchos los productos que podemos comprar a granel.
2

A granel

Cada vez es más frecuente encontrar productos de limpieza elaborados con ingredientes naturales, libres de químicos y otros componentes. Además, están proliferando los comercios que basan su oferta en la filosofía del ‘zero waste’ y ahora es posible encontrar productos de limpieza a granel y también de alimentación (cereales, arroces, legumbre, leche, aceite...). Con esta opción de compra se logra reducir considerablemente los residuos que se generan en un hogar y se evita el uso indiscriminado del plástico y el cristal.

Ir al especial Día Mundial del Medioambiente

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión