Despliega el menú
Branded

Gastronomía

noticia patrocinada

La dieta mediterránea también se disfruta en forma de bocadillo

Esta se caracteriza por un alto consumo de cereales, aceite de oliva, legumbres, verduras y frutas.

Algunas de las propuestas de recetas saludables de Panishop.
Algunas de las propuestas de recetas saludables de Panishop.
Panishop

C on la vuelta al cole, llega uno de los quebraderos de cabeza de los padres: los almuerzos y las meriendas. Cada vez son más colegios los que se han sumado a los días de fruta, pero un bocadillo con un buen pan es otro de los tentempiés más que saludables para los niños. ¿Qué mejor que disfrutar de uno de los principales elementos de la dieta mediterránea?

Varios estudios científicos sobre pediatría corroboran que la dieta mediterránea reduce los factores de riesgo cardiovascular en niños y adolescentes con obesidad y mejora el índice de masa corporal, glucosa y grasas. Esta dieta se caracteriza por un alto consumo de cereales, aceite de oliva, legumbres, verduras y frutas.

De las cinco comidas al día recomendadas, la merienda es fundamental, ya que supone en torno a un 15% del aporte energético total diario. Hay que moderar el consumo de pan de molde y la bollería, pero un bocata relleno de alimentos saludables es un buen comienzo para una tarde llena de actividades extraescolares.

La dieta mediterránea admite 200 gramos diarios de pan repartidos en cuatro comidas. El integral, aunque aporta las mismas calorías que el blanco, tiene más vitaminas, minerales y ácidos esenciales y fibra, que ayudan en el tránsito intestinal e incrementan la sensación de saciedad.

La oferta de productos de Panishop es tan amplia como variada. Pan tradición, tahona de fibras, pan de pueblo, Tritordeum, Ordesa, Sarraceno... Para los bocadillos de los pequeños de la casa, puede optarse por cualquiera de los panes elaborados a partir de masa madre de cultivo. Sus fermentos naturales ayudan a reducir los azúcares y mejorar la digestión del pan, hacen unos panes más sabrosos y, además, mantienen su textura y sabor durante largo tiempo de forma natural.

Recetas con pan, sabor y salud Además del jamón serrano, la pechuga de pavo o el lomo que son típicos de las meriendas y están entre los embutidos más saludables, también hay otros cuyo consumo hay que moderar, como la mortadela, el chopped o el salami, ricos en proteínas pero también en grasas saturadas, colesterol y sal.

Por eso y para quienes andan faltos de ideas, desde Panishop recomiendan, por ejemplo, cortar dos rebanadas de pan sarraceno y untarlas con paté de olivas negras. Añadir unas rodajas de tomate y un poco de queso feta. Pan Ordesa con crema de untar, jamón de pavo y unas láminas de higo. Pan de agua untado con tomate, una chorrada de aceite de oliva y una loncha de jamón es otra buena opción.

- Información elaborada en colaboración con Panishop

Etiquetas