Despliega el menú
Branded
Suscríbete

en colaboración con turismo de aragón

Hospederías de Aragón: estancias para viajar atrás en el tiempo

¿Quién no ha soñado alguna vez con alojarse en castillos o palacios de otra época? Algo similar se siente cuando se pasan unos días en uno de los establecimientos hoteleros que conforman la Red de Hospederías de Aragón. En la actualidad, son seis los que están en funcionamiento

Edificios históricos y de gran interés patrimonial albergan las hospederías de Aragón. En la imagen, claustro del establecimiento hotelero de Roda de Isábena.
Edificios históricos y de gran interés patrimonial albergan las hospederías de Aragón. En la imagen, claustro del establecimiento hotelero de Roda de Isábena.
Laura Uranga

Grandes escalinatas, gruesas paredes y altos techos caracterizan la fisionomía de los edificios monumentales de siglos atrás que albergan las hospederías aragonesas. Así, palacios, castillos, monasterios y casas emblemáticas de los municipios de la Comunidad se convierten en escenarios perfectos para una escapada inolvidable.

Su historia y vinculación con el territorio consiguen que el visitante se traslade a otra época mientras se aloja en su interior. Amplias estancias, largos pasillos y silenciosos entornos son los ingredientes precisos para garantizar un descanso de calidad, que se combina con una rica oferta culinaria basada en productos tradicionales.

Seis hospederías, seis experiencias

El propio patrimonio de los establecimientos, el confort que ofrecen sus instalaciones, así como la tranquilidad y belleza de los alrededores y el mimo que se pone en el servicio de restauración son aspectos comunes de las hospederías aragonesas. Todas ellas son resultado de la revitalización llevada a cabo por el Gobierno de Aragón en territorios rurales, que se apoya en la recuperación de edificios históricos de titularidad pública, de ayuntamientos, diputaciones provinciales o de la misma administración autonómica, para ofrecer un servicio de atracción turística de calidad.

Son seis las hospederías aragonesas abiertas al público: el Mesón de La Dolores en Calatayud, la hospedería del Monasterio de Rueda, la de Loarre, la de Roda de Isábena, la de Sádaba y el palacio de Allepuz. Hay otras tres instalaciones que se se encuentran en proceso de renovación y que se espera se pongan en marcha lo antes posible: la hospedería de Iglesuela del Cid, el Castillo-Palacio del Papa Luna en Illueca y las instalaciones ubicadas en el monasterio de San Juan de la Peña.

Cada una de ellas tiene su propia personalidad y ofrece una experiencia distinta al visitante que merece la pena descubrir.

Descanso y buenos alimentos

Las hospederías son para el turismo autonómico lo que los paradores para el nacional: motores económicos de un sector estratégico que han contado con el respaldo de la Administración. En el caso de Aragón, estos establecimientos hoteleros son fruto de la inversión llevada a cabo por el Ejecutivo para dinamizar determinadas zonas rurales. Bajo ese empeño, se acondicionan edificios emblemáticos y emplazamientos privilegiados, que se caracterizan por su gran patrimonio histórico, artístico o cultural.

El resultado es una oferta turística de calidad pero a precio asequible, que se sostiene en la gran riqueza natural de las comarcas aragonesas y en una cocina de kilómetro cero que rinde homenaje a los sabores tradicionales de cada región.

Se trata, por tanto de una propuesta de valor en conjunto que tratan de reivindicar desde la Asociación de Empresas Gestoras de Hospederías Aragonesas, subrayando el reclamo de combinar el propio patrimonio de los alojamientos con el atractivo del entorno rural. Su presidente, Pedro Villanueva, afirma que otro de los objetivos del sector es crear una red nacional "para que el cliente pueda recorrer el patrimonio histórico del país de hospedería en hospedería y de rincón en rincón".

Redescubriendo el territorio

La asociación, de reciente creación, se está implicando en la promoción de este tipo de establecimientos, tradicionalmente solicitados por el turismo internacional y, quizá, más desconocidos para el nacional. Aunque eso parece estar cambiando, a tenor de los datos registrados en esta última campaña estival. "Se ha producido lo que podría denominarse como el turismo del descubrimiento", explica Villanueva, quien refiere que el turista nacional, dadas las actuales circunstancias sanitarias, ha priorizado la proximidad y la seguridad en la elección del lugar para pasar sus vacaciones, buscando nuevos destinos cerca de casa. En consecuencia, las hospederías han rozado el lleno durante todo el verano, a pesar de no haber contado con la presencia del turismo extranjero.

Este hecho y la constitución de la propia asociación el pasado año para tratar de paliar los estragos de la pandemia han sido las positivas consecuencias de una crisis que ha azotado con fuerza al sector, según coinciden desde las hospederías que actualmente funcionan en Aragón.

Es por eso que la red busca aunar fuerzas para poder mirar al futuro con optimismo, así como para garantizar el desarrollo y el correcto funcionamiento de los establecimientos, exigiendo unos estándares mínimos de calidad. Desde la asociación se quiere trabajar con agentes públicos y privados de la Comunidad para reforzar una oferta basada en la historia, el patrimonio, las tradiciones y la gastronomía.

De hecho, el arraigo del establecimiento debe ser uno de sus puntos fuertes, apoyando la labor de los productores locales y promoviendo cualquier manifestación cultural ligada al territorio, tal y como apunta el presidente de la asociación de hospederías aragonesas.

En este vínculo la gastronomía cumple un papel fundamental, según confirman desde el sector, que apuesta de forma decidida por incorporar los productos de la zona y por rescatar platos y guisos populares.

Con la vista puesta en que el número de establecimientos crezca, al igual que el de visitantes que se acerquen a sus instalaciones y el de alianzas para continuar ofreciendo un turismo de máxima calidad, el sector augura una larga vida a las hospederías.

Hospedería La Dolores (Calatayud)
Hospedería La Dolores, en Calatayud
-

"Ojalá haya muchos meses más como estos tres últimos de verano", dice Verónica Sánchez, directora del conocido como Mesón de la Dolores, quien confía en que esta recuperación de la actividad sea definitiva. Abierto, en su interior, el museo que se dedica a la Dolores, protagonista de la famosa copla y parte de la historia viva de Calatayud, la hospedería parece recobrar su pulso habitual.
¿Dónde está? Es un palacio del siglo XV, cuya titularidad ostentaba el Marqués de Ayerbe y que posteriormente pasó a convertirse en el Mesón de la Dolores, en Calatayud.
¿Por qué visitarla? Es el palacio noble más antiguo de la ciudad y su restauración es aplaudida en cualquier web de recomendaciones gastronómicas. Tradición y buen hacer se combinan para dar lo mejor a los clientes.

Hospedería Monasterio de Rueda (Sástago)
Hospedería de cuatro estrellas en el monasterio de Rueda.
-

Este verano se ha colgado el cartel de ‘completo’ varios días en la hospedería del monasterio de Rueda. Así lo confirma su directora, Marina Acero, que añade que el público objetivo del establecimiento es aquel motivado por el turismo cultural, la tranquilidad del entorno y la gastronomía tradicional y de la zona.
¿Dónde está? La hospedería se encuentra dentro del conjunto monumental del monasterio de Rueda en Sástago, uno de los máximos exponentes de la orden del císter en Aragón.
¿Por qué visitarla? El eslogan dice que la estancia en la hospedería ‘alimenta el alma’. Y es que pasar una noche en ella es una invitación a la desconexión y la paz, solo interrumpida por «el canto de los pájaros por la mañana», tal y como explica su directora.

Hospedería de Loarre
Hospedería de Loarre
-

La campaña estival ha sido mejor de lo esperado para la Hospedería de Loarre, según informa su director José Yeguas, quien aclara que a las instalaciones, tanto para dormir como para comer, han llegado visitantes de procedencia nacional de muy variado perfil.
¿Dónde está? Edificio del siglo XVI ubicado en la plaza central del municipio de Loarre, a los pies del castillo.
¿Por qué visitarla? Su entorno es privilegiado, pues en él se hallan el castillo de Loarre y los Mallos de Riglos, importantes puntos de atracción turística.

Hospedería de Roda de Isábena
Hospedería de Roda de Isábena
-

Si hay algo que caracteriza a los que se alojan en la hospedería de la Ribagorza es la búsqueda de la tranquilidad. Así lo asegura su director Alberto Lamora, que apunta que el senderismo y la huella románica del patrimonio de la zona son los principales atractivos del entorno.
¿Dónde está? La hospedería se levanta sobre los muros de la antigua abadía de la catedral de San Vicente de Roda de Isábena, obra de los siglos XI y XII, en la Plaza Mayor de la localidad.
¿Por qué visitarla? El comedor de la hospedería tiene 800 años de historia, pues era el antiguo refectorio de la catedral.

Hospedería de Sádaba
Hospedería de Sádaba
-

Aunque reconoce que este está siendo "un verano estupendo", Toño Monzón, gerente de la hospedería cincovillesa, afirma que la incertidumbre continúa, después de las circunstancias que han acompañado al último año y medio.
¿Dónde está? El edificio, la llamada casa Cortés, es un caserón de origen gótico, situado en la Calle Mayor del municipio de Sádaba.
¿Por qué visitarla? El entorno, con el principal atractivo de las Bárdenas Reales, y el trato que brindan en la hospedería, volcado en la calidad del servicio y en la comodidad de sus clientes, son las principales bazas.

Hospedería de Allepuz
Hospedería de Allepuz
-

El pasado mes de agosto ha sido uno de los mejores de los últimos años en cuanto a ocupación para esta hospedería turolense. «Esto abre buenas perspectivas de cara al otoño», afirma optimista Fernando Obis, responsable del alojamiento, que explica que los visitantes se motivan con actividades culturales y deportivas.
¿Dónde está? El palacio o Casa Grande de Allepuz, del siglo XVI, representa una arquitectura civil renacentista de influencia italiana típica de la época.
¿Por qué visitarla? Es un hotel que llama la atención por sus instalaciones y su cuidada decoración, fieles a la época de los Siglos de Oro.

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión