Despliega el menú
Branded

Crece el interés por el modelo de atención de la residencia Rey Ardid Rosales de Zaragoza

No solo las familias están demandando información sobre el centro residencial, sino que este ha despertado el interés del ámbito científico y social.

Los primeros residentes están llegando al centro, especializado en demencias, de forma escalonada.
Los primeros residentes están llegando al centro, especializado en demencias, de forma escalonada.

Ya son una veintena los residentes que alberga la nueva residencia Rey Ardid ubicada en la zona de Rosales del Canal de Zaragoza, a los que se irán sumando más cada semana. Estos ingresos se seguirán produciendo de forma escalonada en los próximos mesespara garantizar la buena acogida de cada una de las personas que entran a formar parte del proyecto residencial Rey Ardid, así como para procurar una correcta intervención en el ámbito familiar, pues como bien recuerda la directora del centro, Paula Álvarez, "suelen ser momentos de muchos sentimientos encontrados para los familiares y precisan de acompañamiento". 

El personal también se va incorporando progresivamente conforme van ingresando los residentes y a día de hoy ocupa a un total de 25 personas a pleno rendimiento.

RESIDENCIA REY ARDID ROSALES
DirecciónJohann Sebastian Bach, 2
(Rosales del Canal)
Teléfonos976 541 782/ 674 263 683
Emailrmrosales@reyardid.org

"El balance es muy positivo por la respuesta de las familias y las continuas peticiones de información y de ingresos que estamos recibiendo", explica Álvarez, quien subraya que varias de esas solicitudes tienen que ver con personas que han pasado la covid-19 y a las que les han quedado secuelas a nivel neurológico y físico. Para la directora, este dato no es una sorpresa, pues diversos estudios europeos y norteamericanos han abordado la afectación de este virus en el tejido neuronal e, incluso, en el inicio de la demencia, una vez superada la enfermedad: "Se trataría de personas que no tenían previsto un ingreso residencial, pero que ahora necesitan cuidados específicos como terapias de estimulación y fisioterapia respiratoria", concluye la directora.

"Hay personas que tras pasar la covid-19 necesitan ahora cuidados específicos por sus secuelas a nivel neurológico y físico"

Es precisamente el modelo de atención de la residencia, centrado en la persona, y sus tratamientos, tanto de rehabilitación física como de estimulación cognitiva, los que han despertado el interés de la comunidad científica y social, que tal y como explica Álvarez, están demandado nuestra colaboración: "Hospitales prescriptores en el ámbito de la demencia, trabajadores sociales y centros de salud principalmente", concreta la directora, que ya tiene previsto materializar esa colaboración aunque, de momento sea por medios telemáticos. Todo ello coloca a Rey Ardid Rosales en el foco de atención de la investigación y los avances sobre el alzhéimer.

Destacan sus terapias no farmacológicas para fomentar la autonomía y el bienestar de los residentes: musicoterapia, terapia asistida con animales, con muñecas, además de llevar a cabo distintos ejercicios de estimulación cognitiva, como reminiscencias, talleres de memoria o estimulación sensorial en el jardín terapéutico de la residencia. Esto se acompaña por una apuesta por el ejercicio físico y la rehabilitación funcional. "Trabajamos con lo que se denomina actividades significativas, relativas al día a dia, como comprar, cocinar o cuidar del huerto que ayudan a participar de tu dia a través de lo cotidiano", explica Álvarez, quien añade que "esto es posible cuando conocemos a nuestros residentes, cuando respetamos y ponemos en valor su dignidad, sus deseos, sus preferencias, su historia de vida, cuando el cuidado y el personal que le atiende se centra en la persona, protege su intimidad y sus decisiones, cuando se sigue teniendo el control de tu vida", concluye la directora de la residencia.

Etiquetas