Despliega el menú
Branded

información elaborada con Residencia Rey Ardid

"Queremos dignificar a los mayores y disminuir la sobrecarga de sus familias"

Paula Álvarez es la directora de la nueva residencia que la Fundación Rey Ardid ha inaugurado en el barrio zaragozano de Rosales del Canal.

Paula Álvarez, directora de la nueva residencia
Paula Álvarez, directora de la nueva residencia
R.R.A

La nueva residencia de mayores de la Fundación Rey Ardid abre sus puertas, en el barrio zaragozano de Rosales del Canal, con el reto de convertirse en un centro especializado en la atención integral de las personas mayores con alzhéimer y demencia, que permita llevar a cabo una prevención, un tratamiento y una atención de calidad centrada en la persona y sus familias.

¿Sobre qué pilares se asienta este centro?

Se trata de un centro que combina un diseño y construcción muy pensados, que se adapta a las necesidades del usuario mediante el uso de espacios amplios, luminosos y hogareños, distribuidos en diferentes salas de convivencia. Además, hay que destacar la formación y el trato humano de nuestro equipo de profesionales y la aplicación de unos programas de atención específica.

Una residencia que continúa con la filosofía y el compromiso permanente de la Fundación de cara a estas personas.

En sus treinta años de experiencia, la Fundación Rey Ardid siempre ha velado por el colectivo de las personas mayores. Como dijo recientemente Alfonso Vicente, presidente de nuestra fundación, la inauguración de este centro significa un paso cualitativo y fundamental dado que el 40% de las personas mayores que viven en nuestros centros tienen un diagnóstico de deterioro cognitivo o alzhéimer.

Al llegar al centro llama la atención su diseño, que se guía por el concepto ‘passiv haus’. ¿En qué consiste?

Es un tipo de construcción eficiente y sostenible que permite un consumo energético casi nulo, que aprovecha las fuentes de luz manteniendo una excelente calidad térmica, una temperatura interior agradable y una limpieza y renovación del aire que lo hace fresco y puro. El edificio es un espacio modular flexible, que dentro de sus 142 plazas de residencia cuenta con diferentes espacios o salas de convivencia que se moldean en función de los perfiles y las necesidades de los residentes, dependiendo de la fase en la que se encuentren. Además, el diseño de los espacios es hogareño, muy confortable, con jardines terapéuticos donde podrán disfrutar del aire libre y el contacto con la naturaleza. Naturaleza que también está presente en los cuadros que adornan nuestras paredes y que han sido elaborados por usuarios del Espacio Visiones, de la Fundación, y un jardín vertical en la entrada de la residencia, que es obra del centro especial de empleo de floristería de la Fundación Rey Ardid.

"Nuestro centro está abierto a la comunidad científica con el fin de colaborar para conocer mejor estas enfermedades"

Cuenta también con los últimos avances tecnológicos.

Así es. Hemos apostado por una domótica que se adapta a cada una de las necesidades de los residentes. El mobiliario adaptado, cuenta con mesas y sillas ergonómicas y camas que bajan hasta el suelo y evitan caídas y el uso de sujecciones.

También es un espacio abierto a la sociedad y a las iniciativas que redunden en la calidad de vida de estas personas.

En la residencia contamos con nuestra sala Rey Ardid, que hace honor a los valores de compromiso, humanidad, rigurosidad e innovación de la Fundación, siendo un lugar que está abierto a la comunidad científica con el fin de que todos juntos podamos colaborar en el terreno de conocer mejor estas enfermedades y avanzar en terapias. También contamos con un espacio destinado a ludoteca que, en cuanto la situación lo permita, estará abierta a todos los niños del barrio, con el fin de favorecer las relaciones entre nuestros usuarios y estos pequeños, algo que se ha demostrado que es muy beneficioso para ambas partes.

El proyecto destaca, por encima de todo, por su capital humano. ¿Con qué profesionales cuenta?

La nueva plantilla del centro estará compuesta por 70 trabajadores, con una gran formación, tanto desde el punto de vista socio-sanitario como humano. Apostamos por el modelo de atención centrada en la persona y estamos a su disposición para que nos cuenten sus deseos, sus necesidades y preferencias. Queremos respetar y dignificar a las personas y atenderlas de forma muy específica.

¿Cómo se logra esta atención?

Apostamos por un modelo de atención integral, centrado en la persona. Queremos respetar y dignificar a las personas mayores a las que atendemos y disminuir el impacto y la sobrecarga que han vivido o viven sus familias.

¿Qué tipo de terapias se implantarán?

En el centro vamos a trabajar con terapias no farmacológicas que favorezcan la estimulación cognitiva y también la rehabilitación física, como es el caso de la reminiscencia, la estimulación de memoria, la musicoterapia, la rehabilitación funcional o la hortofruticultura, así como una vida activa o el mantenimiento de rutinas y aspectos relacionados con la promoción de su autonomía que permitan llevar a cabo estos objetivos.

"En el centro vamos a trabajar con terapias no farmacológicas que favorezcan la estimulación cognitiva"

¿Cómo se consigue esto en tiempos de la covid-19?

En estos momentos tenemos que adaptarnos a la normativa existente para proteger la salud sin perder de vista el desarrollo social. Ahora, más que nunca, no podemos dejar de lado a las personas que sufren en sus carnes las dos pandemias, la de la covid-19 y la estructural del alzhéimer.

Y todo ello sin olvidarse de los familiares y los cuidadores de los enfermos.

En el centro contamos con un área específica dirigida a las familias. Tenemos que cuidar y mirar a la otra parte afectada de la enfermedad. No la podemos obviar. La familia tiene que seguir siendo parte protagonista de los cuidados y requiere un apoyo individual para disminuir el impacto y el estrés que han vivido.

Ir al especial Inauguración de la residencia Rey Ardid Rosales

Etiquetas
Comentarios