El pueblo pequeño de Huesca con 161 habitantes y una increíble ruta de las ermitas

Este municipio del Alto Gállego se caracteriza por sus chimeneas troncocónicas, espantabrujas y, sobre todo, por su excepcional entorno natural, todo un lujo para una escapada en Aragón.

Este pueblo es un tesoro de Aragón ideal para disfrutar de la naturaleza
Este pueblo es un tesoro de Aragón ideal para disfrutar de la naturaleza
Laura Uranga

Los Pirineos son uno de los destinos estrella de Aragón. Sus increíbles paisajes y los pueblos que salpican las cordilleras atrapan todas las miradas, pero en la provincia de Huesca podemos encontrar otros tesoros más alláIglesias, ermitas, puentes medievales, castillos... Y es que en otras zonas de esta región también hay infinidad de lugares tan pequeños como bonitos ideales para una escapada en la naturaleza entre rico patrimonio arquitectónico y cultural. Uno de esos rincones en los que no apetece hacer otra cosa que perderse entre sus calles y alrededores es, precisamente, este municipio del Alto Gállego de tan solo 161 habitantes, pero al que le sobran los encantos.

Qué ver en Yebra de Basa, un pueblo de Huesca donde perderse en la naturaleza

En pleno corazón del Valle de Basa, en la comarca del Alto Gállego, se enclava un encantador municipio rodeado de un entorno natural de excepción que nada tiene que envidiar a otros lugares de la provincia. Su riqueza patrimonial y natural hacen de este pueblo oscense un tesoro perfecto para hacer una escapada ya sea desde Huesca o desde Zaragoza, por su cercanía a ambas capitales provincianas.

Se trata de Yebra de Basa, un municipio de 161 habitantes perteneciente al Prepirineo donde también encontramos los núcleos de Fanlillo, San Julián de Basa, Sobás y Orús. Es en este último donde se sitúa la iglesia de San Juan, del siglo XII y estilo románico.

El entramado urbano de Yebra de Basa nos da buenas muestras de arquitecturas típicas de montaña. Cuenta con bonitas fachadas en piedra cerradas por tejados de pronunciada pendiente en los que se levantan voluminosas chimeneas troncocónicas con sus curiosos espantabrujas, muy característico de la zona.

En tu visita al pueblo, no te pierdas la iglesia parroquial de San Lorenzo, que data del siglo XVI y es de estilo gótico, así como alberga el busto relicario de Santa Orosiauna valiosa joya de orfebrería elaborada en plata repujada, y un hermoso retablo barroco y tablas renacentistas.

También podemos descubrir Cillas, Cortillas, Escartín, Otal y Sasa de Sobrepuerto, núcleos deshabitados que forman parte de Yebra de Basa y se encuentran en el Sobrepuerto -entre los ríos Gállego y Ara y las comarcas de Alto Gállego y Sobrarbe-.

Ruta por las ermitas de Yebra de Basa y la cascada del Chorro

Uno de los imprescindibles en Yebra de Basa es la conocida como ruta de las ermitas. Se trata de un precioso y largo recorrido por el entorno del pueblo donde podemos disfrutar tanto de la belleza de su paisaje como del rico patrimonio religioso.

Los templos que más sorprenden al visitante son las ermitas de San Cornelio y de La Cueva, que se encuentran encajonadas en la pared del monte por el que cae la cascada del Chorro, con agua del barranco de Santa Orosia.

Pero en esta sencilla excursión también descubrimos otras ermitas relevantes, como la del Augusto, de Santa Bárbara, de las Arrodillas, de San Blas, de la Cruz o Zoque, de las Escoroniellas, y el Santuario de Santa Orosia.

Otra ruta muy recomendable nos lleva hasta el pozo nevero, una construcción de piedra de unos cinco metros de diámetro. Desde aquí podemos contemplar unas impresionantes vistas tanto del monte de Santa Orosia y como del Pirineo

Dónde comer en Yebra de Basa

Después de practicar senderismo y recorrer la ruta de las ermitas, en una vuelta por este pueblo de Huesca encontramos La Cabaña Bar Merendero, un lugar ideal para comer en la localidad y reponer fuerzas, que se encuentra en la calle Oturia, 34.

Cómo llegar a Yebra de Basa, en Huesca

Para llegar a Yebra de Basa desde Huesca hay que tomar la A-23 en un trayecto de alrededor de 45 minutos en coche. Mientras que para llegar desde Zaragoza hay que tomar la misma vía y se tarda en torno a una hora y 25 minutos en coche.

Apúntate a la newsletter de turismo y recibe en tu correo una selección de propuestas para viajar y descubrir la comunidad aragonesa.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión