Viajes
Suscríbete por 1€

viajes por aragón

El Pilar y la Seo, dos catedrales para una misma ciudad

Zaragoza es el único lugar del mundo donde todavía existen dos templos catedralicios en activo. Además, están en la misma plaza.

Vistas del Pilar, el Ebro y la margen izquierda de Zaragoza desde una de sus torres.
Vistas del Pilar, el Ebro y la margen izquierda de Zaragoza desde una de sus torres.
José Miguel Marco

Zaragoza es una ciudad de récords y única por muchos motivos. La del Pilar es la segunda plaza peatonal más grande de Europa y también es la única ciudad del mundo que tiene dos catedrales en activo. Son el Pilar y la Seo que, además, están en la misma plaza. Otros lugares, como Cádiz, Vitoria o Salamanca tienen dos catedrales pero una de ellas está en desuso, adquiriendo el apellido de ‘vieja’. En la capital aragonesa ambos templos tienen actividad religiosa, celebran ceremonias, reciben feligreses y también turistas a diario.

Aunque se la conoce como basílica del Pilar, el imponente templo religioso también es catedral. Es el principal atractivo turístico de Zaragoza y se estima que cada año recibe más de cinco millones de visitas. Lo que se puede ver hoy es el resultado de una serie de actuaciones que fueron reemplazando a las construcciones anteriores. Primero fue un incendio, en 1443, lo que obligó a actuar sobre la iglesia románica original y, un siglo después, se actuó sobre la catedral gótica. Así, casi todo lo que ha trascendido hasta la actualidad es de finales del siglo XVII.

Lo que no ha cambiado en todos estos años es la ubicación de la basílica del Pilar. La monumental catedral se sitúa en este punto de Zaragoza porque fue allí donde se le apareció la Virgen al apóstol Santiago. En concreto, en torno a la columna sobre la que se apoyó la Virgen se construyó la primera capilla.

Sus torres miden 95 metros de altura y su planta rectangular ocupa 130 metros de largo y 76 de ancho. Medidas exactas que no hace falta conocer para constatar, a simple vista, las monumentales dimensiones de este templo. El conjunto está custodiado por cuatro atalayas barrocas y salpicado con once cúpulas de diferentes tamaños con tejas policromadas.

Si el exterior de la basílica del Pilar ya es digno de admiración, lo que su interior alberga no es para menos. La Santa Capilla, un templete barroco construido por Ventura Rodríguez en el XVIII, es el principal punto de interés. En ella se encuentra la talla de la Virgen del Pilar, hecha en madera. Mide apenas 36 centímetros, la misma dimensión que las cintas de colores símbolo de la ciudad y conocidas como Medidas de la Virgen, por tener su misma largura.

La capilla del Pilar está en la nave central del templo, junto con el altar mayor, que destaca por su retablo renacentista en alabastro, obra de Damián Forment; y el coro, realizado en madera de roble de Flandes. En el perímetro, otras diez capillas secundarias rodean la basílica.

Otro de los puntos que más interés suscita del interior del Pilar de Zaragoza es el lugar donde cayeron las dos bombas arrojadas durante la Guerra Civil que, milagrosamente, no llegaron a explotar. Todavía se pueden ver las marcas que dejaron en las cúpulas al impactar contra ellas.

La entrada a la basílica es gratuita y, aunque tiene cuatro accesos, los dos de la parte trasera (los que dan al río Ebro) solo se abren en ocasiones especiales. Al templo se puede acceder todos los días, de 8.00 a 20.30, respetando los horarios de las misas. También se ofrecen visitas guiadas como la del free tour de Zaragoza Go. Además, desde hace unos años, también se puede subir a una de las cuatro torres para poder ver de cerca y en todo su esplendor la techumbre de las cúpulas. El ascensor cuesta 4 euros y está abierto de lunes a viernes de 10.30 a 14.30 y de 16 a 19.30 (el fin de semana no cierra a mediodía).

Exterior de La Seo en Zaragoza
Exterior de La Seo en Zaragoza
F.Jiménez

La Seo o catedral del Salvador

Aunque popularmente se la conoce como catedral de La Seo, en realidad es la catedral del Salvador. Seo significa sede, en este caso del obispado, por eso ha trascendido con ese nombre. El lugar donde se emplaza fue el foro de la antigua Caesaraugusta y la mezquita mayor de Saraqusta. La Seo, tal y como se conoce actualmente, tiene su origen en el siglo XII y se levanta en la plaza del Pilar, muy próxima a la basílica. Durante cientos de años fue objeto de reformas, hasta finales del XVI, cuando se instalaron las esculturas de las virtudes cardinales de su fachada principal.

En su época de esplendor, la catedral del Salvador fue escenario de bodas reales, coronaciones, bautizos y otros actos relacionados con la familia real de la Corona de Aragón. Después, se fue deteriorando y ya en el siglo XX se tuvo que someter a una reforma que duró 23 años. Fruto de aquella intervención, en 1999 recibió el Premio Nacional de Restauración y, desde 2001, cuenta con la declaración de Patrimonio Mundial de la UNESCO por sus elementos mudéjares del ábside, la parroquieta y el cimborrio.

El templo consta de cinco naves y seis tramos cubiertos de bóveda de crucería, dotando al conjunto de un aspecto casi cuadrangular. Al conjunto lo corona una torre barroca diseñada por Juan Bautista Contini para sustituir la antigua torre mudéjar.

Se accede por el gran portón de la fachada principal, en la plaza del Pilar. En su interior, la catedral está hecha a base de mármol, bronce, madera policromada y dorada y yeso. Una mezcla de materiales que se combinan en elementos góticos, renacentistas y barrocos. Cuenta con 16 capillas y destacan el retablo mayor, joya del gótico europeo; el cimborrio gótico-mudéjar que da luz al retablo; y el coro, situado en el centro del templo, frente al retablo.

Con estas pinceladas descriptivas, no es de extrañar que La Seo de Zaragoza fuera elegida el año pasado como la catedral más bonita de España por los seguidores de la guía Lonely Planet. Para conocer sus bondades en primera persona, el templo se puede visitar de lunes a viernes de 10 a 14 y de 15 a 18.30; los sábados de forma ininterrumpida a no ser que se celebre una boda; y los domingos por la mañana el último acceso es a las 12. El precio de la entrada general es de 7 euros, pero se puede combinar con una visita más completa que incluye también el acceso al Museo de los Tapices, a la torre del Pilar y al Rosario de Cristal. En este caso, la entrada cuesta 9 euros. Los tiquets se pueden comprar online o en taquilla en la puerta de la catedral.

Apúntate a la newsletter de turismo y recibe en tu correo una selección de propuestas para viajar y descubrir la comunidad aragonesa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión