Viajes
Suscríbete

Adrenalina, relax y una ruta románica en Panticosa, que no todo va a ser esquiar

En los alrededores de este pueblo pirenaico se puede realizar una visita a las iglesias del Serrablo, pequeños templos datados en los siglos X y XI situadas en lugares mágicos del Pirineo.

Panticosa cuenta con un total de 38 km esquiables.
Panticosa cuenta con un total de 38 km esquiables.

Panticosa, en la comarca del Alto Gállego al norte de la provincia de Huesca, puede ser una suerte de campamento base desde donde acometer todo tipo de actividades relacionadas con la naturaleza. Ubicado en pleno valle de Tena, el municipio se compone de tres núcleos de población principales: Panticosa, Baños de Panticosa y El Pueyo de Jaca.

En el primero encontramos la estación de esquí de Panticosa-Los Lagos, gestionada por Aramón, toda una referencia a nivel nacional tras su unión con la de Formigal. Cuenta con 39 kilómetros esquiables y 45 pistas de diferentes niveles y presume de ser una estación con unas vistas inigualables. 

Asimismo, el pueblo sirve como punto de partida para numerosas rutas de senderismo y bicicleta, experiencias en parapente, excursiones en ‘quads’ y ‘buggies’ o paseos con raquetas de nieve, tanto en salidas largas y guiadas como por una ruta circular balizada de unos 2 kilómetros, que recorre el precioso entorno del balneario, sencilla y apta para todos los públicos. 

¿Demasiado ajetreo? Existe una solución, más reposada y dirigida a dejar atrás el estrés. En Baños de Panticosa se puede visitar el famoso balneario homónimo, un complejo hotelero construido durante el siglo XIX que basa sus tratamientos terapéuticos en las aguas termales que atesora la zona. Todo un gozo para los sentidos después de la práctica deportiva, o incluso sin haber movido un músculo. Pero si echa de menos lo del ejercicio, en el balneario hay habilitados 5,5 kilómetros de pista para los amantes del esquí de fondo. Y de los alrededores parten diversos senderos que acercan al montañero a los numerosos ibones y picos, así como un paso hacia Francia antaño usado por contrabandistas que negociaban con el vecino valle de Bearn.

El Balneario de Panticosa está abierto desde febrero.
El Balneario de Panticosa.
Balneario Panticosa

Por último, El Pueyo de Jaca, bañado por las aguas del embalse de Búbal y en la confluencia de los ríos Gállego y Caldarés, ofrece la posibilidad de realizar rutas de senderismo, y se puede caminar hasta los cercanos pueblos de Panticosa y Hoz de Jaca en sencillos y cómodos paseos.

En el municipio merecen una visita la iglesia de San Miguel, del siglo XVI, que fue absorbida por otra posterior del siglo XVIII. Por el puente del Concellar, sobre el Caldarés, discurre el camino real, que data de 1550, aunque ha sido reconstruido varias veces.

¿Más aventura? ¿Demasiada adrenalina? En Hoz de Jaca podrás sobrevolar el lago de Búbal, a más de 120 metros de altura, y disfrutar del Valle de Tena desde una perspectiva diferente. ¿Cómo? En tirolina. En el mirador de Hoz de Jaca se encuentra la torre desde la que se da el salto hasta recorrer los 950 metros de longitud de la tirolina doble más larga de Europa. Información y reservas (indispensables) aquí. 

La Tirolina Valle de Tena, en Hoz de Jaca, la más larga de Europa
La Tirolina Valle de Tena, en Hoz de Jaca, la más larga de Europa
Tirolina Valle de Tena

Pero si no nos van las emociones fuertes, y ya que estamos por la zona, también es recomendable visitar las iglesias del Serrablo, pequeños templos románicos de los siglos X y XI situados en enclaves mágicos del Pirineo.

La ruta está formada por un conjunto de construcciones con las peculiaridades artísticas propias del románico Lombardo: pequeño tamaño, una sola nave con ábside, sencillez decorativa exterior y esbeltas torres-campanario. Las iglesias que conforman la ruta son: San Martín de Arto, San Juan de Busa, San Bartolomé de Gavín, Santa María de Isún de Basa, Javierrelatre, San Pedro de Lárrede, San Miguel de Latre, San Martín de Oliván, San Martín de Ordovés, San Miguel de Orna, Santa Eulalia de Orós Bajo, San Juan de Orús, San Andrés de Satué y Santa Eulalia de Susín. Algunas están habitualmente abiertas, pero para visitar otras es necesario acceder a las llaves, que suelen estar en posesión de algún vecino de la localidad. 

La de Larrede es una de las 15 iglesias que forman parte de la Ruta del Serrablo
La de Larrede es una de las 15 iglesias que forman parte de la Ruta del Serrablo
Gobierno de Aragón

Información práctica

Cómo llegar. Desde Huesca, primero, tomar la carretera E-7 en dirección Sabiñánigo/Jaca. Después tomar el desvío de la N-260 y continuar por esta carretera hasta la A-136. Finalmente, tomar el desvío de Panticosa-Pueyo de Jaca a través de la carretera A-2606.

Dónde comer. Restaurante mesón Sampietro, Barrio Alto 1, especializado en todo tipo de carnes, son típicas sus patatas asadas con cebolla. Bar restaurante Peñablanca, en el parking telecabina. Desayunos, almuerzos, tapas y menús del día. Parrilla La Rasera. La Parra, 1. Tapas, raciones, pescados y carnes a la parrilla. 

Regístrate y tendrás cada semana una selección de propuestas para viajar y descubrir la comunidad aragonesa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión