Viajes
Suscríbete

aragón es extraordinario

'Huellas de la Guerra' o las rocas que no te frenan en Belchite

El senderismo está indefectiblemente unido a la historia en Belchite, con vestigios y enclaves de ambos contendientes en la Guerra Civil Española, y parajes únicos más allá del famoso Pueblo Viejo

La palabra Belchite evoca instantáneamente la imagen de los horrores de la guerra, materializados en ese Pueblo Viejo que año tras año sigue atrayendo visitantes hechizados por la triste belleza de sus ruinas. María José Andrés es la responsable de la Fundación Pueblo Viejo de Belchite, y su trabajo es un excelente punto de partida -en combinación con la siempre bien dispuesta Oficina de Turismo de la localidad- para explorar a conciencia todo el término municipal y algunos de sus territorios vecinos.

“Manejamos un programa, Huellas de la Guerra Civil, que es fruto de una cooperación entre el Ayuntamiento de Fuendetodos, el de Belchite y la Comarca Campo de Belchite. Desde la Fundación estamos regulando las visitas a las huellas de los contendientes de ambos bandos en el término de Belchite; son cinco enclaves aquí. Uno de ellos es el Vértice del Lobo, del bando republicano, marcado hoy por unas grandes antenas, que tiene una vistas privilegiadas al Pueblo Viejo y constituyó una posición importante en la guerra. Se trata de una montaña picada y dinamitada, en la que se excavaron galerías y desde la cual se controlaba perfectamente el panorama”, cuenta María José.

La historia de las cuatro bocas del Lobo comienza con la participación de antiguos mineros de Utrillas, que coordinaron los trabajos de picado y voladura del monte para crear los túneles que pueden recorrerse hoy en día. La posición está a unos seis kilómetros de Belchite por carretera, pasando por el Seminario Menor y el campo de Desplazados de la Pequeña Rusia, para tomar luego el desvío hacia Almonacid de la Cuba; se llega al punto kilométrico 69 para acometer el último tramo por pista no apta para turismos bajos (algo más de un kilómetro) a pie, dejando el vehículo en una zona de descanso.

Muy cerca de la cumbre del montículo está la galería de entrada, que se bifurca hasta abrirse en cuatro bocas en la ladera norte, ocupadas en la contienda con piezas de artillería que apuntaban al pueblo y a la posición defensiva del Saso, también incluida en la mentada ruta. “La ruta de las Huellas de la Guerra está dentro del programa EducaBelchite, para que los escolares del ciclo de bachillerato sepan lo que ocurrió en cada enclave -explica María José- y puedan asentar un poco más lo estudiado. Para las familias es una excursión al monte donde saber un poco más del terreno que nos rodea”.

Libres o guiados

Las visitas al entorno de las huellas de la guerra pueden ser libres, siguiendo los paneles explicativos en el lugar. También las hay guiadas (seis euros por personas en grupos de 10, o menos personas con un pago que se mantiene en 60 euros) se pueden reservar por teléfono en la Oficina de Turismo (976 830 771) en horario partido, de 9.30 a 13.30 y de 15.00 a 19.00. También está habilitada la reserva en belchite.es, con horario pactado con los grupos y duración aproximada de dos horas. Existen varias opciones combinadas; el pueblo viejo (visita diurna, nocturna o combinada) o los paquetes que aúnan la visita diurna al pueblo viejo con las de la almazara Molino Alfonso y la presa romana de la vecina localidad de Almonacid de la Cuba. Se pueden visitar igualmente la ermita del Pueyo y el Museo Etnológico.

Un reto

La semana pasada arrancó el programa Sabores con Memoria; buscando una dinamización de la oferta culinaria belchitana se ha pedido a los restauradores involucrados, que han sido la gran mayoría, el desarrollo de una especialidad que tenga componente local con productos de la zona, ya sea una tapa, un plato o un bocadillo, que estén ahí en pleno verano o en un martes de enero. Ahí asoman el aceite, los embutidos, los quesos o la borraja. Se ha involucrado en el asesoramiento el chef local Roberto Baquero (foto), que desarrolló una propuesta de alternativas sencillas.

Artículo includo en la serie 'Aragón es Extraordinario'. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión