Viajes
Suscríbete

Los destinos de Aragón más fotografiados en Instagram para dar la bienvenida al otoño

El otoño, con su explosión de colores, se convierte en una de las mejores épocas para disfrutar del atractivo de los paisajes aragoneses, desde los Pirineos a la sierra de Albarracín, con esa combinación de gamas de verdes, marrones, rojizas, amarillas...

Los destinos más fotografiados en Instagram en Aragón para dar la bienvenida al otoño.
Los destinos más fotografiados en Instagram en Aragón para dar la bienvenida al otoño.
Instagram

Atrás quedan las vacaciones, los días de sol y playa… Este miércoles, toca despedir al verano y dar la bienvenida al otoño. Concretamente será a las 21.21 cuando oficialmente se produzca el cambio de estación en la Península con la llegada del segundo equinoccio del año.

El otoño, con su explosión de colores, se convierte en una de las mejores épocas para disfrutar del atractivo de los paisajes aragoneses, desde los Pirineos a la sierra de Albarracín, con esa combinación de gamas de verdes, marrones, rojizas, amarillas... Mientras algunas especies vegetales se marchitan y pierden sus hojas, tiñendo el paisaje de ocres, otras producen sus frutos en esta temporada, moteando la naturaleza de sus vivos colores.

Esos colores típicos del otoño tiñen Instagram de septiembre a diciembre. La red social se llena durante estos meses de fotografías de escapadas a la naturaleza. Y es que nuestra Comunidad es un destino ideal para disfrutar de paseos por bucólicos bosques y  de la recogida de setas

A continuación recopilamos algunos de los destinos más fotografiados en Aragón en esta época del año.

El Valle de Ordesa

La zona de Ordesa, con su Parque Nacional declarado Patrimonio de la Humanidad, es uno de los lugares más bonitos y fotografiados del Pirineo aragonés en cualquier época del año, aunque en otoño tiene un encanto aún más especial por los colores otoñales de los árboles y praderas y el rubor del agua de las cascadas y ríos.

De hecho, ¿sabías que el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido es uno de los 13 mejores lugares para disfrutar del otoño en España, según la página de viajes Skyscanner?

Las opciones senderistas son variadas, también en esta época del año. En este sentido, la entrada al valle de Ordesa desde Torla (que junto a Broto, bien merecen una parada), por el tradicional camino de Turieto, ofrece dos rutas para adentrarnos en esas preciosas masas forestales.

La Selva de Oza

Otro enclave imprescindible en otoño se encuentra en la parte más occidental del Pirineo. La Selva de Oza, incluida en el parque natural de los Valles Occidentales, es una opción perfecta para realizar actividades deportivas, o simplemente disfrutar de un paseo por la naturaleza en estado en puro, durante el cual puedes llegar a encontrarte con algún sarrio, jabalí o corzo.

En esta época del año, las hayas, los abetos y, en menor medida, los pinos, acaparan el paisaje de bosque de montaña en tonos cálidos.

Y para reponer fuerzas, nada mejor que dejarse caer por alguna de las bordas que ofrecen menús típicos de la zona en las encantadoras localidades de Ansó y Hecho.

Canfranc y su entorno

Además de disfrutar de la icónica estación, inaugurada el pasado mes de abril, el paisaje que la envuelve, salpicado de altas cumbres, se vuelve en otoño especialmente ‘mágico’. El espectáculo de colores de sus bosques sorprende al visitante en esta época del año, que encuentra entre pinos, hayas y abetos, entre otras especies, una gran variedad de especies micológicas.

El Moncayo

Sin salir de la provincia de Zaragoza podemos adentrarnos en los frondosos bosques que ofrece el Parque Natural del Moncayo, que en otoño se convierte además en un paraíso para los aficionados a la micología.

En su cara norte, el hayedo de Peñarroya se convierte en uno de los más poéticos rincones boscosos del Parque Natural. Pero no todo son hayas: hay también abedules, arces, serbales, mostajos, robles, cerezos, castaños y saúcos. Toda una riqueza de matices, colores y olores que puedes disfrutar en familia, ya que existe una ruta muy asequible, de ocho kilómetros, con la que descubrir la imponente altura de estos árboles centenarios y los muchos habitantes que anidan en sus copas.

La Sierra de Albarracín

Otro destino preferente para los aficionados a la micología es la sierra de Albarracín, donde el otoño luce en su máximo esplendor. Los colores ocres y rojizos se apoderan en esta época del año de la naturaleza en toda la comarca. A su riqueza paisajística se une el encanto irresistible de Albarracín, uno de los pueblos más bonitos de España, y su rica oferta cultural y gastronómica.

Uno de los bosques que tiene especial encanto en esta época del año es la zona de los Pinares de Rodeno, cuyos abrigos rocosos, además de acoger pinturas prehistóricas, son referencia para escaladores de toda Europa.

Allí, el enebro, la jara, el romero y el tomillo acompañan a los pinos, mientras que en las zonas más húmedas también se observan sauces y álamos. Gatos monteses, corzos y jabalíes son algunos de sus habitantes. Para conocerlo, nada mejor que disfrutar de algunas de las rutas senderistas recorren la zona.

En Aragón hay mucho más por descubrir. Descubre las mejores rutas por la Comunidad.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión