Viajes
Suscríbete

viajes

Turismo de altura en Aragón: tres tirolinas de vértigo y otras más accesibles

La de Hoz de Jaca, la de Fuentespalda y la más reciente, la de Fiscal, son las atracciones de este tipo más espectaculares de la Comunidad.

Tirolina de Hoz de Jaca en Huesca
Tirolina de Hoz de Jaca. la pionera en Aragón
Laura Uranga

En Aragón se puede disfrutar de actividades de turismo en las alturas. Y, si no, que se lo pregunten a quienes ya han sentido la descarga de adrenalina al tirarse por una de las tres grandes tirolinas que hay en la Comunidad. Alcanzan velocidades de infarto sobrevolando paisajes de excepción, en posiciones que hacen sentirse casi como el hombre bala.

Dos de estas tirolinas están en el Pirineo. La veterana es la situada en la localidad de Hoz de Jaca, conocida como Tirolina del Valle de Tena. Se acaban de cumplir cinco años desde su apertura y fue la primera instalación de este tipo en Aragón. No solo en la Comunidad, sino que entonces fue pionera en España en cuanto a su formato de doble extremo, es decir, pueden tirarse dos personas a la vez.

La salida está en Hoz de Jaca, en un extremo del pantano de Búbal, y recorre un kilómetro a 120 metros de altura. La bajada se hace sentado y, con una aceleración suave y progresiva, se alcanzan los cien kilómetros por hora en el punto más rápido. A esta velocidad, la experiencia es más bien breve, con una duración de poco más de un minuto.

En los meses de verano, la tirolina de Hoz de Jaca está abierta todos los días, de 10.30 a 20.30, con saltos cada 15 minutos. Las entradas, cuyo coste es de 20 euros, se pueden adquirir online y siempre hay que pasar previamente por la oficina gestora, situada a apenas 200 metros de la tirolina. Allí se hace entrega del material y se dan las explicaciones pertinentes.

Aunque lo más común es realizar el descenso durante el día, también se organizan saltos especiales, como los nocturnos, coincidiendo con las noches de luna llena o de luna nueva. En este caso, son de once a doce de la noche y cuestan algo más (22 euros).

La tirolina de Fiscal ha levantado una gran expectación gracias a su longitud y la velocidad que se alcanza.
La tirolina de Fiscal ha levantado una gran expectación gracias a su longitud y la velocidad que se alcanza.
Vitrián

La tirolina de Fiscal, el éxito de la temporada

La llegada este año de la tirolina de Fiscal ha revolucionado el turismo de aventura en Aragón. Es uno de los principales atractivos del Pirineo para los amantes de las emociones fuertes. Y no es para menos ya que es una de las tirolinas más rápidas del mundo. Alcanza velocidades de entre 130 y 160 kilómetros por hora pero se espera superar el récord mundial de 172 conseguido por una atracción similar en Italia.

A tal velocidad, los dos kilómetros de recorrido sobre Ordesa pasan volando, nunca mejor dicho, pero el subidón de adrenalina merece la pena. A diferencia de la de Hoz de Jaca, en la tirolina de Fiscal, la posición de descenso es tumbado, como si fuera el hombre bala saliendo disparado de su cañón.

Su nombre oficial es Tirolina Ordesa Pirineo y se sitúa a las puertas del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. La aventura comienza en la oficina, situada en el casco urbano de Fiscal. Desde allí, se lleva a los aventureros en vehículos 4×4 por una pista forestal que ya impresiona para llegar hasta la plataforma de despegue. Está a 1200 metros de altura y el desnivel de bajada es de 400.

Los descensos pueden ser individuales, para lo cual la persona debe pesar entre 40 y 130 kilos. También existe la opción de bajar en pareja, con un peso máximo de 150 kilos entre las dos personas. En verano, la tirolina está abierta todos los días, de 9.40 a 18.50 y el precio va desde los 33 hasta los 38 euros, según si se es niño o adulto y la temporada del año.

Tirolina de Fuentespalda en Teruel, la más larga de Europa
Tirolina de Fuentespalda en Teruel, la más larga de Europa
Laura Uranga

La tercera de estas opciones de vértigo se sitúa en pleno Matarraña. Por si la comarca tuviera ya de por sí pocos atractivos, en 2019 se inauguró un nuevo aliciente: la tirolina doble más larga de Europa. Se trata de la Tirolina de Fuentespalda, un pequeño pueblo a 12 kilómetros de Valderrobres.

Antes de sentirse el hombre bala en el salto de Fiscal, muchos ya habían sido Superman en Fuentespalda. Y es que la posición es muy similar en ambas tirolinas, tumbado boca abajo. Se recomienda mirar hacia el suelo durante la bajada para evitar lesiones en el cuello y también para disfrutar del paisaje desde las alturas. En algunos puntos se vuela a 200 metros de altitud y el descenso dura dos minutos. Tiempo suficiente para recorrer los casi dos kilómetros de distancia, alcanzando velocidades de 120 kilómetros por hora.

Los saltos pueden ser individuales, en pareja, en grupo o tándem (un adulto y un niño o dos adultos cuando uno de ellos pesa menos de 50 kilos). En verano, la tirolina de Fuentespalda está abierta todos los días y hay descensos cada 30 minutos desde las 10.00 hasta las 20.00. El precio es de 28 euros, tanto para adultos como para niños, y sale algo más barato con la opción tándem (50 euros las dos personas). Esta tirolina es además accesible para personas con movilidad reducida.

Torres de Albarracín, el pueblo donde se divisa la aventura.
Torres de Albarracín, el pueblo donde se divisa la aventura.
Laura Uranga

Otras opciones menos vertiginosas

Además de estas tres opciones para los más valientes, Aragón ofrece otros circuitos de arborismo y tirolinas, especialmente pensados para niños (aunque no son exclusivos para ellos), donde se puede tomar contacto por primera vez con este tipo de sensaciones.

Uno de ellos es el de Biescas Aventura, uno de los parques de este tipo más grandes del Pirineo. Situado muy cerca de Búbal y Hoz de Jaca, ofrece un circuito de siete tirolinas consecutivas. Sin dejar la cordillera pero cambiando de valle, Aventura Amazonia, en Villanúa (muy cerca de Jaca), cuenta con la mayor tirolina entre árboles, con más de 160 metros de longitud.

Verticalia, en Murillo de Gállego, tiene un circuito de arborismo para recorrer en familia, solo para niños o por la noche. Tiene tirolinas, puentes tibetanos y otros juegos para sentirse como auténticos monos de árbol en árbol. Otra opción de este tipo está en Sodeto, perteneciente a Alberuela de Tubo, en Los Monegros. Se trata de La Gabarda, un núcleo de diversión donde además de las tirolinas, se organizan otras actividades pensadas para grupos.

En Teruel, Albarracín Aventura, una empresa de turismo activo situada en Torres de Albarracín, ofrece este tipo de actividades. Entre otras opciones, sus instalaciones cuentan con un circuito de arborismo que incluye seis tirolinas, cinco cortas y una de 130 metros para los más valientes.

Apúntate a la newsletter de turismo y recibe en tu correo una selección de propuestas para viajar y descubrir la comunidad aragonesa.

 

 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión