Viajes
Suscríbete

La serranía de Cuenca y nacimiento del río Tajo, el límite entre Teruel y Castilla-La Mancha

El monumento del Padre Tajo pertenece al término de Frías de Albarracín pero en él confluyen las provincias de Teruel, Cuenca y Guadalajara.

El nacimiento del Tajo, en Teruel
El nacimiento del Tajo, en Teruel
JAVIER ESCRICHE

Con más de mil kilómetros de cauce es el río más largo de España y nace entre las provincias de Teruel, Cuenca y Guadalajara. Se trata del Tajo, cuyo nacimiento se sitúa oficialmente en la localidad turolense de Frías de Albarracín, a más de 1.500 metros de altitud.

El enclave marca la frontera natural entre Aragón y Castilla-La Mancha, y la buena sintonía entre ambas comunidades se manifiesta en el conjunto de monumentos que se levantan en el Nacimiento del Tajo. El principal es la estatua Tagus, también conocida como Padre Tajo, que representa a un anciano con barbas coronado con un aro con copos de nieve, sin los que el surgimiento del agua no sería posible. En su mano derecha lleva una espada con la que podría ‘tajar’ en dos el territorio, haciendo gala al nombre del río.

Junto a él hay otros tres monumentos que representan cada una de las tres provincias que forman esta encrucijada natural. Uno de ellos es un toro con la estrella mudéjar característica de Teruel, otro es un caballero de Guadalajara y también está el cáliz que representa a Cuenca.

No obstante, en este punto exacto del nacimiento, conocido como Fuente García, tan sólo se puede ver una pequeña surgencia de agua que mana. En las inmediaciones hay una balsa y un espacio de merendero con mesas y bancos donde se puede hacer un descanso. La zona fue acondicionada para el turismo hace una década y desde este punto salen varios senderos para recorrer en el límite entre Cuenca y Teruel.

Pero si de verdad se quiere ver al Tajo en todo su esplendor, lo más recomendable es recorrer al menos un tramo del Camino Natural del Alto Tajo. Es un sendero señalizado y fácil, para todos los públicos, que acompaña al río en sus primeros pasos por la Sierra de Albarracín. Todo el paseo transcurre entre pinares y praderas verdes, con agua brotando a cada paso. Lo único a tener en cuenta es que conviene llevar calzado impermeable y que no resbale.

El Nacimiento del Tajo sirve también como punto de partida para conocer la Serranía de Cuenca, el principal enclave natural de la vecina provincia manchega. El espacio, catalogado como Parque Natural, tiene varios centros de interpretación, dada su gran extensión. El más cercano a la frontera con Teruel es el de la localidad conquense de Tragacete, a 20 kilómetros del nacimiento del río y a 30 de los pueblos turolenses más cercanos, Villar del Cobo y Frías de Albarracín.

Laguna de Uña, en el Parque Natural de la Serranía de Cuenca.
Laguna de Uña, en el Parque Natural de la Serranía de Cuenca.
Red Áreas Protegidas Castilla-La Mancha

Tanto en este como en cualquiera de los otros tres centros de interpretación se ofrece información, mapas y rutas para recorrer el Parque Natural de la Serranía de Cuenca. Por su situación, una línea imaginaria divide las vertientes atlántica y mediterránea de los ríos que pasan por este territorio. Por un lado están los que llevan sus aguas hasta el Tajo (el Cuervo, el Guadiela o el Escabas) para desembocar en el océano Atlántico. Por otro lado, aparecen el Júcar y sus afluentes, que se encuentran en su tramo final hacia el Mediterráneo.

Al tratarse de un espacio protegido, se reconoce y conserva el valor de las masas forestales del lugar, especialmente pinares, así como su diversidad de flora y fauna y su riqueza geológica. Para recorrer el Parque, cuya extensión es de 73.000 hectáreas y engloba a diez localidades, hay trazados una serie de itinerarios interpretativos. En total son once rutas para hacer senderismo por los diferentes sectores de la Serranía de Cuenca.

Entre otros puntos de interés, el Parque Natural alberga la famosa Ciudad Encantada, en la localidad de Valdecabras. Se trata de un parque geológico con una de las mejores representaciones de la geomorfología de origen kárstico de toda la Península Ibérica. También se recomienda llegar hasta varios miradores, como el de Uña, la Peña del Reloj, o el del Ventano del Diablo para disfrutar de las vistas.

Visitas guiadas desde los centros de interpretación

Aunque al Parque Natural de la Serranía de Cuenca se puede visitar por libre, desde los centros de interpretación se organizan de forma más o menos regular actividades guiadas. Una de las propuestas es la visita guiada al Parque Cinegético El Hosquillo, en la localidad del mismo nombre, que se ofrece todos los días a las 11.00 y a las 16.00.

También se puede conocer de la mano de un experto la zona de Valdemeca, con salidas diarias desde el centro de interpretación a las once de la mañana. Desde Uña y Tragacete, las otras dos localidades con puntos de información en el parque, se ofrecen actividades especiales.

De forma puntual, también se organizan rutas interpretadas, aptas para todos los públicos, exposiciones y jornadas medioambientales.

Pasar del Nacimiento del Tajo a la Serranía de Cuenca es una de las posibilidades que se han abierto de nuevo al turista con el fin del estado de alarma en España. Una buena oportunidad para conocer el entorno más cercano y, en ocasiones, el más desconocido.

Apúntate a la newsletter de turismo y recibe en tu correo una selección de propuestas para viajar y descubrir la comunidad aragonesa.

  

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión