Viajes
Suscríbete por 1€

turismo en teruel

El pueblo de Aragón con el nombre menos feo

Situada a la orilla de la laguna de Gallocanta, esta localidad es la última de la provincia de Teruel en su extremo superior izquierdo. 

Iglesia de la Natividad de Bello (Teruel).
Iglesia de la Natividad de Bello (Teruel).
Laura Uranga

El nombre de un lugar o de una persona siempre puede ser fuente de comentarios, según sea el nivel de coincidencia con ciertos términos. Eso sí, una cosa es generar juegos de palabras y otra provocar bromas crueles. Cuando un pueblo se llama Bello y es feo, o Fuentes Calientes y es gélido, la cosa se complica, pero este Bello de la esquinita superior izquierda de la provincia de Teruel tiene los suficientes elementos de hermosura para hacer honor a su nombre. Para empezar, está en la orilla de la laguna de Gallocanta, uno de esos sitios magnéticos de Aragón que atrae por las grullas en otoño e invierno y por su avifauna, clima y lugares hermosos todo el año. Además, en el término de Bello está el Centro de Interpretación de la Laguna de Gallocanta, justo en el límite con la vecina Tornos.

Este pasado invierno, Bello se convirtió en una bella postal de navideña, hasta el punto de que podía haberse convertido perfectamente en la casa de Santa Claus en el Polo Norte, por Laponia. El termómetro bajó y bajó hasta congelarse, con 25,4 grados centígrados bajo cero, la temperatura más baja de España unos días después de la borrasca Filomena. Cuando la nieve se marchó y los lodos de la laguna fueron secándose, el pueblo recuperó su litoral lagunero intacto, y siguió invitando al agradable paseo por sus calles.

Qué ver y qué hacer en Bello

En cuanto al patrimonio religioso, se cuenta con la parroquia de la Natividad, templo gótico-renacentista de finales del siglo XVI. También está la ermita de la Trinidad. Junto a ella está la antigua casa del Ermitaño; La ermita tiene un retablo tríptico dedicado a la Trinidad y los Santos Juanes, obra de Juan Vicente Brun. Bello tiene dos hijos ilustres y destacados en la iglesia católica: el cardenal Marco (arcipreste de la Seo y auditor en el Tribunal de la Rota) y mosén Andrés Vicente, que fuera director del Seminario de San Carlos de Zaragoza.

Si apetece caminar o dar un paseo en bici, la ruta circular que une a Bello con el pueblo vecino de Torralba de los Sisones es de apenas once kilómetros, con desniveles muy bajos. En dirección norte se entra enseguida en la provincia de Zaragoza; Las Cuerlas, a apenas siete kilómetros de Bello, ya es localidad zaragozana.

Dónde comer en Bello

A la entrada, el típico silo gigante que tantos pueblos mantienen como zona de almacén o museo se ha aprovechado aquí para un establecimiento hostelero, El Mirador del Silo, que lleva abierto seis años. Tiene un observatorio astronómico en el tejado, disponible de mayo a noviembre, y un punto de observación de aves. Con la comida casera bien guisada y los precios competitivos, tanto en el hospedaje como en la comida, suele atraer a muchos visitantes de la zona. 

Si se quiere complementar la visita con una buena compra de productos de la tierra, jamón sobre todo, Calamocha está a solamente 20 kilómetros.

Cómo llegar a Bello

Desde Zaragoza, la vía más directa es por la Autovía Mudéjar, saliendo a la altura de Calamocha y tomando la A-1507 en dirección Tornos, para seguir durante 20 kilómetros hasta el pueblo. Desde Teruel, lo mismo, en la dirección opuesta. Desde Zaragoza también se puede salir antes y darse una vuelta por Daroca y sus murallas, para subir el puerto y rodear Gallocanta por el otro extremo, el zaragozano, cogiendo la A-211 desde allá hasta la laguna de Zaida y bajando luego por la A-2506 hasta el pueblo.

Galería de imágenes del municipio de Bello

Descubre los pueblos bonitos de Aragón. 

Y conoce más pueblos más curiosos de Aragón.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión