Despliega el menú
Viajes
Suscríbete

turismo

El pueblo de Aragón con el monumento más embrujado

La Cueva de las Güixas es además la más famosa del macizo de la Collarada y una de las más visitadas de Aragón.

La cara de una de las brujas del monumento en Villanúa
La cara de una de las brujas en el monumento simbólico en Villanúa (Huesca)
Laura Uranga

El debate sobre la palabra güixa sigue vivo en el Pirineo. Es una legumbre procedente de la India, y también el calificativo que se daba a las brujas en esta zona; de hecho, uno de los lugares más conocidos de Villanúa es la Cueva de las Güixas o Cueva Vieja, a los pies del macizo de la Collarada; ahí se hacían aquelarres, y también fue cárcel y refugio. Dentro baja la temperatura de golpe, que no el entusiasmo de todos los que se animan a recorrer los 800 metros de trazado circular de la visita; no se suele topar con ninguno de los 2.000 murciélagos que habitan la parte alta de la cueva, no visitable. Entre las muchas historias que allí se cuentan llama la atención la de los baños de luna que se daban las mujeres del pueblo en la chaminera, un punto de la cueva con un agujero en la roca que dejaba pasar la luz lunar entre diciembre y febrero a medianoche.

Villanúa tiene una historia especial con las brujas, muy dura. Allí fueron ajusticiadas 15 mujeres entre los siglos XV y XVI, acusadas de magia negra y artes malignas. Recientemente, hace menos de un año, el Ayuntamiento colocó un monumento simbólico en forma de árbol junto a la oficina de turismo, que las recuerda; es una reivindicación de quienes no tuvieron en su día derecho a defenderse de las acusaciones de sus vecinos. “La historia quiso silenciar a las bruxas, y aquí hemos recuperado su memoria”, reza el cartel situado junto al monumento, que llama la atención porque en el árbol aparece la cara de una de aquellas brujas, y hay una soga de ahorcamiento colgada de una de sus ramas. La obra está hecha en cemento tixotrópico.

La Cueva de las Güixas y el monumento, en imágenes

Variedad, atractivos y parque de aventuras en el entorno de Villanúa

Villanúa es una de esas joyas pirenaicas que creció lo justo para ser popular y supo mantener sus encantos a salvo, combinando con acierto el tirón del turismo y la pureza del ambiente montañés. Goza de un entorno natural envidiable, con puntos de gran encanto como el paseo fluvial junto al río Aragón, sobre la antigua acequia, y el cercano dolmen de las Güixas, uno de los tres monumentos megalíticos que hay en el término, y sin duda el mejor conservado. Para el entretenimiento familia está el Ecoparque el Juncaral y una espectacular sede de Aventura Amazonia.

Gastronomía en Villanúa

Para los que valoren la gastronomía de una manera especial a la hora de programar viajes, Villanúa cuenta con dos argumentos de peso. El Gastroespacio es un punto de apoyo a la formación en las cocinas y los productos locales, con numerosas actividades durante todo el año; además, en el pueblo está la quesería O Xortical, una de las más reconocidas de Aragón, con variedades tan deliciosas como el Viello o el Azul de Búnker.

Cómo llegar a Villanúa

Está muy bien comunicada con Zaragoza y Huesca gracias a la autovía y la N-330; se encuentra 15 kilómetros después de Jaca y a apenas nueve de Canfranc Estación, con acceso directo a las estaciones de Candanchú y Astún.

Descubre más pueblos bonitos de Aragón.

Rutas y lugares turísticos de Aragón para visitar este 2021

Apúntate a la newsletter de turismo y recibe en tu correo una selección de propuestas para viajar y descubrir Aragón.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión