Despliega el menú
Viajes
Suscríbete

turismo

De Remolinos a Muel, ruta por las huellas que Goya dejó en Aragón

La mano del pintor pasó por la ermita de Muel, la iglesia de Alagón o la de Remolinos, así como el palacio de Villahermosa en Pedrola, entre otros espacios.

Foto de Fuendetodos
Casa natal de Goya
Laura Uranga

Aunque la localidad aragonesa que más se asocia al nombre de Francisco de Goya es Fuendetodos, donde nació, el artista ha dejado un rastro con sus obras por muchos otros lugares de la Comunidad.

El próximo 30 de marzo se cumplirán 275 años de su nacimiento, pero Goya sigue más vivo que nunca en cada iglesia, ermita o palacio donde dio rienda suelta a su pincel. A continuación, una ruta tras la huella que dejó el artista en Aragón.

Foto de Remolinos
Pechinas de Goya en la parroquia de San Juan Bautista
Laura Uranga

La iglesia de San Juan Bautista, en Remolinos

Durante diez años, Goya se asentó en tierras de la Ribera Alta del Ebro. Durante esa década, el pintor llevó a cabo varias intervenciones pictóricas en la comarca. Tratando de reproducir sus pasos, la ruta propuesta comienza en la localidad de Remolinos, en cuya iglesia parroquial, dedicada a San Juan Bautista, están algunas de sus pinturas.

En concreto, se ubican en las pechinas de la cúpula de la encrucijada, aunque no se trata de un trabajo mural. Son lienzos que representan a los padres de la Iglesia de Occidente: San Antonio, San Agustín, San Gregorio y San Jerónimo. Para acceder al templo y contemplar las creaciones se debe concertar previamente la visita.

Foto de Alagón
Fresco de Goya en el antiguo colegio de Jesuitas, hoy Casa de Cultura
Laura Uranga

El antiguo colegio de Jesuitas de Alagón

El antiguo colegio de los Jesuitas de Alagón alberga otra de las obras de Goya. En su interior, el visitante encontrará una pintura al fresco que representa la exaltación del nombre de Jesús, tomando como modelo la iglesia de Il Gesú de Roma. La obra data de 1765 y decora una de las bóvedas de la escalera interior del edificio.

Este espacio funciona actualmente como Casa de Cultura municipal, Oficina de Turismo y Museo Hispano-Mexicano. El acceso va incluido en una visita guiada que organiza la oficina de turismo con pase tanto para la casa de cultura como para otros monumentos de Alagón.

Una de las estancias del palacio de Villahermosa, en Pedrola
Una de las estancias del palacio de Villahermosa, en Pedrola
Turismo Aragón

El palacio de Villahermosa en Pedrola

Antes de dejar la comarca de la Ribera Alta del Ebro, se puede visitar el palacio de los Duques de Villahermosa, en Pedrola. En él están los bocetos de algunas de las obras más importantes de Goya, como ‘La carga de los mamelucos’, ‘El baile de máscaras’ o ‘Ramón Pignatelli’. Al ser propiedad privada, es preciso contactar con el Ayuntamiento para poder acceder a este espacio.

Antes de dejar Pedrola, merece la pena pasar por la iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles, cuyo retablo mayor y las capillas del Sagrado Corazón fueron pintados por Francisco de Bayeu, mentor, protector y familia de Goya.

Ermita de la Virgen de la Fuente, en Muel.
Ermita de la Virgen de la Fuente, en Muel.
Turismo Aragón

La ermita de la Virgen de la Fuente de Muel

Muy próximo a su Fuendetodos natal, en la ermita de la Virgen de la Fuente de Muel, también se puede contemplar la obra de Goya. Dentro del templo, como sucede en la iglesia de Remolinos, en las cuatro pechinas, están representadas las figuras de los padres de la Iglesia. Fueron pintadas en el año 1772, directamente al óleo sobre el muro de yeso, lo que todavía da mayor valor a la obra, por la fuerza en el trazo y la luminosidad de la pincelada.

La ermita de la Virgen de la Fuente se edificó sobre una presa romana y se sitúa en las afueras del pueblo, en un parque atravesado por el río Huerva. En circunstancias normales, las visitas se organizan desde el Ayuntamiento, con un guía voluntario. Pero, a raíz de la covid, por el momento no se ofrecen. Desde el consistorio se está planteando cómo poder recuperarlas garantizando las medidas de seguridad.

Casa natal de Goya
Casa natal de Goya.

La casa natal de Fuendetodos hecha museo

Aunque Fuendetodos merece algo más que una visita fugaz, para un recorrido rápido se puede acceder a la casa natal donde nació Goya, ahora hecha museo. En su interior, se muestran enseres y muebles de estilo aragonés, así como reproducciones de obras y diversa documentación de Goya.

A escasos metros, en la misma calle, se encuentra el Museo del Grabado donde se exhiben parte de su obra. Muestra suficiente para apreciar la libertad y maestría con la que el artista era capaz de combinar las técnicas del aguafuerte, la punta seca, el buril o la aguatinta, algo nada habitual en su época.

El acceso a ambos espacios, así como a un tercero, la sala Zuloaga de exposiciones temporales, se incluye en una entrada única de 3 euros. Los museos están abiertos de martes a domingo, de 11.00 a 14.00 y de 16.00 a 17.00.

Iglesia de San Juan el Real, en Calatayud
Iglesia de San Juan el Real, en Calatayud.
Turismo Aragón

La iglesia de San Juan el Real, en Calatayud

Aunque posteriormente empleara la iconografía de los padres de la Iglesia en otros templos ya citados, la primera vez que Goya los pintó fue en la de San Juan el Real de Calatayud. Las pechinas de la cúpula principal de esta iglesia conservan todavía las figuras de San Gregorio, San Ambrosio, San Agustín y San Jerónimo.

La obra data de 1766, cuando Goya apenas tenía 20 años. Es una de sus primeras obras maestras, realizada en óleo sobre lienzo. Su tonalidad pálida que recuerda al rococó indica que fue una obra de juventud, y la diferencia de la de la iglesia de Remolinos y la ermita de Muel. La iglesia de San Juan el Real se puede visitar todos los días, libremente.

Litografía taurina de Goya en el Museo de Huesca.
Litografía taurina de Goya en el Museo de Huesca.
Museo Huesca

Litografías taurinas en el Museo de Huesca

La sección de Bellas Artes del Museo de Huesca recoge una serie de cuatro litografías taurinas realizadas por Goya y estampadas en Burdeos en 1825, conocidas como ‘Los toros de Burdeos‘. Pero la obra más destacable del artista en la capital oscense es el retrato al óleo de Don Antonio Veián y Monteagudo, catedrático de la Universidad Sertoriana de Huesca. La pieza data de 1782 y se encontró junto con una serie de retratos de rectores de la citada universidad.

El Museo de Huesca se sitúa en un edificio que fue Universidad Sertoriana y residencia de los Reyes de Aragón. Además de las pinturas, alberga una colección arqueológica. Se puede visitar de martes a sábado de 10.00 a 14.00 y de 17.00 a 20.00 y los domingos, solo por la mañana.

Apúntate a la newsletter de turismo y recibe en tu correo una selección de propuestas para viajar y descubrir la comunidad aragonesa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión