Despliega el menú
Viajes

turismo de ocio

Una ruta en 'scooter' por bellos rincones escondidos de Teruel

El pasado fin de semana se celebró la I Ruta Scooteruel de scooters clásicas, un evento que no solo pretendía reunir a los amantes de estas escúteres, sino dar a conocer bellos rincones escondidos y promocionar la provincia turolense.

Participantes de la I Ruta de scooters clásicos Scooteruel
Participantes de la I Ruta de scooters clásicos Scooteruel
A. D.

A las 19.00 de la tarde, del viernes 4 de septiembre, daba comienzo la I Ruta de scooters clásicas Scooteruel, un evento que no solo pretendía poner en valor las escúteres clásicas, sino que quería dar a conocer los rincones más escondidos de la provincia turolense. Ocho clásicas recorrieron durante todo el pasado fin de semana casi 500 kilómetros de carreteras turolenses.

"Fueron unos días muy intensos, preciosos y con gente muy agradable", asegura Alberto Omedes, uno de los organizadores y participantes de la ruta. Un evento que nació en uno de los recorridos por el Pirineo que suele hacer Omedes con su grupo de amigos del Scooter Club Azanuy-Alins. "Pensamos en organizar una ruta por Teruel, pero que no fuese solo una quedada de amigos, sino que se tratase de una ruta que sirviese para dar a conocer la zona, apoyando al comercio y a la hostelería local", detalla Omedes. "Buscamos colaboradores y la verdad es que la respuesta fue espectacular. Y es que en ningún momento queríamos una colaboración económica, sino simplemente que nos ayudasen con la logística", continúa. "La idea se la comentamos también al Gobierno de Aragón, puesto que ha promovido el movimiento ‘slow driving’, creando diferentes rutas, y nuestro evento se asemejaba mucho a esta iniciativa: conducir en moto, disfrutando del paisaje, haciendo turismo y parando en las diferentes localidades. Fueron ellos quienes nos pusieron en contacto tanto con la comarca del Bajo Aragón como con la Diputación Provincial de Teruel".

Así, este grupo de amigos consiguió montar un evento que, aunque en un primer momento se iba a realizar en mayo, las circunstancias derivadas de la crisis sanitaria obligaron a posponerlo hasta septiembre. "Además, tuvimos que limitar la participación a ocho personas, debido a las recomendaciones y limitaciones, puesto que nos acompañaban con la logística dos personas más en una furgoneta. Así, éramos en total un grupo de diez", señala Omedes. "Pero, esperamos que otros grupos, amantes de las escúteres clásicas, se animen a venir por estas carreteras tan bonitas y se lleven el buen sabor de boca que nos ha dejado a todos los participantes este fin de semana".

La ruta scooter recorrió diferentes comarcas de Aragón
La ruta scooter recorrió diferentes comarcas de Aragón
A. D.

Con el permiso de la Policía Local de Alcañiz, la ruta comenzó con las escúteres aparcadas y expuestas en la plaza de España de la localidad y los participantes llenando la barriga en los bares del municipio. "Fue el sábado cuando nos lanzamos a la carretera, tras haber desayunado", indica Omedes. "Atravesamos una gran variedad de localidades, como La Codoñera, Fórnoles, La Portellada, Rafales o Torrevelilla. Pasamos por las comarcas del Matarraña y Maestrazgo en dirección Valdelinares, pasando por Cantavieja, Mosqueruela, Rubielos de Mora y Mora de Rubielos, entre otros municipios. Cruzamos las carreteras que bordean las pistas de esquí para acabar el día en Fortanete", detalla.

"El domingo arrancamos el día disfrutando de los 63 kilómetros de la Silent Route. Una ruta que no nos extraña que esté en auge porque es impresionante tanto por sus paisajes como por su carretera", señala. "El resto de la jornada seguimos atravesando el Bajo Aragón hasta finalizar de nuevo donde comenzamos, en Alcañiz".

"Esperamos que, con los años, se convierta en un evento anual en el que nos reunamos los amantes de las escúteres clásicas"

Ahora, tras este "emocionante" fin de semana, los organizadores esperan poder volver a repetir el evento al año que viene. "Nuestra idea es poder volver a organizarlo en 2021. Tendremos que esperar a ver cómo se encuentra la situación sanitaria para adaptarnos a las circunstancias, pero queremos volver a repetir el evento para poder promocionar toda la provincia de Teruel", anota Omedes, que agradece la colaboración de todos aquellos que han hecho posible esta I Ruta. "De hecho, esperamos que esto no acabe aquí y que, con los años, se convierta en un evento anual en el que nos reunamos los amantes de las escúteres clásicas para poder disfrutar de unas sensaciones que son indescriptibles".

Etiquetas
Comentarios