Despliega el menú
Viajes

turismo

Los estrechos del Huerva y el descenso de un barranco a 50 minutos de Zaragoza

En Aladrén, a 15 kilómetros de Cariñena, está Valhondo, una ruta con pequeños saltos y algunos pasos que no requieren material, pero sí cierta habilidad.

En Aladrén, a 15 kilómetros de Cariñena, está Valhondo, una ruta con pequeños saltos y algunos pasos que no requieren material, pero sí cierta habilidad.
En Aladrén, a 15 kilómetros de Cariñena, está Valhondo, una ruta con pequeños saltos y algunos pasos que no requieren material, pero sí cierta habilidad.
Turismo Aladrén

Descender por el barranco de un río a pie no solo es posible en el Pirineo. Aunque el norte de la Comunidad aragonesa sí sea la zona más prolífica en este tipo de accidentes de la naturaleza, se puede realizar una ruta similar aunque mucho más sencilla a menos de una hora en coche desde Zaragoza.

El lugar es Aladrén, una localidad situada a apenas 15 kilómetros de Cariñena, donde se localiza el barranco Valhondo y los estrechos del río Huerva. Hacia el final del verano y en otoño, el barranco está seco, por lo que se puede recorrer como una actividad senderista si los días previos no ha llovido. Pero si lo que se quiere es poder dar algún salto y practicar algo más parecido al barranquismo, mejor esperar a la primavera.

Para dar a conocer este atractivo natural, ésta es una de las rutas que propone el Ayuntamiento de Aladrén para realizar en su entorno. Es de nivel fácil-moderado, según la época del año y las lluvias. Durante el descenso aparecen varios saltos, gorgas y bloques, así como algunos pasos que, si bien no requieren de material para salvarlos, sí se precisa cierta habilidad, aspecto a tener en cuenta si se realiza la actividad con niños.

Aunque en temporada seca se puede regresar por el mismo barranco, la ruta propuesta, que es más bien lineal, cuenta con una parte circular si se vuelve por los estrechos del Huerva. La distancia total de esta manera será de casi 12 kilómetros de ida y vuelta desde el casco urbano de Aladrén.

La aproximación hasta el barranco es relativamente sencilla, en buena parte transcurre por camino de tierra, el sendero PR-Z 141, que lleva hasta la ermita de San Clemente, a las afueras de la localidad. A la altura del peirón, surge un desvío a la derecha que se debe tomar, abandonando el PR y cruzando el barranco del Tremolar. A algo menos de un kilómetro aparece un cruce en el que se puede tomar el camino hasta la ermita y aprovechar para verla antes de seguir hacia el barranco.

Una vez realizada esta parada, la ruta continúa por la pista de tierra que, medio kilómetro más adelante cambiará su firme y discurrirá entre dos cerros que dejarán ver al fondo la boca de Valhondo.

En el kilómetro 3 de la ruta, una caseta de piedra indica al senderista que debe abandonar la pista, tomando un desvío a la izquierda para adentrarse ya en el barranco. Hasta este punto también se puede llegar en coche aunque a pie es un paseo cómodo de dos kilómetros si se aparca en el pueblo.

Si está seco, todo el descenso del barranco es sencillo, especialmente el primer tramo, el más amplio aunque de firme algo más inestable, con grava y cantos rodados. Conforme se avanza, a partir de la mitad, en el kilómetro 4,8 de la ruta, el barranco se encajona entre paredes calizas y adquiere su aspecto más angosto.

Las mayores dificultades del recorrido aparecerán aquí, donde según la cantidad de agua acumulada habrá que dar algún salto y mojarse mínimo los pies. Otra opción es atravesar pasos con cierto equilibrio si se quiere evitar el agua. También será necesario realizar algún destrepe o bajar escalones y, si en el grupo hay niños, es posible que requieran ayuda en este tramo.

Tras salvar esta última parte, para el que no se requiere material pero sí la ropa y el calzado adecuados, así como cierta habilidad, el barranco termina en el río Huerva que, según la época del año, se encontrará con algo de agua.

La vuelta, por los estrechos del Huerva

El camino de ida finaliza donde termina el barranco, en el río Huerva. En este punto, se puede desandar lo andado, teniendo en cuenta que habrá algún punto en el que haya que trepar. Otra opción es regresar hacia Aladrén por los estrechos del Huerva. Si se va río abajo, al poco de empezar a bajar aparece una poza que, en primavera y si ha habido abundancia de lluvias, está llena y solo se puede atravesar nadando.

Si se opta por recorrer los estrechos río arriba, la vuelta es más corta. Si está seco, no hay mayor dificultad, andando sobre el cauce. Si hay agua, se puede ir de forma más cómoda por el lateral en algunos tramos. La ascensión por el Huerva continúa hasta llegar a un tronco que sirve de puente para cruzarlo y tomar una pista a la derecha.

El resto del camino discurre entre campos de cultivo y rodadas hasta llegar a la cabaña de piedra que marca el desvío hacia el comienzo del barranco. En este punto, la vuelta se produce por el mismo camino realizado a la ida. Dos kilómetros después, la ruta finaliza en el casco urbano de Aladrén.

Hasta aquí el recorrido por los estrechos del Huerva y el barranco de Valhondo, dos de los principales enclaves del valle medio y alto de este río que deja, en buena parte de la comarca de Campo de Cariñena, numerosas muestras de interés geológico y paisajístico.

Otros ejemplos son los meandros que hace el río entre el embalse de las Torcas y la localidad de Tosos, los cañones de Vistabella o la foz de los Calderones, en Villanueva de Huerva.

Otras rutas senderistas y para BTT desde Aladrén

Además de las propuestas relacionadas con el río Huerva, el entorno natural de Aladrén ofrece otras alternativas, tanto para realizar andando como en BTT, para los amantes de la bicicleta de montaña. Por el término municipal discurren varios de los senderos de Pequeño Recorrido de Aragón, como el Z-144, el 141 o el 40. Están señalizados y habilitados para caminar o ir en bici hasta Vistabella o hasta la ermita románica de El Santo y el embalse de las Torcas, entre otros lugares.

Una andada de siete kilómetros entre viñedos, carrascales y otras especies arbóreas características del monte bajo hasta la Fuente de Macario es otra de las rutas senderistas para realizar desde Aladrén. Ir hasta las vecinas localidades de Paniza (18 kilómetros) o de Cerveruela (16 kilómetros) también es posible caminando por senderos o en BTT.

Apúntate a la newsletter de turismo y recibe en tu correo una selección de propuestas para viajar y descubrir la comunidad aragonesa.

Etiquetas
Comentarios