Despliega el menú
Viajes

turismo

Las aguas vuelven a su cauce en algunos balnearios de Aragón

El de La Virgen, en Jaraba, lleva en marcha desde el 26 de junio, el de Alhama y Paracuellos de Jiloca han abierto esta semana y Panticosa lo hará el día 10.

Balneario de Panticosa
Balneario de Panticosa
Balneario de Panticosa

Las aguas van volviendo poco a poco a su cauce en los balnearios de Aragón. Con una temporada truncada por el coronavirus, estos espacios, especializados en termalismo, son el motor económico y turístico de las localidades, a menudo pequeñas, donde se ubican.

Buena parte de su clientela son personas mayores que llegan a estos resorts con los viajes organizados del Imserso que, por el momento, están cancelados para este verano. No obstante, varios balnearios se han animado a reabrir sus puertas, animados por el interés manifestado por los usuarios y por el goteo paulatino de reservas, especialmente para los fines de semana.

Algunos, como el balneario de La Virgen, en Jaraba, llevan ya unos días abiertos y otros, como el de Paracuellos de Jiloca y el de Alhama, lo han hecho esta semana. Panticosa anunciaba recientemente que se adelantaba una semana la fecha de apertura, del 17 al 10 de julio, mientras que otros tiene previsto hacerlo hacia finales de mes o principios de agosto, como el balneario de Ariño, el de Manzanera o el de Vilas del Turbón.

Panticosa anuncia el adelanto de su apertura al 10 de julio

Hace apenas unos días, el balneario de Panticosa anunciaba el adelanto de la fecha de apertura que, en un principio iba a ser el 17 de julio. Finalmente, será el próximo día 10, motivado por el incremento de las reservas observado en las últimas semanas.

Desde su cierre forzoso por el estado de alarma, se ha estado trabajando para adaptar las instalaciones a la nueva situación y garantizar la seguridad de clientes y empleados en la reanudación del servicio.

Entre otras medidas, se ha formado a la plantilla con protocolos especiales y se tomará su temperatura corporal antes de cada jornada laboral. Además, aunque se entiende que este tipo de centros son propensos al espacio, la tranquilidad y la dispersión, en las pautas de seguridad establecidas se recuerda la necesidad de mantener la distancia y ser respetuosos.

Se reactivan también las opciones de acceso a la zona de aguas sin disponer de alojamiento en los hoteles del complejo, así como el resto de actividades complementarias al termalismo, como la animación infantil y las actividades familiares y de naturaleza.

Siguiendo en el Pirineo, el balneario Vilas del Turbón es otra de las alternativas de turismo termal de la provincia de Huesca. Situado en la comarca de la Ribagorza, en el municipio del mismo nombre, este complejo, cuya apertura estaba prevista para mediados de julio, finalmente reanudará sus servicios en agosto. Según indican desde el balneario, las reservas se han ido animando de forma moderada y para su apertura se va a esperar a que la situación esté “más asentada”.

Desde Las Vilas del Turbón y para completar la estancia en el balneario, se pueden visitar los cercanos municipios de Roda de Isábena, recientemente incluido en la lista de ‘Pueblos más bonitos de España’,Aínsa, que también ostenta este título, o Benasque. Para quienes prefieran la naturaleza y el turismo activo, conocer el parque de Posets-Maladeta o practicar senderismo o descenso de barrancos son otras alternativas.

El de Panticosa y el de Vilas del Turbón serán, al menos este verano, los dos únicos balnearios donde poder disfrutar de las aguas termales del Pirineo. Y es que, como ya se auguraba a principios de junio, la reapertura de los Baños de Benasque con las nuevas medidas de seguridad necesarias era prácticamente imposible por la inviabilidad económica que supondría para el Ayuntamiento. Según ha confirmado el alcalde de la localidad, José Ignacio Abadías, finalmente el complejo no se abrirá este verano. “Se está trabajando para poder reactivarlo pero no tenemos ninguna previsión de fechas”, añade.

El lago termal de Termas Pallarés, único en Europa cuyas aguas se mantienen a 28ºC de temperatura y se renuevan cada 32 horas.
El lago termal de Termas Pallarés.
Heraldo.es

El balneario de La Virgen, en Jaraba, el primero en abrir

El primero en recuperar la actividad tras el cierre forzoso de marzo fue el balneario de la Virgen, en la localidad de Jaraba, donde se presta servicio desde el 26 de junio, hace apenas una semana. Con un protocolo de seguridad anticovid ampliamente explicado en su página web, las aguas termales de este espacio próximo al Monasterio de Piedra ya han recibido a los primeros huéspedes.

Situado en el fondo del cañón del río Mesa, la proximidad del balneario de La Virgen con el citado espacio natural y monasterio, a apenas 20 minutos en coche desde Jaraba, sugiere un buen plan de fin de semana.

Lo mismo sucede con el vecino balneario Sicilia, localizado en este mismo municipio de la comarca de Calatayud. No obstante, por el momento, no se tiene fecha confirmada de apertura, pendientes de cómo evoluciona la situación y también de si se reactivan los programas del Imserso. “La idea es abrir este verano pero queremos hacerlo con seguridad”, explican desde el complejo. Además, apuntan que, aunque se reciben llamadas, son más para pedir información que para reservar.

Muy próximo a estos espacios se localiza el balneario Alhama de Aragón, uno de los dos centros termales de la localidad del mismo nombre. Sus puertas se abren al público este viernes, 3 de julio, con una oferta de reapertura y descuentos extra para el personal sanitario.

El manantial del Moro y el de la Mora, ambos del siglo XI, destacan entre las aguas termales de este complejo de cuyas propiedades terapéuticas ya se beneficiaron, miles de años atrás, las tropas del Cid.

Las mismas aguas surten en el balneario Termas de Pallarés, también en Alhama, desde donde no se ha confirmado todavía la fecha de apertura, aunque indican que se está trabajando en ello con el diseño de un plan de acción y el protocolo de seguridad oportuno.

Sin dejar esta zona de la ibérica aragonesa, el balneario de Paracuellos de Jiloca, en la localidad del mismo nombre, es otra alternativa de turismo termal por la que ya se puede optar. Las instalaciones han abierto esta semana, coincidiendo con el arranque del mes de julio. Las reservas que se habían ido registrando, especialmente para los fines de semana, han dado pie a la reapertura con todos los servicios habituales acondicionados para su uso seguro.

La amplitud de sus instalaciones, con 2.500 metros cuadrados de centro termal y 60.000 de parque, junto con la reducida capacidad del hotel, con solo 70 plazas, auguran una estancia tranquila a orillas del río Jiloca.

Vista área del complejo termal del balneario de Ariño, en plena Cuenca Minera turolense.
Vista área del complejo termal del balneario de Ariño 
HA

La apertura de Ariño se retrasa a finales de mes

Para disfrutar de las aguas termales de la provincia de Teruel habrá que esperar, al menos, hasta el 25 de julio. Es la fecha prevista de apertura del balneario de Ariño, en la localidad del mismo nombre. En principio se contemplaba la reanudación del servicio una semana antes, para el día 18, pero, finalmente, “se va a dar un poco más de margen”, informan desde el balneario.

Como parte del protocolo de seguridad, el tiempo de uso del centro termal, al que se puede acceder sin estar alojado en el hotel, se reducirá de los 85 minutos habituales a 60. También variará el aforo máximo permitido, que pasa de 45 a 20 personas.

Sin dejar la provincia de Teruel pero viajando desde la Sierra de Arcos hasta la de Javalambre, el balneario El Paraíso, en la localidad de Manzanera, anuncia su apertura para el 1 de agosto. Pendientes de cómo evolucionan los acontecimientos y con especial cautela ante los posibles rebrotes, este centro termal ya tiene todo preparado para recibir a sus clientes con las máximas garantías de seguridad.

Su nombre es toda una declaración de intenciones y no miente en sus pretensiones. El Paraíso de Manzanera está rodeado por la frondosidad de los bosques de pinos y sabinares característicos de la sierra de Javalambre con un encanto que radica en haber sabido mantener la esencia de los centros termales más antiguos.

Apúntate a la newsletter de turismo y recibe en tu correo una selección de propuestas para viajar y descubrir la comunidad aragonesa. 

Etiquetas
Comentarios