Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Sanidad

Médicos para morir

Cerca de 2.000 pacientes recibieron en 2013 cuidados paliativos en sus domicilios.

P. Berné. Zaragoza 02/02/2015 a las 06:00
15 Comentarios
Emilio González, el presidente de la Sociedad Aragonesa de Cuidados Paliativos; Isidoro González, médico del equipo del sector III; Pilar Torrubia, facultativa del grupo del sector II y Rosabel Villares, enfermera del ESAD III.Aránzazu Navarro

Un total de 1.800 pacientes de la sanidad aragonesa recibieron en 2013 cuidados paliativos en sus domicilios por parte de los Equipos de Soporte de Atención Domiciliaria (ESAD), según los últimos datos recogidos por la Sociedad Aragonesa de Cuidados Paliativos (Curisar). 

Así, según informa el doctor Emilio González, presidente de esta entidad, solo en el Hospital San Juan de Dios de Zaragoza -centro de referencia en Aragón- se atendieron 500 casos nuevos en 2013

Los profesionales sanitarios que trabajan con este tipo de pacientes no solo intentan controlar el dolor físico, psicológico y espiritual de los enfermos, sino también el de los propios familiares. "La terapia emocional es fundamental en estos casos porque muchos de ellos son pacientes jóvenes con hijos que necesitan que haya un pacto emocional muy fuerte por nuestra parte", explica González, responsable del área de cuidados paliativos del Hospital San Juan de Dios de Zaragoza, que cuenta con un equipo de 20 profesionales.

Desde que se empezara el abordaje de este tipo de casos en Aragón, hace 24 años, González asegura que las cosas han cambiado mucho. Por una parte, gracias al plan especial de cuidados paliativos que la Comunidad aragonesa puso en marcha a finales de 2008 -y cuya cobertura, sin embargo, se ha "ralentizado" con la crisis económica-; pero también gracias a la ayuda de la iniciativa privada, que aporta un "importante complemento a la atención paliativa y psicológica" de los enfermos.

Así, tanto en la unidad del San Juan de Dios como en el hospital San José de Huesca y el Sagrado Corazón de Teruel se organizan grupos de desahogo para pacientes y familiares y se cuida también en ambos la atención al duelo. "Para nosotros, el familiar es tan relevante como el enfermo porque hay mucho sufrimiento familiar detrás de estos casos", reconoce este especialista.


"Es necesario que se reconozca una especialidad médica"

Pese a todos los avances, desde Curisar reconocen que todavía hay algunos "handicaps" que enfrentan quienes trabajan en este ámbito. Uno de ellos es el hecho de que en España no exista una especialidad médica reconocida como tal, a diferencia de países como Canadá o el Reino Unido. 

No obstante, Aragón y, en concreto, la Universidad de Zaragoza puede presumir de ser "una de las ocho facultades de Medicina -de las 54 que hay en España- que cuentan con una asignatura optativa de Cuidados Paliativos", lo que supone un "tesoro" importante para médicos y jefes de servicio.

Así pues, la formación en este terreno -reivindica González- debe empezar desde que se es alumno. "Por duro que suene, pacientes se van a morir siempre y hay momentos en los que ya no puedes curar. Por eso, es importante instruir en el manejo de estos casos para garantizar el máximo bienestar de estas personas sin entender su muerte -en medicina- como un fracaso", concluye este doctor.

Ir al suplemento de salud.


  • Marian07/02/15 21:34
    En zaragoza no ayudan en nada. Una visita y solucionado, un año por los pasillos de urgencias del clínico y oyendo x parte de un médico q lo trato muchos años " ahora ya no eres de interés médico",,,, ayudar a morir? En zaragoza desde luego no, supongo q será x los recortes. Era una persona joven q su último año lucho cn valentía y gracias a dios q no se ha enterado q existe un Tito para la hepatitis pero q le dejaron morir porque España tiene muchos chorizos q no han dejado dinero para la sanidad........
  • Laura03/02/15 08:55
    El trabajo de estos médicos de cuidados paliativos, si está bien hecho, es muy importante para el enfermo y las familias, pero os aseguro que más importante para las familias es tener la tranquilidad de que nuestros seres queridos, cuando no queda otra opción y nos tienen que dejar, que nos dejen sin sufrir. Esto a día de hoy no existe, hay que legalizar la EUTANASIA en determinados casos, los pacientes terminales y sus familias lo agradecerían. Muchos de los que ya hemos tenido que pasar por ello luchamos porque otras personas, en un futuro no muy lejano, no tengan que pasar por lo mismo.
  • Pilar02/02/15 23:06
    Mi padre falleció en 2004 y el trato recibido por ESAD fue fantástico. Tanto el que recibió mi padre como el apoyo a mi madre. Mil gracias. Son momentos muy duros, pero gracias a ellos sentimos que teníamos un apoyo, sobretodo mi madre. Repito, muchas gracias.
  • Mari Carmen02/02/15 22:20
    Hola,solamente queria comentar que mi madre fallecio hace ahora cuatro meses en un pueblecito muy pequeño de la provincia de Huesca.Estare eternamente agradecida a los medicos que la atendieron,tanto medicos de familia,medicos del hospital de Barbastro y por supuesto a este servicio.Muchisimas gracias.
  • A MARIA ORTEGA02/02/15 20:46
    Ha descrito lo que pasamos en 2004 con mi suegra. Todo, todo, fue tal como Vd. lo cuenta. Ayuda al enfermo y a la familia? NINGUNA. Hablo del Hospital Miguel Servet. Tan mal recuerdo tenemos que no hemos ido ni a visitar a ningún conocido ingresado. Pensar que vamos a pasar por lo mismo en cualquier momento nos pone los pelos de punta. Recordar esa habitación, solos, sin ningún apoyo.....Me alegro por las personas que hayan tenido esa ayuda, nuestra familia no.
  • Fredik3302/02/15 20:22
    Mi madre fue una de las pacientes a las que ayudaron en 2013, se marchó con 56 años. Muchas gracias a todas las personas que trabajan para hacernos este trago tan duro más fácil. Muchas muchas gracias
  • atónita02/02/15 16:50
    Los profesionales (médicos y ATS/DUE) son excepcionales. Cualquier médico, como yo, obtenemos gratificación moral por hacer un diagnóstico temprano y certero. Pero éstos del ESAD se dedican a hacer mas llevadera la muerte de un ser querido. No tienen precio. Y ESTAN SOBRESATURADOS. Mi admiración y respeto, como profesional y como posible futura paciente.
  • carmen02/02/15 16:37
    Afortunadamente, son mucho más que "médicos para morir". Son un equipo de profesionales que ven más allá de la enfermedad; ven al paciente como una PERSONA enferma, y tratan de mejorar su calidad de vida, de acompañar al paciente y su familia a lo largo de todo el proceso, y de facilitar que el momento de la muerte sea lo más sereno y digno posible. Ojalá el papel de los cuidados paliativos sea más cada vez más  valorado, y se destinen más medios y recursos para que todos los pacientes  que lo necesiten puedan recibir la mejor atención. Aragon es una de las pocas comunidades  (si no la única) que no tiene Unidad de Cuidados Paliativos en ningún hospital del sistema público.
  • María Ortega Carro02/02/15 15:53
    El servicio sería buenísimo si actuara con los medios humanos adecuados.Pero desde luego tal y como esta no se puede considerar ni siquiera un servicio,por lo menos en Zaragoza.Y lo digo por un caso reciente,mi suegra falleció la semana pasada.La atención de los medicos escasa y de poca calidad para el caso a tratar,eso en domicilio.En el hospital la atención muy poco humana para  casos de personas que están al final de su vida.Mucha palabra bonita  a la llegada pero luego al paciente lo meten en una habitación a esperar la muerte.Gran de decepción....
  • Francisco02/02/15 15:27
    Creo que Medicos para morir no es ni el titular más acertado ni el más realista. Médicos por una calidad de vida sería lo suyo. Un saludo
Ver más comentarios


Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo