Sociedad
Suscríbete

Isabel Pantoja y Kiko Rivera, el reencuentro más triste tras la muerte de doña Ana

El hijo de la tonadillera ha decidido no volver a La Graciosa, la isla canaria donde este viernes se casa su prima, Anabel Pantoja.

Doña Ana, abrazada con su nieto Kiko
Doña Ana, abrazada con su nieto Kiko
Vocento

A pesar de que doña Ana llevaba años enferma, Isabel Pantoja está desolada por la pérdida de su madre, al menos eso es lo que ha trascendido en las últimas horas ya que la cantante permanece recluida en Cantora, su residencia de Medina Sidonia (Cádiz). Una triste noticia que, sin embargo, ha permitido el reencuentro entre la tonadillera y su hijo, Kiko Rivera, después de más de un año de distanciamiento. La relación entre madre e hijo se había roto y han sido muchas las ocasiones en las que el DJ ha reprochado a Isabel Pantoja su comportamiento con él respecto a la herencia de su padre, Francisco Rivera 'Paquirri'. Sin embargo, la pérdida de doña Ana ha sido clave para que Kiko decidiera aparcar las rencillas para abrazar a su madre.

Kiko, su hermana, Isa P y Anabel Pantoja dejaban la isla canaria de La Graciosa, donde estaban para la boda de Anabel, para volar a la Península a despedir a su abuela acompañados de su íntima amiga, Raquel Bollo y del hijo de esta, Manuel Cortés.

En torno a la una de la madrugada llegaban a la finca gaditana donde tuvo lugar el esperado reencuentro entre Isabel y sus dos hijos, con los que llevaba meses sin tener contacto alguno. Poco se sabe de la realidad de lo que pasó entre las paredes de Cantora. Sea como sea, parece que hubo abrazos, lágrimas, comprensión y que no hablaron de los problemas que les distancian, aunque sí se emplazaron para reunirse más adelante y darse las explicaciones necesarias para llegar a un acuerdo. En cualquier caso, ellas se quedaban en la finca a pasar la noche mientras Kiko decidía regresar a su casa de Castilleja de la Cuesta, en la provincia de Sevilla.

Sin embargo, una vez más, la polémica rodea el fallecimiento de doña Ana ya que ninguno de sus nietos recibió noticia sobre su grave estado. Es muy probable que, de haberlo sabido, ni Isa P. ni Kiko habrían viajado a Canarias para la boda de su prima. Una celebración que estuvo muy cerca de suspenderse pero que finalmente sigue adelante para este mismo viernes. En este sentido, parece que una debilitada y muy delgada Isabel Pantoja había dado sus explicaciones. Según contaba María Patiño en 'Sálvame' la tonadillera pensaba que ya no tenía hijos debido a los enfrentamientos, por lo que no hizo ninguna llamada. Respecto a Anabel, argumentó que no quiso molestar ya que su abuela preferiría que se casara y fuera feliz en lugar de que suspendiera el enlace.

Una boda que sigue acumulando problemas ya que pasadas las cuatro de la tarde un coche salía de Cantora con Anabel, Isa P. y Raquel Bollo para llevarlas de vuelta a La Graciosa. Sin embargo, no había rastro de Kiko Rivera. Y es que, finalmente, una vez en Sevilla, ha decidido quedarse y no volver a la ceremonia de su prima. Su mujer, Irene Rosales, que se había quedado en Canarias con sus dos hijas, optaba también por regresar para acompañar a su marido en este momento tan difícil, ya que estaba muy ligado a su abuela.

El fallecimiento de doña Ana puede haber limado algunas diferencias entre la familia, pero no todas, ya que son muchos los frentes abiertos en el seno de los Pantoja. De hecho, tampoco nadie avisó a Bernardo Pantoja, hijo de doña Ana y padre de Anabel. El sevillano decidió acudir al tanatorio de Jerez, donde incineraron a su madre, para despedirse de ella. Allí acudió también Agustín Pantoja, que acompañó al coche fúnebre desde la finca hasta la ciudad gaditana para después recoger las cenizas y regresar a Cantora.

Tampoco se produjo el encuentro entre Agustín Pantoja y sus sobrinos ya que, según algunas informaciones, tanto él como su hermano Juan prefirieron quedarse en otra habitación y por si fuera poco, Bernardo habría reprochado a su hija Anabel que fuera a abrazar a su tía pero no a él.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión