Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

EFEMÉRIDE

Así fue la boda de ‘Pocholo’ y Sonsoles Suárez en el Monasterio de Piedra

El carismático José María Martínez-Bordiu y Bassó -más conocido como Pocholo- y la hija menor de Adolfo Suárez eligieron el impresionante enclave zaragozano para darse el ‘sí, quiero’ en septiembre de 1992. Casi 30 años después recordamos cómo fue el enlace-el más notorio que ha albergado el recinto -al que, como no podía ser de otra forma, acudió todo el famoseo de la época.

Así fue la boda de ‘Pocholo’ y Sonsoles Suárez en el Monasterio de Piedra
Así fue la boda de ‘Pocholo’ y Sonsoles Suárez en el Monasterio de Piedra
Maite Fernández

La belleza y romanticismo del Monasterio de Piedra, un lugar único en Europa, tanto por el cenobio del siglo XIII, como por el Parque y sus magníficas cascadas, hace que sea el lugar elegido por muchas parejas de novios para celebrar su enlace. Las bodas civiles se celebran en el exterior, con parajes como la Cascada Caprichosa como telón de fondo; mientras las católicas suelen ser oficiadas en la antigua Iglesia a cielo descubierto. Allí se dieron el ‘sí quiero’ el 12 de septiembre de 1992 José María Martínez-Bordiú y Bassó - hijo de los barones de Gotor y sobrino de los marqueses de Villaverde-, más conocido como Pocholo Martínez-Bordiú, y Sonsóles Suárez, la hija menor del expresidente Adolfo Suárez. Una boda que, como no podía ser de otra manera, generó una gran expectación y reunió a lo más granado de la aristocracia, política y jet-set española.

“Exministros, empresarios, condes, duques, barones y frecuentadores de la noche madrileña esperaban en la plaza del monasterio la salida del cortejo nupcial. El resto de los 650 invitados aguardaban en la explanada, tras desfilar desde el hotel hasta la iglesia, haciendo las delicias de las decenas de turistas que visitaban el parque como un sábado cualquiera”, reza la crónica del HERALDO del 13 de septiembre de 1992, fecha posterior a tan singular boda.

Crónica publicada en las páginas de HERALDO al día siguiente del enlace.
Crónica publicada en las páginas de HERALDO al día siguiente del enlace.

El motivo por el que Pocholo y Sonsoles Suárez escogieron este idílico paraje zaragozano para casarse residió en la amistad que les unía -y les une- a los Muntadas, familia que siempre ha estado relacionada con las altas esferas. De ahí que el Monasterio de Piedra haya acogido numerosos enlaces de corte glamuroso (abogados, empresarios, toreros…).

“Pocos minutos después de las ocho de la tarde, Sonsóles Suárez Illana salía por el claustro del Monasterio de Piedra del brazo de su padre y padrino, camino de la pequeña iglesia del cenobio. La novia, como correspondía, estaba radiante. Vestía un traje con todo el talle bordado con pedrería que había sido diseñado por su nueva cuñada, Cuca Martínez-Bordiú y llevaba la melena suelta”, describía HERALDO en sus páginas.

Así fue la boda de ‘Pocholo’ y Sonsoles Suárez en el Monasterio de Piedra
Sonsoles Suárez del brazo de su padre, el expresidente Adolfo Suárez
Maite Fernández

Y allí estaba toda la prensa del corazón. “Adolfo Suárez, que como padre de la novia gastaba los nervios propios del caso, tuvo la gentileza bajar de la habitación del hotel dos horas antes del enlace para dar algunas explicaciones a los periodistas desplazados hasta allí”.

El enlace apenas pudo ser seguido en directo por unas decenas de invitados, dado el pequeño tamaño de la iglesia. “Además de algunos hermanos de los contrayentes -Adolfo, Javier y Laura por parte de la novia y Alfonso, Alejo, Cuca y Clotilde por la del novio- estamparon su firma Gonzalo de Borbón, Luis Alfonso de Borbón, Bibí de Samaranch -en representación de su marido-, Andrés y Tomás Martínez Bordiú -conde de Morata y barón de Illueca, respectivamente y tíos del novio-, la actriz Maribel Verdú y otros habituales de la noche madrileña, amigos de los novios.

Entre los invitados pertenecientes a la clase política que protagonizó la transición española se pudo ver al general Manuel Gutiérrez Mellado y su esposa, Fernando Abril Martorell, Jaime García Añoveros, José Antonio García Díez, Alfonso Osorio, Leopoldo Calvo Sotelo y Landelino Lavilla. Asimismo, estaban algunos de los hombres que han acompañado a Suárez en la dura travesía del CDS como Rafael Calvo Ortega, José Ramón Caso y Raúl Morodo, así como la viuda de Agustín Rodríguez Sahagún.

También asistieron hombres del mundo de la comunicación como Jesús de Polanco y su esposa, M Luz Barreiros; Juan Luis Cebrián y su mujer, la periodista turolense Teresa Aranda, y Rafael Ansón y señora.

Por parte del novio, acudió la larga familia Martínez-Bordiú, aunque no sus miembros más significados. Aunque no se vio al marqués de Villaverde, allí estaba la duquesa de Franco, quien accedió a la iglesia junto a sus cuñados, Tomás y Andrés, ostentadores junto al padre del novio, José María, de varios títulos nobiliarios de rancia estirpe aragonesa”. Tampoco faltaron Arancha y Jaime Martínez-Bordiú Franco. Y aunque se esperaba a Carmen Rossi, sólo acudió su hijo Luis Alfonso.

Así fue la boda de ‘Pocholo’ y Sonsoles Suárez en el Monasterio de Piedra
‘Pocholo’' Martínez Bordiu a su llegada el día de su boda en el Monasterio de Piedra
Maite Fernández

El menú preparado para el evento consistió en ensalada de bogavante al aceite virgen, pintada rellena con salsa de trufas y sopa de pistachos y frutas, lo que fue seguido de la tradicional tarta nupcial.

La celebración del enlace, cuyo elevado número de invitados hizo que varios hostales de la ruta del Piedra vieran aumentada su demanda, fue valorada por el alcalde de Nuévalos en aquel momento, Manuel Esplugas, como muy positiva.

El matrimonio entre Pocholo Martínez-Bordiú y Sonsóles Suárez duró dos años y según desveló el propio Pocholo en una entrevista hace algunos años "Sonsoles Suárez ha sido y será la mujer de mi vida. Me hubiera gustado tener hijos con ella".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión