Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

día mundial sin tabaco

"Lo razonable sería que la prohibición de fumar en las terrazas permaneciera"

Isabel Nerín avisa de que estar cerca de una persona fumadora "aumentaría el riesgo" a un posible contagio si esta fuera positiva en covid. Este lunes se celebra el Día Mundial Sin Tabaco.

Una mujer fumando en una calle de Zaragoza
Una mujer fumando en una calle de Zaragoza, en una imagen de archivo.
Toni Galán

La pandemia del coronavirus ha llevado a muchos españoles a adoptar estilos de vida más saludables, entre ellos dejar de fumar. Tal y como recuerda Isabel Nerín, directora de la Cátedra SEMG de Estilos de Vida y Promoción de la Salud de la Universidad de Zaragoza, recientemente una encuesta a nivel nacional reflejaba que un 5% de los fumadores -cifra extendible a Aragón- han abandonado durante el último año hábito tan pernicioso.

"Las personas fumadoras tienen mayor riesgo de hacer formas graves de covid y no se les da la información necesaria. Además, sabemos la importancia de la presencia de los aerosoles: un fumador cuando exhala va mucho más allá del metro y medio de distancia de seguridad. Hay estudios que dicen que debería de establecerse una distancia de 10 metros con las personas fumadoras", alerta esta experta en tabaquismo con motivo del Día Mundial sin Tabaco, que se celebra este lunes.

De ahí que Nerín advierta de que estar cerca de una persona fumadora "aumentaría el riesgo" a un posible contagio si esta fuera positiva en covid. "Este es el meollo de la cuestión. Además, ya era una situación de riesgo antes: la exposición pasiva al humo de tabaco aumenta la amenaza de determinadas enfermedades", dice.

A raíz de la irrupción del virus, los colectivos médicos creen que es el momento de legislar espacios abiertos libres de humo. El pasado jueves, la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria hacía público el sondeo de la 'Semana sin Humo 2021' en el que pulsaba la opinión de fumadores, exfumadores y no fumadores sobre un posible veto a fumar en terrazas. Este reveló que el 38 % de los fumadores aceptaría la prohibición ante la evidencia de que la covid se transmite por aerosoles.

La directora de la Cátedra SEMG de Estilos de Vida de Unizar es partidaria de extender esa prohibición más allá de la pandemia. "Es una medida que mejora la salud de la población y ya instaurada, a propósito de la covid, lo razonable sería que permaneciera. España tiene una situación de hostelería muy peculiar: hay muchos establecimientos y muchas terrazas. No hay más que pasearse por la calle y ver cómo están las terrazas de juntas", indica esta doctora en Medicina, que insiste en que si las medidas adoptadas benefician a la salud "no hay ninguna razón para dar pasos atrás".

Medio ambiente y sostenibilidad

La de las terrazas no es la única actuación contra los humos; en muchas playas de nuestro país también está vetado fumar (mucho antes de la covid). Para Nerín, dicha prohibición también está relacionada con la contaminación ambiental. "Las colillas permanecen en el suelo durante mucho tiempo", explica, subrayando la importancia de cuidar del medio ambiente y apostar por la sostenibilidad.

Al mismo tiempo, considera que no dejar fumar en la calle tiene su "razón de ser" porque muchas veces una persona fumadora te invade con el humo exhalado. "Dada la situación de covid, que no sabemos muy bien qué va a ocurrir en un futuro -en el sentido de que la vacunación disminuye la posibilidad de hacer una situación grave, pero no frena el contagio ni la transmisión- deberíamos de mantener las medidas de prevención que sabemos que funcionan", repite.

El consumo de tabaco es el responsable del 33% de los tumores y del 22% de las muertes por cáncer, según informa la Sociedad Española de Oncología Médica, que insiste en la prevención (entre el 30%- 50% de los tumores son evitables). Y de acuerdo con los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 1.100 millones de personas consumen tabaco y más de 8 millones fallecen en el mundo por esta causa.

Nerín recuerda que la nicotina es una sustancia muy adictiva y advierte de que las personas que empiecen a fumar posiblemente desarrollen un patrón de adicción y se conviertan en consumidores "por años". "Todo el mundo conoce a fumadores en su entorno y saben que la mayor parte se han hecho en la adolescencia. Es cierto que una persona no se convierte en adicta de la noche a la mañana, pero el patrón es este: experimentador, consumidor ocasional y habitual. Y también depende de la permisibilidad y la disponibilidad del producto", detalla.

Los jóvenes, objetivo de las tabacaleras

Asimismo, la experta en tabaquismo señala que los jóvenes son una población "diana" de la industria tabaquera. "Están siendo bombardeados para utilizar dispositivos del tabaco calentado y los cigarrillos electrónicos, que en nuestro país están en un limbo legislativo y son perjudiciales para la salud", alerta.

En este punto, Nerín subraya que las soluciones están en el tejado de la salud pública. "La OMS tiene muy bien establecido que la industria del tabaco es el problema; nunca puede ser parte de la solución. Lo que quiere es generar beneficios con el consumo de sus productos y lo que está haciendo es diversificarlos", apunta.

Además, opina que desde 2010 España ha hecho "muy poco" en relación a la prevención del tabaquismo y pone como ejemplo actuaciones en países vecinos como Francia, donde el etiquetado de las cajetillas de tabaco es neutro. "Es una medida recomendada para disminuir el consumo de tabaco en la población. Están todas en el mismo color y el espacio para la marca es muy limitado. En cambio, en nuestro país la cajetilla es el soporte para el márquetin de la industria tabaquera", critica.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión