Despliega el menú
Sociedad

Una zaragozana pide ayuda para encontrar su mochila con su trabajo fin de grado

Belén Bolea perdió su mochila en Barcelona, ciudad en la que estudia, el pasado 18 de diciembre. Twitter se ha volcado con la joven y sus publicaciones acumulan más de 25.000 compartidos.

Una zaragozana pide ayuda en Twitter para encontrar su mochila con su trabajo fin de grado
Mensaje publicado por la joven en Twitter.

“La pasada noche del 18 de diciembre me subí a un Cabify desde Calvet hasta Vía Agusta y luego regresé a mi casa en un intervalo de 20 minutos. Al bajarme del Cabify me di cuenta de que me faltaba la mochila”. Con este mensaje, Belén Bolea, una zaragozana de 21 de años estudiante en Barcelona, inauguraba su cuenta de Twitter el pasado 26 de diciembre. La joven decidía abrir un perfil en esta red social para explicar lo ocurrido, ya que está desesperada por recuperar su mochila.

Dentro de ella, "tenía mi cartera, mis plumas de escribir, el collar de mi cumpleaños pero lo más importante (no por su valor económico, sino por su valor personal), mi ordenador con toda mi carrera universitaria", explica desesperada la joven estudiante de Derecho y ADE, ya que la mochila contiene, además, su trabajo de final de grado "que debo entregar el 1 de enero para acabar la carrera.

Tras darse cuenta de que la había perdido, Belén se puso en contacto con Cabify, si bien le dijeron que no la habían encontrado. También volvió al banco en el que paró a atarse las zapatillas de camino a casa (zona de Ganduxer, antes de llegar a Vía Agusta) sospechando que se la podría haber dejado olvidada allí pero tampoco estaba.

"Por favor, ruego su ayuda, estoy muy triste", confiesa la joven, que confía en el poder de las redes sociales para encontrarla. De momento, en Twitter los usuarios se han volcado con la zaragozana (sus publicaciones acumulan más de 25.000 compartidos y 13.000 ‘me gustas’) y han sido muchos los que se han puesto en contacto para darle consejo, tal y como cuenta a Heraldo.

El caso de Belén se suma al de otros aragoneses que han recurrido a las redes sociales para encontrar algo olvidado. Entre las últimas historias que hemos conocido, la del fotógrafo oscense Ramón Ferrer, que echó mano de Facebook tras haber "olvidado en el suelo en una calle de Jaca" su mochila de esquí de travesía. La de Ramón tuvo final feliz, ya que consiguió recuperarla. Esperamos que Belén tenga la misma suerte.

Etiquetas
Comentarios