Despliega el menú
Sociedad

India, la quinta hija de Borja Thyssen y Blanca Cuesta

La familia aprovechó las fiestas de Navidad para presentar a la recién nacida a su abuela Tita Cervera.

Blanca Cuesta y Borja Thyssen, en una imagen de archivo.
Blanca Cuesta y Borja Thyssen, en una imagen de archivo.
Vocento

El mismo secreto que ha caracterizado el embarazo se ha impuesto en el nacimiento. Borja Thyssen (40 años) y Blanca Cuesta (45) dieron la bienvenida hace unos días a su quinta hija en común, a la que han puesto de nombre India. Y la familia, incluida la abuela Tita Cervera, ha aprovechado las fiestas navideñas para conocer a la pequeña, que todo indica vino al mundo coincidiendo con el aniversario de su madre (18 de diciembre).

El bebé es un regalo de Reyes adelantado para Sacha, de doce años; Eric, de diez; Enzo, de ocho y la que hasta el momento era la única niña de la casa, Kala, de seis. Fue la madre de Blanca quien, cuando saltaron las alarmas por la noticia de un nuevo embarazo de la artista plástica, confirmó que se trataba de una niña, la segunda para la pareja. Una auténtica sorpresa, porque nada hacía indicar que la incipiente barriguita que algunos apreciaban en las imágenes tomadas en Formentera este verano -la última aparición pública del matrimonio- se debiera a la llegada de un nuevo bebé. Y eso pese a que en algunas de las instantáneas Borja se mostrara acariciando tiernamente la tripa de su mujer. Solo la familia y sus amigos más cercanos conocían en ese momento el avanzado estado de gestación de Blanca.

La pequeña vino al mundo por parto natural, como sus hermanos, y todo transcurrió sin complicaciones. De hecho, según adelanta la revista 'Semana', a los pocos días ya estaban de regreso a casa, de forma que la baronesa Thyssen pudo conocer el día de Navidad al nuevo miembro de la familia. 

Una alegría para sobrellevar en estas fiestas el sentimiento de pérdida por la desaparición de Manuel Segura, padre biológico de Borja y que falleció a finales de junio. La forma en la que han gestionado este embarazo y nacimiento confirman la discreción con la que el matrimonio lleva ahora su vida, alejada del foco mediático y separada por motivos fiscales. De hecho, Blanca y los niños residen en una lujosa urbanización a las afueras de Madrid, mientras que Borja continua en Andorra, el domicilio que acreditó cuando fue absuelto de delito fiscal al tributar allí los beneficios obtenidos por la venta de exclusivas.

Etiquetas
Comentarios