Despliega el menú
Ocio y Cultura

Cuenta atrás para cerrar la guerra del 'Mata Mua' que libran la baronesa Thyssen y Cultura

Carmen Cervera y Rodríguez Uribes se conceden otra prórroga de un mes para lograr un acuerdo sobre el alquiler de la colección.

Mata Mua
Detalle del 'Mata Mua' de Gauguin
Museo Reina Sofía

El 31 de enero es el día D para resolver el enquistado conflicto del 'Mata Mua', el valioso cuadro de Gauguin que Carmen Cervera retiró de su colección del museo Thyssen y que el Ministerio de Culturaespera recuperar alcanzando un acuerdo sobre el alquiler de la colección de la aristócrata. Los abogados de ambas partes aún negocian, pero José Manuel Rodríguez Uribes, ministro de Cultura, avanzó el martes un límite de cuatro semanas.

Es la enésima prórroga en la incruenta 'guerra' que debía resolverse antes del 31 de diciembre. Para lograr el entendimiento no habrá "líneas rojas", según Uribes, que analiza "distintos escenarios". "No es lo mismo que en la colección esté o no el 'Mata Mua'", admite el ministro, que habla de "una nueva valoración de la colección".

El préstamo gratuito de los cuadros de la baronesa se firmó en 2002 por diez años. A su conclusión no hubo acuerdo sobre su continuidad. Tita Cervera pide una compensación por ceder las 429 obras de su colección que valora en 1.000 millones de euros, cifra que el Estado deja en 425 millones. Nada tiene que ver con la colección que España compró a su marido en 1993, 800 obras que costaron 42.000 millones de pesetas.

La baronesa reclamó al antecesor de Uribes, José Guirao, 8,3 millones de euros anuales por el alquiler de la colección, dejando fuera del acuerdo el 'Mata Mua' y otras dos obras. Guirao le ofreció 7 millones durante 15 años, siempre que el legendario 'gauguin' permaneciera en la colección. "Hay que ver cuánto puede dar el Estado", dice ahora Uribes, que incide en que con la pandemia, la situación no es la de 2019, cuando se rozó el acuerdo que espera lograr ahora y que "podría incorporar obras del siglo XXI".

La baronesa sacó en junio la joya de su colección. Dijo que no piensa venderlo, pero podría hacerlo, ya que tiene la licencia de exportación. En subasta obtendría entre 80 y 100 millones de euros.

En la decimoquinta prórroga del la cesión, en diciembre de 2019 la baronesa, excluyó de la colección otras tres obras más: 'El puente de Charing Cross', de Monet; 'Caballos de carreras en un paisaje', de Degas, y 'El Martha McKeen en Wellfleet' de Hopper, los tres hoy fuera de España. La baronesa dijo entonces que no preveía "subastarlos", pero amagó con "vender alguno", como hizo con 'La esclusa' de Constable, que vendió en 2012 por 28 millones acuciada, dijo, por la falta de liquidez.

Etiquetas
Comentarios