Despliega el menú
Sociedad

dibujo y creatividad

¿Sabes por qué 'serpiente' empieza por la letra 's'?

Unos primeros trazos pueden convertirse en cualquier ser u objeto que nos imaginemos. Probemos con el abecedario, ¿cuántos animales podrían salir?

Niños pintando animales a partir de letras.
Niños pintando animales a partir de letras.

Toda actividad que requiera de lápiz, papel y pinturas suele convertirse en un atractivo entretenimiento para los más pequeños de la casa y, por tanto, en una gran idea para el ocio familiar. Máxime cuando se trata de echar a volar la imaginación para reproducir seres fantásticos y divertidos.

Eso es precisamente lo que se puede hacer partiendo de unos trazos básicos como los que representan las letras. Si se toma como referencia el abecedario, es posible llegar a reproducir un sinfín de formas... ¡probemos a dibujar animales!

Lo más recomendable es pensar en mayúsculas o minúsculas que sugieran parte de la silueta o de la cabeza de alguna criatura. A partir de ahí, se le puede añadir lo que haga falta para completar su figura: patas, pelo, cara, rabo, plumas, pico, caparazón, dientes... son muchas las especies que integran la fauna.

Como siempre, internet también puede ser fuente de inspiración para arrancar con la actividad, pues hay muchos tutoriales para enseñar a dibujar animales a partir de letras. A continuación, unos ejemplos para los que se animen a darle vida al abecedario y, quién sabe, quizá hay obras dignas de enmarcarse y de colgarse en la puerta de la habitación y que ayuden a personalizarla: la J de Jorge, la S de Sandra o la O de Olivia... 

Letras con forma de animales: La S
1

Ssssshhhh... llega la serpiente

Un ejercicio muy fácil para empezar. Solo con trazar una ese doble, ya está la serpiente dibujada. A continuación, solo habrá que añadirle la cabeza y colorearla al gusto. También se le puede añadir su característica lengua bífida.

Letra convertida en animal; la J
2

Una medusa jotera

Con una jota mayúscula tendremos la base de la cabeza de la medusa y uno de sus tentáculos. A partir de ahí, habrá que completar el dibujo para ponerle cara a este ser marino y añadirle el resto de sus extremidades.

Letra convertida en animal; la V
3

Una 'V' inquietante

Un murciélago cabeza abajo es lo que puede representar la 'V 'mayúscula. Los ojos rojos y unos pequeños colmillos aportarán más credibilidad al dibujo, que tiene en sus alas negras el principal rasgo distintivo.

Letras con forma de animales: La T
4

Con la 'T' de tortuga

La 'T' mayúscula marca el centro del caparazón de la tortuga y la línea superior. Con imaginación se puede seguir el trazo y añadirle la cabeza y las patas para que el dibujo haga referencia a uno de los reptiles más emblemáticos.

Letras con forma de animales: La O
0

La 'O', la letra más agradecida

¿Cuántos insectos habrá con forma redonda para recrearlos a través de una 'O' mayúscula? La mariquita es uno de ellos, mucho más atractiva que la araña o el escarabajo por su llamativa tonalidad y sus típicos topos negros.

Si habéis disfrutado con esta experiencia, no dudéis en probar con otras variantes: ¿qué se os ocurre dibujar partiendo de los números?, ¿y tomando como referencia las formas geométricas? Si se os ocurren formas más abstractas, también es posible crear divertidos mandalas utilizando la simetría y los colores vivos.

Apúntate a la newsletter de planes con niños y recibe en tu correo todo tipo de ideas para entretener a los más pequeños de la casa. Consejos, manualidades, juegos, experimentos...

Etiquetas