Despliega el menú
Sociedad

aprender y conoixer l’aragonés

Aragonés medieval: una pera de la 'perera'

¿A quién no le gusta una buena pera recién cortada de la 'perera'? A los reyes de Aragón de la Edad Media les encantaban y siempre trataban de tener su despensa llena.

Los reyes enviaban a sus servidores en busca de las mejores
Los reyes enviaban a sus servidores en busca de las mejores
Freepik

¿A quién no le gusta una buena pera recién cortada de la perera? A los reyes de Aragón de la Edad Media les encantaban y siempre trataban de tener su despensa llena. Tanto era así que, frecuentemente, ordenaban a sus servidores que merodeasen por las huertas de Daroca, Calatayud o Valdejalón, donde tenían la fama de ser sabrosas y abundantes, en busca de las mejores. Os proponemos un texto en aragonés escrito a comienzos del siglo XIV, ¡hace nada menos que 700 años! En esta carta, el gobernador de Aragón explicaba que el rey le había mandado conseguirle un cargamento de peras, pero las granizadas o pedregadas habían devastado la huerta, así que no había manera de encontrar la preciada fruta en ningún sitio. Finalmente, buscó las peras pueblo por pueblo, casa por casa, y logró reunir dos canastiellos, que se enviaron a la Corte como si de oro se tratase. Como podéis imaginar, el aragonés que se escribía hace siete siglos era muy diferente del actual: muchas palabras eran distintas y la ortografía, también. Si os fijáis con atención en la carta, encontraréis muchas palabras que siguen empleándose en aragonés actual: ¿sois capaces de localizarlas?

La carta...

Al muyt hondrado et savio el notario del senyor rey:

Bien ha un mes, senyor, que Joan de Montaragón, correu de la cort, me presentó en Daroca una carta del rey en la qual me mandava que le enviás una carga de peras.

E yo tantost envié un homne mío a Calatayú e a otras partes, e como la tierra ha seida muy pedreada en est anno, specialment en Calatayú e en Daroca, ont las peras solen seer, no’n podieron trobar. Yo en he feyto demandar e, con grant enoyo, en he trobadas en un lugar vint, en otro trenta, en otros lugares quí más, quí menos. Et envío al senyor rey dos canastiellos de las ditas peras. Et perdonat-me, senyor, porque tan pocas vos en envío, que con grant treballo se han havido a percaçar.

Nuestro senyor vos dé vida et salut.

Vocabulario

Canastiellos: cestas de mimbre.

Demandar: pedir.

Enoyo: enojo, molestia, dificultad.

Hondrado: honrado.

Lugar: pueblo.

Ond: donde.

Pedrear: granizar.

Percaçar: coger, agarrar.

Perera: peral.

Seer: ser.

Tantost: pronto, inmediatamente.

Treballo: trabajo.

Trobar: encontrar.

Vint: veinte.

Dirección: Heraldo Escolar y Estudio de Filología Aragonesa. Coordinación: Fernando Romanos Hernando, profesor de la Universidad de Zaragoza. Colaboración: Guillermo Tomás Faci, historiador e investigador 

Etiquetas
Comentarios