Despliega el menú
Sociedad

tenis

La gran y discreta boda mallorquina de Rafa Nadal

El mejor tenista español de todos los tiempos se casó este sábado con su novia de toda la vida, Mery Perelló. Asistieron los Reyes eméritos y muchos compañeros del deportista.

Foto boda Nadal
Una de las fotografías difundidas por Nadal este domingo
Efe

Al igual que ha sucedido con su larga relación, la discreción fue este sábado la tónica de la boda entre el tenista español más laureado de todos los tiempos, Rafa Nadal, y su novia de toda la vida, la también mallorquina María Francisca, ‘Mery’ Perelló. Los no invitados al enlace tuvieron que esperar más de 24 horas para ver a los novios. Fue gracias a dos fotografías que difundió el tenista el día después de la celebración.

Alrededor del mediodía de este sábado, el trasiego de invitados, congregados en su mayor parte en la Academia de Rafa Nadal, situada en Manacor (localidad natal del deportista), era el único indicativo de la celebración, que tuvo lugar en Pollença, en un lugar que aseguraba esa privacidad. Se trata de Sa Fortalesa, una una edificación militar reconvertida en vivienda de lujo a principios del siglo XX, situada en la Punta Avançada, una pequeña península sobre la bahía de Pollença. La zona es inaccesible sin permiso.

Prácticamente todos los invitados accedieron allí en coches, minibuses y autocares, de manera que prácticamente solo se les pudo ver a través de las ventanillas. Es el caso del rey Juan Carlos quien, junto a su esposa, la reina Sofía, asistieron al enlace. Ambos fueron asimismo de los primeros en abandonar la fiesta, hacia las 18.30.

El tenista se da el "sí quiero" con Mary Perelló en Mallorca ante 350 invitados

Entre los invitados que pudieron verse se encontraban los tíos de Nadal, Toni (su exentrenador), Miquel Ángel (exfutbolista del FC Barcelona y la selección) y Rafa, que acudieron por la mañana a ese punto de encuentro de Manacor para ir juntos hacia la finca.

Moyà y Cerezuela

Dirigiéndose a Sa Fortalesa también se divisó al actual entrenador de Nadal y tenista mallorquín Carlos Moyà junto con su mujer, Carolina Cerezuela. Otros amigos de los contrayentes acudieron desde el hotel del puerto de Pollença donde se alojan. Fue el caso de los tenistas Marc López, Feliciano López, David Ferrer y el extenista argentino Juan Mónaco, el entrenador Francis Roig, el médico Ángel Ruiz-Cotorro y los empresarios Manuel Piñera y Richard Mille. Se desconoce el número preciso de invitados a la boda, dado que la pareja ha evitado dar ningún detalle, pero se cree que pudo rondar los 350.

Rafa Nadal se casó vestido por la firma italiana Brunello Cucinelli, mientras que la novia se decantó por los diseños de Rosa Clará, para la ceremonia y el cóctel. La diseñadora lo confirmó ayer en las en redes sociales. "Nos sentimos enormemente orgullosos por haber formado parte en un día tan especial, la boda de Mery Perelló y Rafa Nadal. Nos encantaría felicitar a la pareja por su matrimonio, ¡los mejores deseos!",aseguró la diseñadora.

Añadió que la novia "estaba espectacular" y sobre el vestido elaborado en el Atelier de Rosa Clará detalló que es "un elegante y sofisticado diseño de alta costura, de líneas puras y delicadas", con escote caja y manga larga, realizado en encaje francés, inspirado en el movimiento artístico Art Déco, compuesto por motivos gráficos y florales.

Diseño de Rosa Clará
Diseño de Rosa Clará
HA

Bordado a mano

Clará añadió que el diseño está bordado a mano, con micropedrería incrustada en el dibujo y que la falda, de línea evasé, está confeccionada en crepe de seda natural con una ligera sobrecola extraíble.

La ceremonia fue oficiada por el sacerdote Tomeu Catalá, amigo de la familia Nadal, y terminó sobre las 13.30. Catalá es una persona muy conocida en Mallorca por su colaboración en Proyecto Hombre y está muy unido al deportista por su estrecha amistad con su padre y su abuelo.

La cuestión gastronómica fue encomendada a la chef mallorquina Maca de Castro, poseedora de una estrella Michelín y tres soles Repsol, que cuenta con la colaboración de Andrés Moreno, chef del restaurante Sa Punta propiedad de la familia Nadal.

En Sa Fortalesa no faltó el toque del Tatel, el restaurante del que Nadal es socio con otras celebrities como Pau Gasol o Enrique Iglesias, pues se ubicó una barra para el cóctel de bienvenida.

Velas, faroles y guirnaldas adornaron el espectacular recinto escogido por los novios, donde parte de la música corrió a cargo de Joan Barceló, director de la Joven Orquesta de Islas Baleares.

Etiquetas
Comentarios